México

El expediente completo de López Obrador en sus días como líder rebelde en Tabasco

04/10/2022 - 10:31 pm

La extinta Dirección Federal de Seguridad dio seguimiento a las actividades, eventos, discursos y a lo que se decía de Andrés Manuel López Obrador durante su periodo como titular del Instituto Nacional Indigenista y, posteriormente, como líder del PRI en Tabasco, como da cuenta la versión pública de los informes que esta dependencia generó del 14 de junio de 1979 al 13 de septiembre de 1983.

Ciudad de México, 4 de octubre (SinEmbargo).– “Por ser de filiación comunista, (Andrés Manuel López Obrador) pretendía debilitar al PRI y en las próximas elecciones para diputados locales y presidentes municipales, meter gente del PSUM (Partido Socialista Único de México)”, se lee en un informe de la extinta Dirección Federal de Seguridad fechado el 17 de agosto de 1983 en Villahermosa, Tabasco.

El documento da cuenta de la “renuncia que hizo con carácter irrevocable el ex-pdte del Comité Directivo Estatal del PRI, Lic. Manuel Andrés López Obrador (sic), otorgándole el Gobierno del Edo., el cargo de oficial mayor de Gobierno, renunciando el día de hoy”, y forma parte de los informes que generó la DFS del 14 de junio de 1979 al 13 de septiembre de 1983 sobre las actividades que desempeñó López Obrador como titular del Instituto Nacional Indigenista y como líder priista en Tabasco.

Otro de los documentos —éste del 14 de junio de 1979 y firmado por Miguel Nazar Haro, titular de la DFS—, señala, en el mismo sentido: “se hace notar que el Lic, Manuel López Obrador y el Asesor Jurídico del I.N.I, Lic. Nabor Cornelio Álvarez, son dirigentes en esta entidad del P.C.M (Partido Comunista Mexicano)”.

Este martes, el ahora Presidente López Obrador habló sobre esos informes y negó haber pertenecido al PCM. “Primero, con todo respeto al finado Nazar Haro, no era yo miembro del Partido Comunista, pero todo el que piensa en favor de un cambio, en favor de los pobres, y está en contra de injusticias es tachado de comunista y luego ya populista, y ahora hay otra corriente, así, creo que les llaman los que están en contra del neocomunismo y se supone que es todo el que piensa a favor de la gente, del pueblo, lo tachan de ese manera”.

El Gobierno del Presidente López Obrador enfrenta cuestionamientos debido a la información que ha surgido sobre las labores de espionaje que ha llevado a cabo la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) durante su gestión.

“No es cierto que se espíe a periodistas o a opositores, no somos iguales a los anteriores, no es cierto. Yo hice el compromiso de que nadie iba a ser espiado, ningún opositor. Entonces, si tienen pruebas, que las presenten. He estado leyendo sobre esta denuncia y, la verdad, no hay elementos. No tendríamos por qué”, dijo el Presidente aún cuando se han dado a conocer distintos reportes que dan cuenta de cómo el Ejército infectó con el malware espía Pegasus los celulares de al menos dos periodistas y un activista. Aseguró que en todo caso se tratan de “labores de inteligencia”.

López Obrador aprovechó la coyuntura para hablar de cómo él fue blanco de espionaje por parte de la DFS, primero, y luego del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen). “​​ Llevo desde el 88 seguido, vigilado, espiado; tengo constancia de eso. Bueno, cuando empecé como opositor —antes no era tan sutil como lo hacen ahora los que no tienen escrúpulos morales y se introducen en la vida privada de la gente— en ese entonces tenía yo un carro día y noche frente a mi casa de informadores, iba yo a un centro comercial o al mercado y ahí iban detrás de mí, íbamos al cine y se metían al cine”.

“Miguel Nazar Haro, otro personaje de la historia negra de México que fue acusado de tortura, desaparición forzada y de espionaje”. Foto: Juan Pablo Zamora, Cuartoscuro

En realidad, Andrés Manuel López Obrador ha sido objeto de espionaje desde al menos 1979, como consta en la versión pública de los informes que la DFS generó del 14 de junio de 1979 al 13 de septiembre de 1983 y que fueron transparentados por el Archivo General de la Nación el 8 de marzo de 2019.

En el documento, que consta de 63 fojas, se da constancia de cómo la Dirección Federal de Seguridad dio seguimiento a las actividades, eventos, discursos y a lo que se decía de Andrés Manuel López Obrador durante su periodo como titular del Instituto Nacional Indigenista y, posteriormente, como líder del PRI en Tabasco.

Incluso hay dos archivos en los que se hace una reseña sobre López Obrador. Uno está fechado en 1983, cuando era director de Procuración Social del Instituto del Consumidor en la Ciudad de México, y dice:

“Fue simpatizante del PSUM (PCM); EN 1976 ingresó al PRI, fue en 1982 Director del CEPES (Centro de Estudios Políticos Económicos y Sociales) del PRI y Coordinador General de Consultas Populares de la Campaña del Lic. Enrique González Pedrero, a la Gubernatura del Estado; fue presidente del Comité Directivo Estatal del PRI, en donde hizo que todos los funcionarios del mismo renunciaran en 1983 al ser designado Oficial Mayor de Gobierno, cargo que no aceptó”.

Un documento de la DFS fechado en 1983 que hace una semblanza de López Obrador.

En otro de los reportes con fecha del 21 de julio de 1983 y fechado en Comalcalco, Tabasco, el Departamento de Investigación e Información Foránea de la Dirección Federal de Seguridad redactó los antecedentes políticos de López Obrador, en el cual indicó que en su paso por Instituto Nacional Indigenista seleccionó a activistas del Partido Mexicano de los Trabajadores y del Partido Comunista, quienes, acusó esta instancia, “nunca promovieron organización para el desarrollo de la agricultura, sino únicamente se dedicaron a politizar a los campesinos bajo la orientación marxista-lenninista”.

Los archivos de la DFS sobre el ahora Presidente también reseñan dos eventos. Uno, la reunión de dirigentes del PSUM, llevada a cabo el 25 de julio de 1983 en Tenosique, Tabasco, sobre el cual reseñó cómo López obrador habría sido señalado “como un traidor al PSUM, y a la clase marginada, y que este político sin ideología definida, no es más que un mecanismo utilizado por el presente régimen de Gobierno Estatal, para restarle al partido de oposición más importante, como es el PSUM, en el Estado”.

El otro acto al que dio seguimiento la Dirección Federal de Seguridad fue la “Reunión de campesinos en la Villa Benito Juárez” en Macuspana, Tabasco, en la que 30 campesinos chontales reconocieron la labor de López Obrador como delegado del Instituto Nacional Indigenista.

El reporte refiere que uno de los representantes indígenas identificado como José Benito García dijo en ese evento que “los campesinos chontales siempre encontraron un oído amigo que los escuchara en sus planteamientos, no como ahora en que el Gobierno del Estado se ha tapado los oídos para no escuchar los lamentos campesinos”.

Y añade el texto, citando la misma fuente: “Que de aquí en adelante, hay que correr la voz entre los campesinos para ir tomando conciencia de que nuevamente los capitalistas se han abandonado al campo a su suerte”.

Informes generaron en periodo 14 jun 1973 al 13 sep 1983 relacionado titular INI_DFS_Caja 325_Leg Unico (1)

en Sinembargo al Aire

Opinión

Opinión en video

más leídas

más leídas