Mundo

Los hospitales se saturaron en Los Ángeles. Autoridades piden no llevar quien ya no sobrevivirá

05/01/2021 - 12:24 am

Las medidas extremas en Los Ángeles, California, se han tomando ante la posibilidad de que la situación empeore en las próximas semanas, cuando los pacientes que enfermaron durante las vacaciones de Navidad necesiten tratamiento.

Ciudad de México, 5 de enero (SinEmbargo/RT).- La agencia de Servicios Médicos de Emergencia (EMS, por sus siglas en inglés), de Los Ángeles, California, solicitó a sus equipos de ambulancia dejar de trasladar a hospitales a los pacientes con COVID-19 que tengan “pocas posibilidades de sobrevivir”, de acuerdo con un documento obtenido por CNN.

La medida, según se lee en el documento, es con el fin de conservar el suministro de oxígeno para los pacientes en hospitales, ante el aumento de casos de SARS-CoV-2 en el condado.

Dentro de los pedidos del EMS se encuentra que los equipos de ambulancia deberán intentar reanimar los corazones de los pacientes, pero si ya no responden, después de 20 minutos, ya no deberán ser traslados a un nosocomio.

La estipulación también aplica si el paciente muere en el lugar de atención o se le logra restaurar el pulso.

Dichas medidas se han tomando ante la posibilidad de que la situación empeore en las próximas semanas, cuando los pacientes que enfermaron durante las vacaciones de navidad necesiten tratamiento.

Las autoridades buscan desesperadamente aumentar su capacidad y enfocarse en los pacientes más enfermos.

“Muchos hospitales han alcanzado ya un [alto] nivel de crisis y están teniendo que tomar decisiones duras respecto a la asistencia de los pacientes“, dijo la doctora Christina Ghaly, directora de servicios de salud del condado de Los Ángeles.

“El volumen que estamos viendo en nuestros hospitales representa todavía los casos que resultaron de las vacaciones de Thanksgiving“, añadió la doctora Ghaly en una sesión informativa celebrada este lunes. Según ella, los casos de las celebraciones navideñas “tristemente” se verán más adelante “y los hopitales de toda la región están haciendo todo lo posible para prepararse”.

Los hospitales del condado también están dando rápido el alta a pacientes enfermos que, en circunstancias normales, continuarían ingresados bajo observación. Esto está ayudando, según Los Angeles Times, pero las autoridades temen que una avalancha de nuevos pacientes -muchos con COVID-19– les deje sin la capacidad de enviar a sus casas a pacientes menos graves.

Hasta el lunes, la autoridades argelinas habían reportado 7 mil 544 personas hospitalizadas y sólo 17 camas de terapia intensiva disponibles para adultos.

El pasado 3 de enero, la agencia AP reportó que las funerarias en la zona de alto contagio en el sur de California dicen haber tenido que rechazar a familias de personas fallecidas porque se están quedando sin espacio ante la acumulación de cadáveres.

Se teme que las reuniones de fin de año puedan causar otra alza de contagios. Foto: Marcio Jose Sanchez/AP.

El jefe de la asociación de directores funerarios del estado afirma que las morgues se están llenando en momentos en que Estados Unidos se acerca a la cifra macabra de 350 mil decesos por COVID-19. Más de 20 millones de personas en el país se han infectado, según cifras de la Universidad Johns Hopkins.

“He estado en el sector funerario durante 40 años y jamás en mi vida pensé que esto podría suceder, decirle a una familia: ‘No, no podemos recibir al miembro de su familia’”, dijo Magda Maldonado, propietaria de la funeraria Continental Funeral Home en Los Ángeles.

Continental esta manejando un promedio de 30 cadáveres por día, seis veces arriba su cifra normal. Los propietarios de las morgues se llaman unos a otros para ver si alguno puede recibir cuerpos y la respuesta es siempre la misma: están llenos.

HOSPITALES A TOPE

De acuerdo con la agencia RT, los hospitales del condado de Los Ángeles han llegado a un punto crítico y las autoridades médicas aconsejan a los equipos de ambulancia que reduzcan el uso de oxígeno y que no lleven a los hospitales a pacientes sin apenas posibilidades de supervivencia, informa Los Angeles Times.

Las autoridades de salud subrayan que los médicos deben centrarse en los pacientes con mayor probabilidad de sobrevivir. “Muchos hospitales han llegado a un punto de crisis y tienen que tomar decisiones muy difíciles sobre la atención al paciente”, reconoció este lunes la directora de servicios de salud del condado de Los Ángeles, Christina Ghaly, durante una sesión informativa.

La Agencia de Servicios Médicos de Emergencia del condado de Los Ángeles emitió este lunes una directiva para los equipos de ambulancias, instándoles a administrar oxígeno embotellado solo a pacientes cuyos niveles de saturación de oxígeno caen por debajo del 90 %. Asimismo, se les ha dicho a los equipos paramédicos que no transfieran a pacientes que experimentan un paro cardíaco a menos que se pueda restablecer la circulación espontánea en la escena, para no sobrepasar la capacidad de los hospitales.

Según los médicos, estas medidas se toman ante la perspectiva de que las circunstancias empeoren en las próximas semanas, cuando los pacientes enfermos durante las vacaciones de Navidad requieran tratamiento. De esta forma, los funcionarios de salud intentan buscar formas para aumentar la capacidad de hospitales para tratar a personas contagiadas.

“El volumen que se ve en nuestros hospitales todavía representa los casos que resultaron de las vacaciones del Día de Acción de Gracias”, destaca Ghaly. “No creemos que todavía estemos viendo los casos que surgieron de las vacaciones de Navidad. Esto, lamentablemente, y los casos de las recientes vacaciones de Año Nuevo, todavía están ante nosotros, y los hospitales de toda la región están haciendo todo lo posible para prepararse”, añadió.

EPICENTRO DE LA CRISIS

El condado Los Ángeles, epicentro de la crisis en California, ha rebasado ya las 10 mil muertes por COVID. Los hospitales de la zona están desbordados y tienen problemas para mantener sus elementos básicos, como oxígeno, para tratar a un número récord de pacientes con problemas respiratorios. El sábado, cuadrillas del Cuerpo de Ingenieros del Ejército de Estados Unidos llegaron para surtir oxígeno de algunos hospitales.

Este lunes, Estados Unidos llegó este lunes a los 20 millones 786 mil 001 casos confirmados y a los 353 mil 131 fallecidos por la COVID-19, de acuerdo con el recuento independiente de la Universidad Johns Hopkins.

Este balance a las 20:00 hora local (01:00 GMT del martes) es de mil 705 muertes más que el domingo y de 171 mil 811 nuevos contagios.

El estado de Nueva York sigue como el más golpeado del país por la pandemia con 38 mil 599 muertos, seguido por Texas (28 mil 551), California (26 mil 665), Florida (22 mil 090) y Nueva Jersey (19 mil 225).

-Con información de AP, EFE, Univisión y La Opinión.