La Fiscalía de Chihuahua asegura que la denuncia en contra del Senador Cruz Pérez Cuéllar está sustentada y nada tiene que ver con un asunto político. El Fiscal César Peniche detalló que el legislador morenista era una de las más de 100 personas quienes recibían dinero del erario por parte del exgobernador César Duarte a cambio de favores.

Ciudad de México, 3 de diciembre (SinEmbargo).– “La denuncia contra Gustavo Madero, el Senador Cruz Pérez Cuéllar y también de la denuncia de la Presidenta Municipal de Chihuahua, los tres por los informes que tengo de los medios, son precandidatos al Gobierno de Chihuahua. Entonces, por lógica, es un asunto político electoral”, dijo el Presidente Andrés Manuel López Obrador esta mañana en su conferencia de prensa, pero la Fiscalía estatal asegura que “no se maneja por tiempos políticos” y, en el caso del Senador de Morena Cruz Pérez Cuéllar, “hay pruebas suficientes e incluso científicas” que lo vinculan con la llamada “nómina secreta” del exgobernador César Duarte Jáquez.

“Debo hacer énfasis en que la Fiscalía General del Estado no se maneja por tiempos electorales”, explicó en entrevista telefónica el Fiscal de Chihuahua César Peniche Espejel al responder por las acusaciones del Senador morenista sobre que las investigaciones en su contra se deben a un tema político. “La investigación se basa única y exclusivamente en los hechos, y en el momento en el cual se logra tener la cantidad de pruebas suficientes para acreditar una acción penal se lleva a los tribunales. Esa es la razón por la cual las carpetas de investigación han llevado diferentes momentos”.

 El Gobernador Javier Corral Jurado es acusado por Pérez Cuéllar, por la Alcaldesa de Chihuahua María Eugenia Campos (PAN), y por el Senador morenista Ricardo Monreal de utilizar a la Fiscalía de Chihuahua para quitarle al panista Gustavo Madero contrincantes en la carrera por la gubernatura. Hoy el mismo Presidente Andrés Manuel López Obrador pidió “que decida el pueblo” y consideró que lo que está sucediendo en Chihuahua es “electoral”.

SinEmbargo solicitó entrevista con cada uno de los actores involucrados en estas acusaciones. Al momento de publicar esta entrevista solo la Fiscalía de Chihuahua y el Senador Cruz Pérez Cuéllar respondieron, mientras que el Gobernador Javier Corral, a través de su oficina de Comunicación Social, envío un comunicado en el que señala que en el caso de la denominada “nómina secreta”, en la que se vincula a distintos actores políticos, incluidos miembros de su partido, no tuvo alternativa para hacer excepción de nadie.

Pérez Cuéllar se ha declarado un preso político del Gobernador Corral y señala que la única prueba que tienen en su contra es la versión de un testigo, pero el Fiscal Peniche asegura que hay versiones de más personas que estuvieron o que directamente tienen conocimiento de que el Senador era una de las más de 100 personas que recibían dinero por parte de César Duarte, quien se encuentra preso en Chihuahua acusado de desvío de recursos públicos y delitos electorales.

“En esta ocasión la carpeta de investigación que hemos llevado ante el Congreso federal, es decir, ante la Cámara de Diputados, tiene la misma constante, va con el cúmulo probatorio suficiente y a diferencia de lo que se ha dicho en algún momento, de que solamente va soportada por una prueba testimonial de dudosa procedencia, pues no es así”, dijo el Fiscal. “Van pruebas suficientes que están debidamente concatenadas, va incluso una prueba científica en las cuales no quisiera profundizar, pero en aras de clarificar a la opinión pública el trabajo de la Fiscalía del estado debo decir que todas las carpetas de investigación que han sido judicializadas cuentan con el cúmulo de pruebas necesarias para acreditarlas ante los tribunales”.

LA POLÉMICA “NÓMINA DE SECRETA”

La Fiscalía General de Chihuahua solicitó esta semana al Poder Legislativo federal el desafuero del Senador Cruz Pérez Cuéllar para poder ejecutar una orden de aprehensión girada en su contra. Al morenista se le acusa de haberse beneficiado con un millón 300 mil pesos de la “nómina secreta” del exgobernador de Chihuahua César Duarte (2010-2016).

La llamada “nómina secreta” de Durante Jáquez fue hallada durante un cateo que se realizó a la casa del exgobernador, esto permitió la integración de 10 carpetas de investigación, según reveló el Gobernador Javier Corral desde enero de 2018 en una entrevista con la periodista Carmen Aristegui. Según señaló, en unas cajas fuertes ubicadas en el sótano de su casa encontraron documentos firmados por quienes recibían dinero o apoyos y que eran utilizados como “una especie de seguro de vida”.

De acuerdo con la denuncia de la Fiscalía de Chihuahua, Pérez Cuéllar está en esa “nómina secreta” y el dinero recibido fue utilizado por el Senador en el año 2016 cuando buscaba la gubernatura por Movimiento Ciudadano.

“Los actos de corrupción que se dieron en la anterior administración fueron demasiados, fueron muchos los hechos que se documentaron en relación a esos excesos que hubo y entre ellos, uno de los casos que se documentó fue el tema de la ‘nómina secreta’ o también conocida como la ‘caja chica’ del anterior Gobernador. En esa trama tenemos alrededor de 100 personas que se vieron beneficiados con esos hechos de corrupción, recibiendo diversas cantidades de dinero”, mencionó el Fiscal de Chihuahua.

En esta nómina también se encuentran también la Alcaldesa panista de Chihuahua María Eugenia Campos Galván, quien denunció que es víctima de una persecución política para impedir que busque la gubernatura de la entidad, y su compañero de partido, el exdiputado César Jáuregui.

El Fiscal César Peniche Espejel insistió en que todas las denuncias derivadas de la “nómina secreta” están sustentadas y que es normal que los señalados se digan ser perseguidos políticos.

“La constante que nosotros hemos encontrado en este tipo de expedientes, que son de casos de corrupción, ha sido que de manera regular todas las personas que están siendo investigadas acaban argumentando una persecución política, y eso es una característica de los imputados en hechos de corrupción”, destacó. “Nosotros como Fiscalía hemos actuado de una manera muy responsable desde que asumimos el compromiso de investigar los hechos de corrupción ocurridos en el entorno estatal, particularmente aquellos que tuvieron lugar en la administración estatal del ciclo anterior”.

Cruz Pérez Cuéllar, de 51 años, es actual Senador por el partido Morena y uno de sus posibles candidatos a la gubernatura de Chihuahua. Inició su carrera en los años 90 en el Partido Acción Nacional y después se pasó a Movimiento Ciudadano, partido que lo abanderó en la elección de 2016.