La cañabota gris es considerada por los biólogos una verdadera maravilla, ya que a diferencia de sus parientes más evolucionados, que tienen cinco branquias, estos tienen seis y la especie permanece casi intacta desde la era del Jurásico.

Ciudad de México, 8 de julio (RT).- Científicos estadounidenses han logrado captar imágenes únicas y marcar por primera vez para el futuro rastreo en su hábitat a una cañabota gris o tiburón de peinetas (Hexanchus griseus), que no ha tenido casi ningún cambio evolutivo durante 200 millones de años y cuyo estilo de vida sigue siendo un misterio, informó la página web de la misión científica OceanX la semana pasada.

Anteriormente, los oceanólogos los marcaban tras sacarlos a la superficie. No obstante, esa acción puede desorientar y desintegrar a los tiburones, que prefieren las aguas más oscuras de hasta 2 mil 500 metros de profundidad, por lo que los datos recopilados posteriormente pueden no ser una representación real de sus movimientos normales, explicaron los científicos.

Last night, #oceanx with partners and scientists from Cape Eleuthera Institute, Florida State University Marine Lab, and Bloomberg Philanthropies Vibrant Oceans Initiative became the first to tag a deep-sea shark from a submersible. This is historic for a number of reasons. Dr. Dean Grubbs, the lead scientist on this mission, is the first scientist to ever tag a bluntnose sixgill with a satellite tag, but up until last night had only been able to do so by bringing them up to the surface. Because bluntnose sixgills are a deepsea species, it's hard on them physiologically to be tagged in this way. Now that we've proven this method can work for deep sea species like the sixgill, we can unlock the world of leviathan deep-sea dwellers and gain important insights into their movement and behavior. It could not have been a tenser mission—this was our last chance, after one dive where the tag bounced off the shark, one dive where no sharks showed up, and one dive where a grouper came and tagged itself instead. Needless to say, the mood on #Alucia right now is ecstatic. Check out our Instagram for live updates, @oceanx.

Posted by OceanX on Sunday, June 30, 2019

La cañabota gris es considerada por los biólogos una verdadera maravilla, ya que a diferencia de sus parientes más evolucionados, que tienen cinco branquias, estos tienen seis y la especie permanece casi intacta desde la era del Jurásico. Se trata de un tiburón grande, que crece hasta los 8 metros de longitud, con un cuerpo ancho y ojos verdes luminosos, que sobrevive al cazar presas vivas y alimentarse de los cadáveres caídos al lecho marino.

“HISTÓRICO”

Este junio un equipo de científicos de la Universidad Estatal de Florida (E.U.) realizó un viaje a las Bahamas a bordo del barco de investigación OceanX Alucia para sumergirse a las profundidades marinas y tratar de hacer algo que nunca antes se había logrado: marcar a un tiburón en su propio hábitat.

Tras sumergirse a cientos de metros frente a la costa de cabo Eleuthera, el equipo de biólogos marinos atrajo con cebo a varios especímenes. En la primera noche de la misión de una semana, el sábado 29 de junio, los investigadores captaron imágenes únicas de una hembra claramente visible con las luces del sumergible mientras daba vueltas, removiendo limo en el lecho marino y olfateando el barco. Y en la cuarta noche finalmente lograron marcar a un macho grande tras dispararle un dispositivo especial integrado con GPS.

El video de la hembra fue publicado en la cuenta de Twitter de uno de los miembros de equipo, Gavin Naylor.

“Esto es histórico por una variedad de razones. Ahora que hemos comprobado que este método puede funcionar para la cañabota, podemos desbloquear el mundo de los habitantes de aguas profundas del leviatán y obtener información importante sobre su movimiento y comportamiento”, dice el informe de los científicos.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE RT. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.