La Fed observa “volatilidad” en la contratación, especialmente en el sector servicios, y varias empresas han decidido despedir permanentemente a trabajadores que mantenían en plantilla.

Las empresas estadounidenses crearon una modesta cantidad de empleos el mes pasado, informó el miércoles una firma analítica, indicio de que aunque hay contrataciones apenas están incidiendo en el nivel de desempleo.

Ciudad de México, 3 de septiembre (SinEmbargo/AP/Europa Press).- Las peticiones de ayudas por desempleo, durante la última semana de agosto, en Estados Unidos alcanzó a 881 mil personas, lo que mostró una recuperación gradual del mercado laboral.

Las estimaciones de analistas alcanzaban la cifra de 950 mil peticiones, pero al información dada a conocer este jueves por el Departamento de Trabajo de EU. 

El dato de las peticiones de ayuda por desempleo continuó la tendencia que colocó al indicador hace dos semanas por debajo de los mil millónes de solicitudes, a excepción del brinco de la semana anterior, cuando alcanzaron a 1 mil 106 millones de personas.

Hasta ahora, el estimado total de las peticiones continuas cayeron a 13.3 millones, lo que representó un descenso de más de 1.2 millones de personas respecto a la semana anterior.

Ayer el Libro Beige de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos, documento que proporciona una evaluación de la economía detallada por los 12 bancos centrales regionales estadounidenses con información recopilada antes del pasado 24 de agosto, ha alertado de que algunos indicadores económicos han empeorado en las últimas semanas, lo que podría afectar al ritmo de la recuperación del país.

En concreto, aunque el banco central destaca que el gasto de los consumidores ha seguido repuntando, gracias al impacto de las ventas de vehículos, al comercio minorista y al turismo. No obstante, muchos distritos de la Fed han asegurado que se ha ralentizado el ritmo de crecimiento y que el consumo sigue en niveles por debajo de los registrados antes de la pandemia.

Asimismo, los contactos empresariales de la Fed también han informado de el ritmo de crecimiento del empleo se estaba ralentizado por la “volatilidad” en la contratación, especialmente en el sector servicios. La Fed informa de que varias empresas han decidido hacer despedir permanentemente a trabajadores que mantenían en plantilla pero con reducción parcial o total de horas de trabajo.

Las empresas consideran que la dificultad para contratar se debe a que las trabajadores tienen personas a cargo, así como a la incertidumbre del nuevo curso escolar y a los beneficios otorgados por estar en situación de desempleo.

ENCUESTA DE ADP

La firma procesadora de nóminas ADP informó el miércoles que las empresas añadieron 428 mil puestos en agosto, cifra que habría sido notable antes de la pandemia pero que ahora representa una ínfima proporción de los 12 millones de empleos que se han perdido debido a la crisis de salud.

La mayoría de los puestos creados están en las grandes corporaciones, precisó ADP. Los pequeños negocios con menos de 50 empleados añadieron 52 mil posiciones, mientras que las empresas medianas —de entre 50 y 499 trabajadores— añadieron 79 mil.

“Ante las inmensas pérdidas de empleos durante la pandemia del coronavirus, un crecimiento laboral de 400 mil puestos por mes implica que le tardará años al mercado laboral recuperarse de la crisis”, estimó Gus Faucher, economista en PNC.

Las cifras de ADP no incluyen empleados públicos y a veces discrepan con respecto a las cifras oficiales, emitidas por el Departamento de Trabajo y cuyo próximo informe se publicará el viernes. ADP modificó su cálculo de julio aumentándolo a 212 mil puestos creados, mucho menos de los 1.8 millones de puestos adicionales reportados por el gobierno.

Los economistas pronostican que el reporte del viernes reflejará la creación de 1.4 millones de empleos adicionales y una leve disminución de la tasa de desempleo, de 10.2 a 9.8 por ciento, según la empresa de análisis FactSet.

– Con información de Christopher Rugaber