En una carta, la ex titular de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) y la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) mostró su confianza en la palabra de Andrés Manuel López Obrador, Presidente de México, quien dijo que no hay de su parte consigna alguna en su contra o de alguna otra persona por las investigaciones abiertas en el caso de la “Estafa Maestra”.

Ciudad de México, 5 de agosto (SinEmbargo).– Rosario Robles Berlanga, ex titular de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) y la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), pidió a Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, Ministro Presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), que no se deje influenciar por el “linchamiento mediático” que ha sufrido desde que se dio a conocer el caso de la “Estafa Maestra”, el cual involucra desvíos por cinco mil 875 millones de pesos.

“Por todas estas razones y porque en este caso ha habido filtraciones indebidas y violaciones a mis derechos, le pido con todo respeto que en el proceso al que seré sometida se consideren todos estos hechos para que no influyan en el ánimo juzgador”, dijo en una carta.

A través de su cuenta de Twitter, la ex funcionaria compartió el documento, donde acusa que desde 2006, Animal Político publicó una investigación periodística en la que se mencionaban a varias dependencias federales y a una decena de universidades públicas por su presunta participación en la triangulación de recursos.

Sin embargo, defendió que en ningún momento se consideró que la firma de convenios mediante el Artículo Primero de la Ley de Adquisiciones es legal, ni el hecho de que hubiera concluido el procedimiento que se establece para solventar observaciones de la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

“A dicha investigación por razones editoriales se decidió poner le mi nombre y mi apellido. Desde entonces he sido objeto de una campaña sistemática de linchamiento y difamación por algunos medios a pesar de que en la entrevista que tuve por más de tres horas con los autores del artículo les presenté documentos oficiales del Órgano Interno de Control donde se acreditaba que no había irregularidad alguna en el proceder de los funcionarios mencionados por la ASF, de la cual por supuesto ni siquiera tomaron una coma”, escribió Robles Berlanga.

En la misiva, también aclaró que nunca hubo una denuncia penal o petición de algún procedimiento administrativo en su contra durante los seis años que formó parte del gabinete del ex Presidente Enrique Peña Nieto.

Rosario Robles, ex titular de la Secretaria de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, (Sedatu), durante un dialogo con jóvenes en el marco de la Conferencia de las Naciones Unidas, sobre Vivienda y Desarrollo Urbano Sostenible Hábitat lll. Foto: Antonio Cruz, Cuartoscuro

“Desde el momento en que se decidió poner mi rostro a esta información periodística la única que tuvo que dar la cara ante los medios de comunicación, ante el Poder Legislativo y ante cualquier instancia, fui yo, a pesar de que la investigación era más amplia”, precisó.

Asimismo, la ex colaboradora de la administración federal pasada recordó que en 2018 volvió a ser objeto de “calumnias” por parte de el periódico Reforma, que supuestamente colocaba su nombre en los titulares aunque no se refería a auditorías practicadas a dependencias que ella dirigía, o a empresas que jamás se contrataron por Sedesol o Sedatu.

“Durante este tiempo acudí por voluntad propia a la PGR y le pedí públicamente, así como a la Secretaría de la Función Pública (SFP) y de Hacienda que proporcionaran información de mi persona. De hecho, solicité que se omitiera el secreto bancario porque no tengo nada que ocultar”, afirmó Rosario Robles.

Ante dicha situación, explicó que la SFP le respondió que después de hacer la investigación que la ley mandata encontró que la evolución de su patrimonio era coherente con sus ingresos, mientras que la entonces Procuraduría General de la República le notificó que no había ninguna denuncia o carpeta de investigación abierta en su contra.

“Todo este linchamiento mediático ha influido a mi parecer en los órganos encargados de procuración de justicia y ha puesto en riesgo mi integridad personal, mi derecho a la honra y el debido proceso. No sólo ha expuesto a lo más importante para mí que es mi hija, la que ha tenido que vivir toda clase de insultos y vejaciones, colocándola además en una situación de peligro frente a la delincuencia que se dedica al secuestro”, destacó.

El 16 de octubre de 2018 Rosario Robles compareció en la Cámara de Diputados y legisladores le mostraron pancartas para pedirle que aclare el presunto desvío de dinero que hizo a empresas fantasma cuando estaba a cargo de la Sedesol. Foto: Diego Simón Sánchez, Cuartoscuro

Por último, Robles mostró su confianza en la palabra de Andrés Manuel López Obrador, Presidente de México, quien dijo que no hay de su parte consigna alguna en su contra o de alguna otra persona por las investigaciones abiertas en el caso de la “Estafa Maestra”.

“Soy mujer de instituciones y tengo plena confianza en las autoridades judiciales de mi país. No tengo nada que esconder por lo que me presentaré el jueves 8 como ordena la autoridad. Sólo pido justicia. Ni más ni menos”, se lee en la carta.

JUEZ CONCEDE AMPARO CONTRA DETENCIÓN

El pasado 31 de julio, un juez federal suspendió de forma provisional cualquier orden de aprehensión en contra de Rosario Robles Berlanga, ex titular de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) y la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), por el caso de la “Estafa Maestra”.

Patricio Leopoldo Vargas Alarcón, juez Décimo de Distrito de Amparo en Materia Penal de la Ciudad de México, otorgó dicho recurso y le fijó una garantía de 69 mil 500 pesos, la cual deberá pagar un un plazo de cinco días. Sin embargo, la suspensión no protege a la ex funcionaria si cuenta con órdenes de captura giradas en su contra por delitos que ameriten prisión preventiva oficiosa.

Enrique Peña Nieto, ex Presidente de México, con Rosario Robles. Foto: Cuartoscuro

El juzgador giró oficios a la Fiscalía General de la República y a diversos jueces federales para solicitar que rindan los informes previos y justificados, especificando si existe la orden de aprehensión. Será hasta el próximo 6 de agosto cuando se realice la audiencia incidental para determinar si se concede o no una suspensión definitiva.

Rosario Robles presentó ayer un amparo para protegerse de cualquier orden de aprehensión que exista en su contra por el caso de la “Estafa Maestra”. Julio Hernández Barros, su abogado, dijo en entrevista con medios nacionales que la demanda fue interpuesta el martes y en ella se defiende la violación a los derechos humanos de Robles por impedirle ejercer una defensa legal adecuada.

Hernández Barros precisó que Rosario Robles no busca evitar comparecer ante un juez de control del Centro de Justicia Penal Federal del Reclusorio Preventivo Sur, como se tiene previsto para el 8 de agosto, pero sí que su clienta pueda tener acceso a la carpeta de investigación.

“El amparo es contra la posibilidad de que existiera alguna orden de aprehensión, todavía no está radicado (en algún juzgado), fue recibido en la oficialía de partes común y yo creo que en las primeras horas de mañana nos darán a conocer el juzgado al que fue radicado”, indicó el abogado en entrevista con Reforma.

Por la mañana Santiago Nieto, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), informó que la dependencia investiga a una red de funcionarios y 50 empresas involucradas en los desvíos millonarios en las secretarías de Desarrollo Social (Sedesol) y Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) durante las administraciones de Robles Berlanga.