En zonas del país en donde todavía no se realizó la entrega de tarjetas de crédito, se organizó la entrega del dinero de manera física en plena cuarentena. 

Ciudad de México, 4 de abril (SinEmbargo).- La entrega de apoyos sociales en diversas zonas del país se está realizando sin ninguna medida de seguridad ni de sana distancia. La desorganización empieza incluso de parte de las personas que entregan los apoyos.

El día de hoy, en el Estado de México, en el municipio de Tecámac, representantes de la Secretaría del Bienestar mantienen a cerca de 300 personas en una espera de dos horas.

Tal como lo indicó el Presidente Andrés Manuel López Obrador, con motivo de la crisis por COVID-19, se decidió entregar anticipo de sus apoyos económicos como medida para contrarrestar un posible impacto en su economía por la expansión del coronavirus en el país y recibirían el pago de dos bimestres, en lugar de uno.

En zonas del país en donde todavía no se realizó la entrega de tarjetas de crédito, se organizó la entrega del dinero de manera física.

Sin embargo, se citó a personas de la tercera edad y también a discapacitadas en horarios de 9 de la mañana hasta las 14 horas.

La entrega de apoyos sociales en diversas zonas del país se está realizando sin ninguna medida de seguridad ni de sana distancia. La desorganización empieza incluso de parte de las personas que entregan los apoyos. Foto: Daniela Barragán, SinEmbargo.

El día de hoy, en el Estado de México, en el municipio de Tecámac, representantes de la Secretaría del Bienestar mantienen a cerca de 300 personas en una espera de dos horas. Foto: Daniela Barragán, SinEmbargo.

La entrega se realizó en plena pandemia. Foto: Daniela Barragán, SinEmbargo.

En concreto, en el Estado de México, en la entrega planeada para el día de hoy, personas que tenían cita de las 9 de la mañana, empezaron a ser atendidas hasta las 10:30, cuando personas de Bienestar comenzaron a recibirlos. Al explicar sus razones del retraso, se limitaron a decir que fue porque “los que pagan llegaron tarde”.

Elementos de Protección Civil llegaron al lugar y contabilizaron a cerca de 300 personas entre adultos mayores, personas con discapacidad y familiares que estaban bajo el sol y sin respetar la sana distancia.

Los funcionarios de la Secretaría del Bienestar incluso gritaron a familiares que se fueran, aún cuando esta gente les explicó que tenían que permanecer junto a sus familiares por problemas auditivos y de movilidad.

Dentro del lugar donde se realizó la entrega del dinero, las condiciones son un tanto mejor, sin embargo, los funcionarios públicos están citando a los adultos mayores a ir de nueva cuenta el lunes porque “les falta una copia con unos números telefónicos”, a pesar de que otra gente se ofrece a ir a sacarlas.