El ataque ha sacudido al país y agitado del debate político sobre el racismo, la xenofobia y la tenencia de armas de cara a las elecciones presidenciales de 2020, sobre todo porque el domingo hubo otro tiroteo en Dayton (Ohio) en el que hubo otros nueve muertos además del atacante.

México, 5 ago (EFE).- La cifra de mexicanos fallecidos por el tiroteo en El Paso, Texas, se elevó a ocho, informó este lunes el Canciller de México, Marcelo Ebrard, quien se trasladó a esa localidad de Estados Unidos para atender a familiares de las víctimas y a heridos por el ataque del pasado sábado.

“Me informan que desgraciadamente falleció Juan de Dios Velázquez Chairez, originario de Zacatecas. Nuestras condolencias a su familia y amigos. Ocho connacionales han muerto como resultado del acto terrorista del sábado”, apuntó Ebrard en un mensaje de Twitter.

El domingo, el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) informó que el Gobierno de México planea presentar una demanda por terrorismo por este crimen -por el que varios mexicanos siguen heridos- y estudiará solicitar la extradición del autor del tiroteo.

“Hemos estado en comunicación con la Fiscalía General de la República para proporcionarles toda la información necesaria para que, si lo deciden, iniciar la denuncia por terrorismo”, dijo el Canciller mexicano en rueda de prensa.

Este lunes, el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, confió en que los tiroteos acontecidos este fin de semana en Estados Unidos lleven a un mayor control de armas y a nuevos reglamentos en ese país y consideró que tanto demócratas como republicanos han puesto poca atención en ese tema.

Sobre el trabajo de Ebrard, López Obrador recordó que tiene instrucciones precisas para primero atender a familiares de víctimas y heridos, y actuar de conformidad con el derecho internacional para hacer las notas diplomáticas que requiere el caso y también proceder si hay elementos legales.

Apunto que Ebrard, quien ya se encuentra en El Paso (Texas), analizará si es procedente y presentará una denuncia contra quien cometió este crimen por terrorismo.

“Es muy probable que se haga esta denuncia y vamos a ser respetuosos e insistir en que haya control en la venta de armas, que no se puedan adquirir en cualquier centro comercial como sucede, sin ningún control. Porque eso no pasa en México”, expuso el mandatario mexicano.

Estados Unidos vivió un trágico fin de semana con dos tiroteos masivos en menos de 24 horas, primero en El Paso, Texas, donde murieron 22 personas y luego en Dayton, Ohio, en el que fallecieron nueve más.

Agentes de varias corporaciones se presentan en el lugar donde se registró un tiroteo en un centro comercial de El Paso, Texas, el sábado 3 de agosto de 2019. Foto: Rudy Gutierrez, AP

AUMENTA CIFRA A 22 MUERTOS

Las autoridades estadounidenses informaron este lunes de la muerte de dos nuevas víctimas de la matanza registrada el pasado sábado en un centro comercial de la localidad texana de El Paso, con lo que el número de fallecidos asciende a 22.

“Justo después de las 10:00 (hora local) falleció otra víctima. El total ahora es 22”, informó la Policía de El Paso en su cuenta de Twitter.

El mensaje fue difundido justo una hora después de confirmar el deceso de otro de las personas heridas durante el ataque.

“(Nos resulta) triste informar de que el número de muertes aumentó en una. Una víctima falleció esta mañana en el hospital”, informó el cuerpo de policía de El Paso en su cuenta de Twitter.

La matanza, perpetrada por un supremacista blanco que fue detenido, dejó también otros 25 heridos, algunos de los cuales permanecen en estado grave.

El ataque ha sacudido al país y agitado del debate político sobre el racismo, la xenofobia y la tenencia de armas de cara a las elecciones presidenciales de 2020, sobre todo porque el domingo hubo otro tiroteo en Dayton (Ohio) en el que hubo otros nueve muertos además del atacante.

Las autoridades investigan el tiroteo de El Paso, ciudad fronteriza con México, como un caso de “terrorismo doméstico” y un “delito de odio”, y van a pedir la pena de muerte para su autor.

El Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, confirmó este lunes que el responsable del tiroteo indiscriminado, un joven blanco de 21 años, fue el autor de un manifiesto publicado poco antes del ataque en el que critica “la invasión hispana de Texas”.

El centro comercial donde se produjo el tiroteo se encuentra muy cerca de la frontera con México, y es muy popular entre los ciudadanos mexicanos como lugar de compra durante los fines de semana. Foto: EFE/EPA/Larry W. Smith

En un mensaje a la nación, el Presidente Trump urgió este lunes a los estadounidenses a condenar con “una sola voz el racismo, el fanatismo y el supremacismo blanco”.

El mandatario subrayó que el manifiesto publicado por el atacante en internet estaba “repleto de odio racista”.

El Paso es ciudad fronteriza con México con cerca de 700 mil habitantes, y según datos del Censo, más del 80 por ciento de la población es de origen hispano.

El centro comercial donde se produjo el tiroteo se encuentra muy cerca de la frontera con México, y es muy popular entre los ciudadanos mexicanos como lugar de compra durante los fines de semana.