ADVERTENCIA: IMÁGENES FUERTES.

Vecinos reportaron que el sujeto, de 60 años de edad, capturaba perros callejeros y los mantenía sin comida ni alimentos y en precarias condiciones de higiene. Incluso ante la falta de comida, los canes atacaban a los más débiles para devorarlos. 

De acuerdo con un video difundido en Twitter, aproximadamente 20 canes fueron abandonados en un domicilio ubicado.

Ciudad de México, 6 de agosto (SinEmbargo).- Un hombre de 60 años de edad fue detenido por su probable responsabilidad en el delito de maltrato animal, luego de ser difundido un video que muestra actos violentos en contra de perros abandonados, informó la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJ-CdMx).

Derivado de una denuncia en redes sociales, la Fiscalía Desconcentrada de Investigación de Delitos Ambientales y en Materia de Protección Urbana (Fedapur) inició una investigación en el domicilio del imputado, ubicado en la colonia Lindavista, Alcaldía Gustavo A. Madero.

Vecinos reportaron que el sujeto, quien rescataba perros callejeros, los mantenía sin comida y en precarias condiciones de higiene. Incluso ante la falta de alimento, los canes atacaban a los más débiles para devorarlos. 

la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México informó pidió al denunciante que informara sobre la ubicación del inmueble. Foto: Especial.

De acuerdo con información de Excélsior, cuando las autoridades intentaron arribar al inmueble para ver a la jauría, una persona que se identificó como “abogado” impidió al personal de la Fedapur realizar la diligencia dictada.

Además, señaló el diario, la Procuraduría Ambiental y del Ordenamiento Territorial (PAOT), así como a la Brigada Animal, que depende de la Secretaría de Seguridad Ciudadana intervendrán en las investigaciones.

Un video que circula en redes sociales muestra a más de 10 de perros abandonados en una casa. De acuerdo con las imágenes compartidas por el periodista Carlos Jiménez, los canes fueron abandonados a su suerte dentro de un domicilio ubicado al norte de la capital.

En el video se puede observar que los animales no cuentan con agua ni comida y viven entre sus propios orines y excrementos. Al percatarse de que están siendo grabados, los perros ladran.

La grabación también muestra cómo uno de los canes está lamiendo el cuello ensangrentado de otro de sus congéneres, aparentemente muerto.