La mayoría de las víctimas de trata son explotadas cuando todavía no tienen 28 años. RT realizó una investigación en Miami, Estados Unidos, donde el tráfico sexual ocurre todos los días. 

Ciudad de México, 6 de marzo (RT).– La ciudad de Miami, Estados Unidos, es reconocida por sus playas e imponentes rascacielos, entre otros atractivos turísticos, pero presenta un grave flagelo social: es el epicentro del tráfico sexual del estado de Florida, violentando la vida de muchas mujeres, varias de las cuales son menores de edad.

En efecto, el 40 por ciento de las víctimas explotadas por estas redes todavía no cumplieron 18 años, y sobre el resto, la mayoría ni siquiera supera los 23. Con ese marco, en esta nueva edición de RT reporta el equipo periodístico muestra cómo se desarrolla la prostitución y la trata de personas en esa importante urbe norteamericana.

“SEXO TURISMO”

Así, hay muchas mujeres que lograron sobrevivir a estas condiciones de vida ultrajantes, y algunas lo relatan tiempo después. Por ejemplo, Katarina Rosenblatt fue cooptada por una red de explotación sexual desde su adolescencia y sumergida en el mundo de las drogas. Su caso era como el de muchas otras chicas: tenía un entorno caracterizado por la violencia familiar y su madre tuvo que irse con sus hijos a un hotel, para buscar algo de tranquilidad.

Por esos momentos, un grupo criminal organizado “buscaba pequeñas vírgenes para venderlas como ‘sexo turismo'”, relata. Una mujer de tan solo 19 años, a quien Katarina veía como una amiga, en verdad era una reclutadora, mientras el grupo delictivo sumaba menores de edad desde ese alojamiento a su red, todos en situación vulnerable.

“HABÍA UNA NIÑA DE 12 AÑOS TRABAJANDO, Y DIJERON QUE TENÍA 18” 

Por su parte, el presidente de Voces para los Niños, Nelson Hincapié, trabaja arduamente para evitar las violaciones y la explotación sexual infantil. Aquel entrevistado fue abusado cuando era pequeño, y hoy dedica su vida a denunciar estos graves delitos. “El común denominador en esos casos, es que no hay una figura paterna dentro de la casa”, indica. Pero agrega: “Y si la hay, es el abusador”.

Sobre los clientes que consumen este servicio ilegal, Hincapié señala que “lamentablemente hay personas que buscan niños para tener relaciones”. Y añade: “Las niñas saben perfectamente cuáles son los clientes que pueden darles más dinero, porque al final del día, tienen que regresar con plata”. Para finalizar, comenta que los proxenetas “secuestran a las niñas vulnerables y las convierten en esclavas”, situación que califica como “la esclavitud del siglo XXI”.

En ese contexto, Miami cuenta con decenas de clubes nocturnos, donde se ejerce la prostitución y la cosificación femenina. Algunos de ellos fueron denunciados por tener menores bailando en los establecimientos para adultos: “Por ejemplo, había una niña de 12 años trabajando, y dijeron que tenía 18”, cuenta la jueza María Sampedro-Iglesia. “Hay muchos menores que los ponen a trabajar en esas barras”, advierte.

Si quiere informarse más sobre la prostitución en Miami y la explotación sexual de niños, no se pierda el último programa de RT reporta.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE RT. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.