Marcelo Brodsky, el fotógrafo argentino que dio impulso a la inciativa Action Visual. Foto: Francisco Cañedo, SinEmbargo

Marcelo Brodsky, el fotógrafo argentino que dio impulso a la inciativa Action Visual. Foto: Francisco Cañedo, SinEmbargo

Ciudad de México, 10 de septiembre (SinEmbargo).- Nadie podría imaginar un crimen más horrendo, pero ocurrió en nuestro país: el pasado 26 de septiembre, aconteció la desaparición forzada de 43 estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa y el asesinato de los estudiantes normalistas Julio César Ramírez Nava, Daniel Solís Gallardo y Julio César Mondragón Fontes.

Fue en Iguala, Guerrero, y a prácticamente un año de la ignominia, la violencia no ha cesado. Los crímenes no han parado y casi 365 días ha tardado el Presidente Enrique Peña Nieto para mostrar finalmente disposición a reunirse con los padres de los muchachos desaparecidos.

Por estos días, además, una nueva teoría de la tragedia, elaborada por expertos independientes, desacreditó la investigación del Gobierno federal y aseguró que la principal hipótesis oficial de que habrían sido calcinados en un basurero no es verdadera.

La Organización de Estados Americanos (OEA) respaldó e hizo suyo el informe de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que envió a los expertos para investigar el caso de los estudiantes, informó dpa.

En su informe, los expertos señalaron que la versión de la Fiscalía mexicana tiene “inconsistencias científicas”, además de exponer una nueva teoría sobre el motivo del ataque: que los jóvenes, quienes se dirigían a una manifestación en la capital, interfirieron con el traslado de un cargamento de drogas que se encontraba en uno de los autobuses que habían tomado para trasladarse.

“No tenemos indicios que podamos sustentar de dónde están los desaparecidos”, dijo Carlos Beristain, uno de los investigadores de la CIDH, parte del grupo convocado ahora por los padres de la guardería ABC, para propulsar una investigación independiente también en esa tragedia de nuestro país.

LA SOLIDARIDAD CON LOS 43

Las muestras de solidaridad en todas partes del mundo a partir de las convocatorias a la #AcciónGlobalPorAyotzinapa fueron registradas y difundidas en imágenes que quedarán marcadas para la historia.

Las consignas fueron fomentar la solidaridad internacional con las familias de los 43 estudiantes normalistas, fortalecer su exigencia de presentación con vida de los desaparecidos y justicia para los asesinados.

Así surgió Visual Action, como un acto de solidaridad internacional con los ausentes de Ayotzinapa. La convocatoria tuvo eco en países como Argentina, Italia, Estados Unidos, Costa Rica, Paraguay, Uruguay, Alemania, Reino Unido, Japón, Colombia, Brasil, Francia, Canadá, Chile, Suiza, India, Perú, Finlandia, Sahara Occidental, Noruega, Bangladesh y México.

Bajo la curaduría del fotógrafo argentino Marcelo Brodsky, la solidaridad se expresó en 64 escenarios en donde estudiantes, académicos y personas de cualquier profesión, en distintas partes del mundo, se sintieron interpeladas y decidieron unirse a esta campaña en la que fueron retratados, en un espacio de carácter simbólico, con consignas escritas donde expresan su apoyo, la simpatía y la solidaridad mundial con los estudiantes desaparecidos y sus familiares.

El proyecto inició el 27 de noviembre del 2014 y desde entonces se produjeron cientos de fotografías en, por lo menos, cuatro continentes. La campaña se convirtió en una nutrida muestra titulada: “Visual Action–Muestra fotográfica internacional en solidaridad con Ayotzinapa”, que será  presentada el próximo 12 de septiembre en las instalaciones de la Escuela Normal Rural “Raúl Isidro Burgos” de Ayotzinapa.

El fotógrafo es también un militante de derechos humanos y tiene un hermano desaparecido. Foto: Francisco Cañedo, SinEmbargo

El fotógrafo es también un militante de derechos humanos y tiene un hermano desaparecido. Foto: Francisco Cañedo, SinEmbargo

Visual Action Ayotzinapa ha sido suscrita por 47 organizaciones de reconocido prestigio internacional dedicadas a las artes visuales en América Latina, Estados Unidos, Europa y Asia, entre las que se encuentran organizaciones de derechos humanos, de abogados, de fotógrafos, académicas, de artes visuales y medios online.

Para el argentino Marcelo Brodsky, un dedicado militante de derechos humanos y quien tiene además un hermano desaparecido por la dictadura militar de aquel país (1976-1983), el tema de los 43 toca las fibras más íntimas y lo exhortó a tomar una posición activa y comprometida en la lucha por la justicia.

“El tema nos identificó con nuestra propia historia de desapariciones”, dice en entrevista con SinEmbargo.

“Estamos del lado de las víctimas. Hemos hecho en Argentina un gran trabajo sobre la memoria para que se entienda la tragedia por parte de las nuevas generaciones y el tema de los 43 nos toca muy de cerca”, agrega.

“El nosotros incluye a 50 organizaciones del mundo que en la lucha por los derechos humanos han tomado el caso de los 43 como un tema que nos afecta a todos”, precisa.

La imagen al servicio de la verdad y la justicia. Foto: Especial

La imagen al servicio de la verdad y la justicia. Foto: Especial

La historia de la primera foto en solidaridad con los 43 nació en el Colegio Nacional Buenos Aires, cuando Brodsky intervino su foto de clase y marcó los dos desaparecidos de su división. En el colegio hay 110 estudiantes desaparecidos, que fueron recordados en un libro de memoria.

Ese fue el impulso para replicar la iniciativa en noviembre pasado y en homenaje a los estudiantes de Iguala.

“Los chicos pintaron en su clase de plástica la consigna “Vivos los llevaron, vivos los queremos” y participaron activamente en la producción de la imagen, lo que fue una forma de darle sentido político y social a la fotografía”, cuenta Brodsky.

“Ahí empezó la campaña”, explica.

Cuando Marcelo fue a participar en Paris Photo en 2014 y mostró la foto del Colegio Nacional Buenos Aires, los fotógrafos internacionales allí reunidos no tardaron en idear la campaña Action Visual que se exhibirá el 12 de septiembre en la Normal Isidro Burgos.

Hay imágenes de Blangladesh, de la India, de Inglaterra: el mundo clama por la justicia y la aparición de los estudiantes. Si no aparecen, al menos que se sepa la verdad de sus destinos y con ello dar algo de consuelo a los familiares y un poco de luz a estos tiempos tan oscuros que vive México.

Fotos: Visual Action