SinEmbargoMX

“Valió la pena esperar. ¡Vamos a vivir!”. Una mujer dedica poema a vacuna contra la COVID (VIDEO)

11/04/2021 - 3:20 pm

Hasta ahora, el programa de vacunación contempla a los adultos mayores de 60 años, al personal médico y a personal educativo. Con 126 millones de habitantes, en México un total de un millón 664 mil 658 personas han recibido las dos dosis necesarias para completar el esquema de vacunación.

Ciudad de México, 11 de abril (SinEmbargo).– La poeta y escritora Azminda Aguilar Ruiz publicó la declamación de un poema que escribió luego de ser vacunada contra la COVID-19.

Por medio de su perfil de Facebook, Aguilar Ruiz leyó su más reciente poema, titulado Valió la pena esperar, texto en el que hace referencia a la lucha que por más de un año ha mantenido la humanidad en contra de la COVID-19.

Su mensaje fue compartido el pasado 7 de abril, en el marco del Día Internacional de la Salud. En él, agradeció al personal de salud que ha hecho frente a la pandemia y a todos los científicos del mundo que han unido fuerzas para crear vacunas contra el nuevo coronavirus.

“Hoy es el Día Internacional de la Salud y quiero dedicar un poema a esos seres maravillosos de la tercera edad que han sido vacunados y a todas las personas que están en espera de esa vacuna. Les quiero, les respeto, y sobre todo, admiro la voluntad con la que se presentaron todos llenos de alegría a recibir la vacuna. Recibían el boleto de un pase a la vida, de un pase a la existencia maravillosa que se llama edad. Con ustedes el poema Valió la pena esperar”, dijo la escritora y maestra.

powered by Advanced iFrame free. Get the Pro version on CodeCanyon.

“Que triste y cruel es la espera cuando las huellas de la vida comienzan sin piedad a brotar,
cuando sentimos la fe perdida y vemos que dejamos de soñar
cuando tras las altas montañas vemos la luz del sol envejecer
Añoramos su canto en la ventana y el ropaje del bello amanecer
Cuando los caminos son pesados y los pies comienzan a tropezar,
recordamos los tiempos amados, los que dieron ritmo al caminar”.

“Qué triste y cruel es la espera cuando vemos revestido de maldad a la feroz COVID,
engendro del mal, asesina, mata, no respeta la edad.
¡Vete! ¡Lárgate espectro infernal!¡Vete!
¡Vete de esta buena tierra! Te declaramos batalla, te declaramos guerra”.

Continúa: “Suplicamos a la brillante Luna que ya nos apliquen la vacuna
por caridad, te lo pedimos Señor.
El insomnio me quita el sueño.
Todo un año no dejé de pensar en el virus que me podía contagiar
¡Vacúnenme, por favor! ¡Por Dios!
Es mi pedir, no quiero morir.
¡Quiero vivir!¡Quiero vivir!”

En las siguientes líneas, la poeta refirió al día en que ella acudió a un centro de vacunación contra la COVID-19 para ser inmunizada y describió la alegría de las personas mayores de la tercera edad al recibir las primeras dosis del biológico.

“Valió la pena la espera.
Hoy me asomé por la ventana y vi un día diáfano, muy hermoso
El Sol tras las majestuosas montañas lucía bello, risueño, esplendoroso
Vi las calles danzar la esperanza
Escuché cantos de amor y gratitud
La fe, envuelta en mantos de confianza, limpiaba las lágrimas con velos de luz
Caritas risueñas, sonrisas preciosas
Cantaban, reían, miraban a Dios
Bailaban, no cabían de felicidad.
Daban gracias y cantos de amor”.

“Esta fecha es histórica y real.
Hoy, hoy, este día a los adultos los van a vacunar”

“Valió la pena esperar.
El júbilo invade a todo el país.
¡Bendita vacuna!
¡Vamos a vivir!, gritaban a coro.
¡Vamos a vivir! ¡Vamos a vivir! ¡Vamos a vivir!
Los hijos, los nietos, gozaban a ver al papá, al abuelo reír”

“¡Que bonito es lo muy bonito! Sabiéndolo amar y valorar
Hoy, traje a mis dos abuelitos a la sede del lugar a vacunar
Yo los quiero y los adoro, ellos son el más rico tesoro,
son sabiduría, consejo y guía, ¡que bueno que van a vivir más!
La vacuna de morir los salvara”.

“A nuestro padre, amoroso Dios, ¡gratitud y amor al sector salud!
Gracias les dan los adultos mayores, doctores, enfermeras, médicas, y autoridades”

Finalmente, la poeta de la tercera edad comentó que su poema está basado en la emoción que sintió y que observó el día que fue vacunada. Consideró que es el primer paso para salir de “esta depresión que tiene sumergida a la humanidad” desde que se conoció a la COVID-19.

“Escribí este poema motivada por los cuadros maravillosos que observé, entre ellos estaba yo. Llegué a la vacuna, vi personas tan lindas, caritas risueñas, caritas llenas de fe y esperanza. Cantaban, aplaudían, bailaban, elevaban las manos a Dios y yo, emocionada, me uní a esa devoción. Gracias señor Dios, por abrir el túnel al final de la jornada”.

“Un año padeciendo incertidumbre, encerrados, viendo únicamente las cuatro paredes, pero con una fe fuerte en nuestro señor Dios y en el sector salud. ¡Gracias! Gracias por haberme permitido llegar a ustedes y a sus hermosos hogares con este mensaje de gratitud y amor, porque se ha abierto un nuevo panorama, un horizonte para vivir un poco más”, terminó.

PLAN DE VACUNACIÓN

Hasta el 8 de abril se habían administrado entre la población mexicana 10 millones 642 mil 873 millones dosis de la vacuna contra la COVID-19, 334 mil 359 en las últimas 24 horas.

Apenas, el 7 de abril México aplicó 530 mil 178 dosis, récord para un sólo día.

Además se informó que un total de un millón 664 mil 658 personas han recibido las dos dosis necesarias para completar el esquema de vacunación.

El programa de vacunación contempla por ahora a los adultos mayores de 60 años, al personal médico y a personal educativo.

Con 126 millones de habitantes, México tiene comprometidos 34.4 millones de dosis de la vacuna estadounidense Pfizer, 79.4 millones de la británica AstraZeneca, 35 millones de la china CanSino, 24 millones de la rusa Sputnik V, 20 millones de la china Sinovac, 12 millones de la también china Sinopharm y 51.4 millones de la plataforma Covax de la OMS.

en Sinembargo al Aire

Opinión

más leídas

más leídas