Especialistas financieros coincidieron en que estas débiles cifras se deben a una difícil base de comparación por los beneficios extraordinarios que la televisora más grande de América Latina obtuvo en el segundo y tercer trimestre de 2019 por la transmisión del mundial de futbol, así como por la reducción de sus ingresos por publicidad por parte del Gobierno.

Por Monserrat Gómez

Ciudad de México, 5 de julio (Economía Hoy).- El próximo lunes dará comienzo la temporada de reportes de resultados financieros del segundo trimestre de 2019 para las empresas que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores, que será inaugurada por la publicación de los resultados financieros de Televisa.

Los analistas coinciden: tras haber registrado una caída mayor al 20 por ciento en sus ganancias en el primer cuarto del año, una difícil base de comparación provocará que Televisa presente cifras débiles tanto en ingresos como en utilidad neta para el segundo trimestre de 2019.

Según estimaciones de Bloomberg, la utilidad neta de la televisora ascendería a 990.4 millones de pesos para los tres meses comprendidos entre abril y junio, frente a los 4,297 millones de pesos que ganó en el mismo periodo del año pasado. En cuanto a las ventas, el medio anticipó que la firma obtendrá ingresos por 25,211 millones de pesos.

Desde Ci Casa de Bolsa, esperaron una contracción de 25 por ciento en la utilidad neta, así como una disminución de 4.1 por ciento en los ingresos y de 24.9 en el flujo operativo.

“Hay que recordar una situación muy particular con Televisa, que son los beneficios extraordinarios que la empresa obtuvo por la transmisión del mundial de futbol durante el segundo y tercer trimestre de 2019, por lo que se tendrán cifras poco comparables que arrojarán cifras débiles tanto en ingresos como en flujos operativos y netos”, comentó Benjamín Álvarez, analista de la institución.

En Grupo Financiero Ve por Más esperaron ingresos aún por debajo del 2.6 por ciento que registraron en el primer trimestre de 2019, cuando la televisora obtuvo 23,395.2 millones de pesos. Ello se debe, como reconoce la misma compañía, en buena parte a menores ingresos por publicidad gubernamental.

Para Rafael Camacho, analista de la institución, la utilidad su flujo operativo (EBIDTA) presentaría una caída de 5 por ciento presionando a su utilidad neta que, además, se verá presionada por fluctuaciones cambiarias derivadas de sus ingresos en dólares, que representan alrededor de un 30 por ciento de sus ingresos consolidados.

Ambos expertos confluyeron en que estas débiles cifras se deben a una difícil base de comparación por los beneficios extraordinarios que la televisora más grande de América Latina obtuvo en el segundo y tercer trimestre de 2019 por la transmisión del mundial de futbol, así como por la reducción de sus ingresos por publicidad por parte del Gobierno.

Otro punto en el que los analistas coincidieron, es en la atención del mercado en el tema del número de suscriptores de Izzi y Sky. Para el segmento de televisión de paga, se espera una recuperación en el número de suscriptores tras varios trimestres de debilitamiento.

Para el segmento de cable el panorama es es más favorable, con una expectativa de crecimiento de doble dígito. “De no observarse esta recuperación, la televisora sería castigada en el mercado” comentó Benjamín Álvarez.

Cabe recordar que Televisa retomó un acuerdo con Netflix que había roto en 2016 para lanzar su propia cadena de streaming, Blim.

Las acciones de Televisa han sido las más bajistas entre las 35 empresas que forman parte del S&P BMV IPC, en lo que va de 2019, pero esta tendencia data de 2015 a raíz de otros factores como un cambio de estrategia y la competencia que han significado las plataformas de contenido por internet.

Sus títulos tienen recomendación de compra por parte del consenso de mercado que recoge FactSet, con un potencial del 63 por ciento que podría llevar su precio hasta los 53.87 pesos.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE Economía Hoy. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.