México, representado por la Secretaria de Energía, Rocío Nahle, abandonó la reunión virtual de la OPEP+, sin haber llegado a un acuerdo con la alianza y mientras ésta continuaba, según informaron dos fuentes citadas por la agencia rusa RIA Nóvosti.

Ciudad de México, 9 de abril (SinEmbargo).- Un histórico acuerdo de reducción de la producción entre la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y sus aliados (OPEP+) se encontró con un obstáculo este jueves, después de que México se negara a aceptar su parte de los recortes, luego de una reunión maratónica entre las naciones productoras de petróleo que duró más de once horas.

Los otros miembros de la OPEP, liderados por Arabia Saudita y Rusia, acordaron recortes de 10 millones de barriles por día a medida que la pandemia de coronavirus agota la demanda de crudo. Pero después de que México se resistió a su asignación, la reunión terminó sin un acuerdo definitivo.

Ahora se espera que las conversaciones continúen este viernes, en el marco de la reunión del G20. La OPEP+  espera poder convencer a México para que se sume al recorte de producción, de acuerdo con Efe que cita fuentes de una de las delegaciones que participaron en la reunión.

Luego de horas de discusión, México, representado por la Secretaria de Energía, Rocío Nahle, abandonó la reunión virtual de la OPEP+, sin haber llegado a un acuerdo con la alianza y mientras ésta continuaba, según informaron dos fuentes citadas por la agencia rusa RIA Nóvosti.

Una de las fuentes indicó que el problema fue las diferencias en las posturas relacionadas con el nivel base de la reducción de la producción de crudo para México.

Según el proyecto de acuerdo al que tuvo acceso la agencia oficial TASS, a México le hubiera correspondido una reducción de 400 mil barriles diarios.

Sin embargo, Nahle informó que México reducirá su producción en 100 mil barriles (mbd) por día durante los próximos dos meses. De tal manera que de los mil 781 que reportó en marzo de 2020, se producirán mil 681 mbd.

A través de su cuenta de Twitter, la ex corresponsal de energía de Reuters, Amena Bank, dijo que luego de la salida de Nahle, los ministros de decidirían cómo continuar el acuerdo.

La especialista escribió que Irán sugirió retirar a México del acuerdo.

“Continúan las acaloradas discusiones sobre qué incluir en la declaración de hoy (es decir, el acuerdo estará condicionado a que México se una)”, añadió posteriormente.

Antes de que México abandonara la mesa de discusiones, la OPEP y sus aliados habían acordado reducir 10 millones de barriles por día en mayo y junio, 8 millones de barriles por día desde julio hasta el final de este año y 6 millones de barriles por día a partir de enero de 2021; y se extenderá hasta abril de 2022, de acuerdo con información difundida la tarde de este jueves por la agencia Reuters.

REPERCUSIONES PARA MÉXICO

Para Gabriela Siller, economista de Banco Base, ésta es una de las pocas veces que México ha influido en decisiones de la OPEP y sus aliados al no aceptar el recorte. Sin embargo, su posición impactó esta noche el tipo de cambio, que se mueve ligeramente a la alza “por la mayor percepción de riesgo sobre México”.

De acuerdo con Siller, el mercado cambiario no cierra, por lo que este viernes estará supeditado, junto con el precio del petróleo, a los resultados de la reunión de la OPEP.

“El peso está cotizando en función de las noticias relacionadas con el coronavirus, el precio del petróleo y la percepción de riesgo sobre México. Si el precio del petróleo sube ante un recorte en la producción, el tipo de cambio puede bajar temporalmente hacia 23.50 pesos”, previó la economista.

A pesar del tamaño récord del recorte, los precios del petróleo bajaron este jueves, ya que los inversionistas temían que aún no fuera suficiente para combatir la pérdida de demanda sin precedentes que ha generado la pandemia del coronavirus.

Previo al cuerdo, al cierre de la jornada de este jueves, el precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) cerró este jueves un 9.29 por ciento y el barril concluyó en 22.76 dólares en una jornada muy volátil en la que el crudo texano se llegó a disparar un 12 por ciento para luego volver a terreno negativo por la incertidumbre en torno a la reunión por videoconferencia de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) con sus principales socios que seguía en curso.

Al final de las operaciones en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos de futuros del WTI para entrega en mayo restaron 2.33 dólares respecto a la sesión previa del miércoles.

En tanto que el Brent, de referencia en Europa, sube casi un 4 por ciento, hasta superar los 34 dólares por barril.

La mezcla mexicana cayó un 7.55 por ciento, o 1.35 centavos, en comparación con el cierre anterior, cuando se vendió en 17.89 dólares por barril.

De acuerdo con Petróleos Mexicanos (Pemex), el crudo se vende en 16.54 dólares por barril.

-Con información de Efe