El pasado 20 de diciembre, el Presidente López Obrador confirmó que en el terreno, de alrededor de 150 hectáreas de la Secretaría de la Defensa Nacional en Santa Fe –donde está la fábrica de armas de la Sedena– se construirían, en 30 hectáreas, departamentos para financiar la construcción de instalaciones para la Guardia Nacional. Sin embargo, este jueves, el Jefe del Ejecutivo federal dijo que sólo se construirán pocos viviendas para elementos del Ejército y el resto del terreno se convertirá en la Cuarta Sección del Bosque de Chapultepec.

Ciudad de México, 7 de marzo (SinEmbargo).- El Presidente Andrés Manuel López Obrador informó que el proyecto inmobiliario que se construiría en terrenos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) en Santa Fe ha quedado cancelado, pues se dará prioridad al la preservación del medio ambiente y al recinto histórico en la zona.

El pasado 20 de diciembre, el Presidente confirmó que en el terreno, de alrededor de 150 hectáreas de la Sedena en Santa Fe –donde está la fábrica de armas de esa dependencia– se construirían, en 30 hectáreas, departamentos para financiar la  instalaciones para la Guardia Nacional. Esta mañana, el Jefe del Ejecutivo federal dijo que sólo se construirán pocas viviendas para elementos del Ejército y el resto del terreno se convertirá en la Cuarta Sección del Bosque de Chapultepec en la Ciudad de México.

“No va a haber un desarrollo inmobiliario, se va a preservar el medio ambiente. Va ser un espacio amplío para el disfrute de los que viven en la zona, sobre todo en Santa Fe”, dijo esta mañana. “Va ser un parque, la Cuarta Sección del Bosque de Chapultepec, solo se van a construir muy pocas viviendas habitacionales para la Secretaría de la Defensa”, añadió el Presidente.

También confirmó que el resto del terreno ya no se venderá para el desarrollo inmobiliario como se había previsto. En diciembre pasado, López Obrador había detalló que con la venta del terreno se buscaba obtener de 20 a 30 mil millones de pesos para construir las instalaciones de la Guardia Nacional, y había prometido que, si era necesario, se llevaría a consulta el tema.

Explicó entonces que se trata de un terreno propiedad de la Nación, del Ejército mexicano, desde la época del Presidente Benito Juárez, donde se encuentra la fábrica de armas que está siendo trasladada a Puebla. El Jefe del Ejecutivo federal dijo, en diciembre, que 50 hectáreas de ese terreno existen instalaciones desde la época del inicio de la fábrica, que son históricas y patrimonio cultural, por lo que esa parte podría convertirse en Museo.