La dirigente de Grupo Vida aseguró que estas fosas fueron localizadas en Matamoros y Parras; con estas ya suman 24 puntos considerados como “campos de exterminio” en La Laguna.

El grupo conformado por madres de personas desaparecidas informó que los lugares donde hallaron dos nuevas fosas ya habían sido reportados de manera anónima; sin embargo, fue apenas este fin de semana cuando se tuvo la oportunidad de explorar los predios y hallar indicios biológicos.

Por Armando Ríos

Torreón, Coahuila, 4 de febrero (Vanguardia/SinEmbargo).- Los colectivos de desaparecidos de la entidad encontraron dos fosas clandestinas más en La Laguna, informó ayer Grupo Vida.

Este grupo conformado por madres de personas no localizadas y representado por Silvia Ortiz, comunicó que estos lugares ya habían sido reportados de manera anónima; sin embargo, fue apenas este fin de semana cuando se tuvo la oportunidad de explorar los predios y hallar indicios biológicos.

La dirigente aseguró que estas fosas fueron localizadas en Matamoros y Parras. En La Laguna ya suman 24 puntos considerados como “campos de exterminio”.

En ese sentido, Ortiz mencionó que los trabajos realizados durante el fin de semana, únicamente fueron de prospección y localización; mas no de recuperación de restos.

“Ya la fiscalía sabe de ello, y ahora a esperar a que se procesen dichos lugares”, expresó.

Fue apenas el 28 de enero, cuando el mismo colectivo anunció el rescate de más de ocho kilogramos de restos óseos en un predio de San Antonio del Alto, en Matamoros, donde de igual manera que los más de 100 mil restos que habían sido reportados anteriormente, tenían características de haber sido carbonizados.

En junio de 2018, la organización Causa en Común publicó en un informe que, de acuerdo con Grupo Vida e información de la Fiscalía General del Estado, en Coahuila se han localizado por lo menos 87 fosas clandestinas, de donde se han recuperado restos humanos, casquillos, tambos de incineración y osamentas.

El pasado 31 de enero, el subsecretario de Derechos Humanos, Migración y Población de la Secretaría de Gobernación (Segob), Alejandro Encinas Rodríguez, acompañó a integrantes de la cuarta Brigada Nacional de Búsqueda de Personas Desaparecidas Tepecoacuilco, Guerrero, en donde exhumaron el cuerpo de una mujer en el panteón de la localidad, y en un cerro cercano en el que excavó el funcionario federal fue hallado el cuerpo de un hombre en una fosa clandestina.

En declaraciones, el funcionario federal afirmó que todo el país es una fosa clandestina, que existen al menos 26 mil personas no identificadas en los Servicios Médicos Forenses (Semefo), así como 40 mil personas desaparecidas en los últimos 10 años.

También declaró que hay estados como Guerrero en donde se han encontrado con resistencia para la identificación de cadáveres, y advirtió que en donde se acredite que hubo dolo, negligencia, omisión o complicidad de las autoridades para la identificación de los cuerpos deberá haber sanciones.

Anunció un programa nacional para el reconocimiento de los cuerpos depositados en los Semefos.

Encinas subrayó que el Gobierno federal asumirá su responsabilidad y que destinará recursos suficientes para implementar un programa de localización de personas.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE VANGUARDIA. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.