La suspensión que frenaba el nuevo etiquetado fue revocada por el 21 Tribunal Colegiado de Circuito en Materia Administrativa.

Ciudad de México, 6 de marzo (SinEmbargo).– El 21 Tribunal Colegiado de Circuito en Materia Administrativa revocó a la Confederación Nacional de Cámaras Industriales (Concamin) la suspensión que frenaba la publicación y aplicación de la Norma 051, misma que regulará el nuevo etiquetado de alimentos y bebidas no alcohólicas. El sector empresarial adelantó que hará “uso de todos los recursos legales” a su alcance para revertir la decisión.

Alfonso Guati Rojo, Director General de Normas de la Secretaría de Economía, informó en su cuenta de Twitter que la suspensión fue revocada por el 21 Tribunal Colegiado de Circuito en Materia Administrativa por unanimidad.

El  pasado 26 de febrero la Jueza Laura Gutiérrez de Velazco Romo, titular del Juzgado Séptimo de Distrito en Materia Administrativa, otorgó a la Concamin la suspensión provisional de laNOM-051 para analizar si el proceso para crearla se apegó a la ley y a los principios de transparencia, democracia e inclusión, así, posteriormente tendría que definir si la otorgaba de forma definitiva.

Luego de que la Concamin anunció la suspensión que había recibido la Secretaría de Economía interpuso un recurso para impugnarla.

La Concamin adelantó esta tarde en un comunicado que “continuará haciendo uso de los recursos legales a su alcance para hacer vale el derecho a la información de los consumidores” y explicó que el juicio de amparo continuará.

Por su parte, Hugo López-Gatell Ramírez, Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud de la Secretaría de Salud federal, dijo estar “muy contento” con la decisión del 21 Tribunal Colegiado porque el nuevo etiquetado frontal de alimentos busca advertir a las y los consumidores sobre lo que contienen los productos que compran.

“Está claro que los productos de alto poder calórico y bajo valor nutricional no alimentan suficientemente, son los elementos principales que han causado en México y el mundo la epidemia de obesidad y sobrepeso”, señaló en una conferencia de prensa que brindó con motivo del coronavirus.

El funcionario recordó que ese tipo de enfermedades y otras crónicas que se derivan de ellas “son la causa de más de la mitad de las muertes que ocurren en México todo los años, que son más de 600 mil y la mitad, 300 mil, están relacionadas con una mala alimentación”.

López-Gatell Ramírez señaló que los alimentos ultraprocesados suelen contener exceso de sal, calorías, grasas y azucare,  “componentes particularmente dañinos para la salud”, dijo.

La legislación a la que el sector empresarial se opone los obligara a advertir sobre los excesos de calorías, azúcares, grasas saturadas, grasas trans y sodio en sus productos a través de sellos octagonales de color negro en los empaques. El nuevo etiquetado también dicta a las empresas informar si los alimentos y bebidas que venden contienen edulcolorantes o cafeína y, de hacerlo, señalar que no se recomienda para el consumo de niños y niñas.

La Concamin ha defendido que la propuesta presentada por el sector privado para crear la NOM-051 “no fue atendida ni revisada” y aseguran que el proceso fue opaco, lo que impidió el análisis de la evidencia científica. Ademas, calificó la decisión para aprobarla de autoritaria, pues dice que no se consideraron las opiniones de órganos reguladores especializados.

La nueva Ley de Etiquetado ha sido respaldada por organismos internacionales, como el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), quien esta semana lamentó la decisión del Poder Judicial mexicano de suspender temporalmente la aplicación.