Los hechos tuvieron lugar en la escuela primaria Leona Vicario, ubicada en la localidad de Tlapacoyan, municipio de Santiago, Veracruz, cuando una mujer, identificada como Carmen Cruz Hernández, presidenta de la Sociedad de Padres de Familia de dicho instituto, interrumpe una clase para quitarle los libros de texto a varios niños, argumentando que sus padres no habían pagado la cuota voluntaria, por lo que la SEP presentó una denuncia ante la PGR.

Ciudad de México, 6 de  Septiembre (SinEmbargo).- La Secretaría de Educación Pública (SEP), presentó una denuncia formal en contra de Carmen Cruz Hernández, presidenta de la Sociedad de Padres de Familia de una escuela primaria de Veracruz, quien le quitó sus libros de texto gratuito a los niños cuyos padres no pagaron la cuota de inscripción para el ciclo escolar 2016-2017.

A través de un comunicado la SEP detalló que fue Miguel Augusto Castañeda Fernández, titular de la Unidad de Asuntos Jurídicos de la SEP quien presentó el día de hoy un escrito en Procuraduría General de la República (PGR) para que se inicie una investigación de los hechos y de ser necesario se ejercite acción penal contra quienes resulten responsables.

La dependencia señaló que lo libros de texto que se entregan son totalmente gratuitos y ésta “no se supedita a condición alguna”.

Los hechos tuvieron lugar en la escuela primaria Leona Vicario, ubicada en la localidad de Tlapacoyan, municipio de Santiago, Veracruz, y quedaron grabados en un video que se volvió viral. Ahí se exhibe a una mujer que interrumpe una clase para quitarle los libros de texto a varios niños, argumentando que sus padres no habían pagado la cuota voluntaria.

La mujer, a quien le adjudicaron el título de #LadyLibros, hizo caso omiso a las advertencias de un profesor quien en repetidas ocasiones le dijo que no tenía la autoridad para dejar sin libros a los pequeños estudiantes, además de que filmó dicha situación.

La SEP también ratificó que su principal objetivo es garantizar que todos los niños, niñas y jóvenes de México tengan acceso efectivo a una educación pública laica, gratuita y de calidad, y los libros de texto gratuitos forman parte de ese derecho, con los cuales está estrictamente prohibido lucra “o condicionar su entrega a cambio de una cuota o de cualquier otra manera”.

Por lo que esa dependencia iniciará las acciones necesarias para que se sancione a quienes afecten la educación de los niños y las niñas de México.