La SCJN declaró como inconstitucional la llamada “Ley Bonilla”, luego de aprobar el proyecto de José Fernando Franco González Salas, Ministro de la Segunda Sala. Con ello, Bonilla será Gobernador de Baja California por dos años y nada más. Así como fue electo. No tendrá el tan anhelado mandato de cinco años que le había regalado el Congreso local anterior, con el voto de los diputados del PAN.

Ciudad de México, 11 de mayo (SinEmbargo).- Las dirigencias de los partidos Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Acción Nacional (PAN), Revolucionario Institucional (PRI), y de la Revolución Democrática (PRD), celebraron el fallo de la Suprema Corte de Justicia d ella Nación (SCJN) que invalida la ampliación de mandato a cinco años del Gobernador de Baja California, Jaime Bonilla.

A través de su cuenta de Twitter, el líder de Morena, Alfonso Ramírez Cuéllar, señaló que el país no se podía permitir una reforma ilegal que violaba la voluntad del pueblo de Baja California.

“Esta decisión afirma el respeto al orden jurídico y fortalece la certeza de las instituciones mexicanas”, escribió en Twitter.

Por su parte, el dirigente del PAN, Marko Cortés, reconoció la labor de la SCJN para “frenar un atropello a la democracia”.

En Twitter, destacó que el tribunal evitó que se violentara la voluntad popular y que con dicha decisión “queda claro, nada ni nadie por encima de la Constitución“.

Por su parte, el presidente del PRI, Alejandro Moreno calificó la fallida Ley Bonilla como “una aventura abusiva y desmedida por poder”.

An un mensaje compartido en sus redes sociales, destacó que la SCJN evitó el retorno de reelecciones disfrazadas y puso fin a una reforma “abusiva”.

“En el fallo histórico de hoy, celebramos y reconocemos que la Suprema Corte de Justicia de la Nación puso punto final a una aventura abusiva y desmedida de poder”, destacó.

A la par, felicitó al equipo jurídico del PRI por preparar una de las acciones de inconstitucionalidad que fueron presentadas ante la SCJN, y que permitió la invalidación de la extensión del mandato de Bonilla.

Mientras el secretario general del PRD, Ángel Ávila, destacó que con a decisión, la Suprema Corte ratificó que el Poder Judicial es independiente en México y constituye una parte esencial en el sistema desequilibrio de poderes del país.

El dirigente de Movimiento Ciudadano, Clemente Castañeda, destacó que su partido presentó cinco denuncias contra la extensión del mandato de Bonilla.

A las felicitaciones por el actuar de la SCJN se sumó el Concejo coordinador Empresarial (CCE).

Mediante un comunicado reconoció al tribual por defender el estado de derecho y la democracia.

“Con la resolución del día de hoy, la SCJN avala con toda la fuerza del estado de derecho la deis´pon democrática y legítima de los ciudadanos de elegir a sus gobernantes”, señaló.

A la par, reconoció las acciones de inconstitucionalidad presentadas por el PAN, PRD, Movimiento Ciudadano, el PRI, y la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

BC ACATARÁ DECISIÓN

El Secretario de Gobierno de Baja California, Amador Rodríguez, destacó que la entidad acatará la decisión de la Suprema Corte.

“No tengo opción. Es una resolución de la Corte que tiene de ley”, declaró a Milenio.

Añadió que no vio la sesión, ya que tenía contemplado el falló de la SCJN.

”Lo que iba a ser, iba a ser. Yo tengo mucho trabajo y muchas cosas que hacer”, aseveró.

EL NO A BONILLA

La SCJN declaró como inconstitucional la llamada “Ley Bonilla”, luego de aprobar el proyecto de José Fernando Franco González Salas, Ministro de la Segunda Sala. Con ello, Bonilla será Gobernador de Baja California por dos años y nada más. Así como fue electo. No tendrá el tan anhelado mandato de cinco años que le había regalado el Congreso local anterior, con el voto de los diputados del PAN.

“En esos términos queda aprobado el proyecto. De manera unánime este pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación declara inválida la reforma impugnada”, dijo Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, Ministro presidente del máximo tribunal del país.

Minutos antes de las 14:00 horas se realizó la votación durante una una sesión por videoconferencia, donde los ministros fueron exponiendo sus posturas respecto a la posible ampliación del mandato de Bonilla.

“Todas estas violaciones son muy graves y cada una de ellas, por sí misma, sería suficiente para declarar la invalidez de la reforma impugnada, pero apreciadas en su conjunto e interrelacionoadas, ponen de manifiesto un verdadero fraude a la Constitución, un efecto corruptor de rango constitucional: se llevó a cabo toda una maquinación, a través de la cual se pretendió burlar la voluntad popular, usando la Constitución para violar la Constitución, usando las herramientas de la democracia para violar democracia, corrompiendo de manera tajante el principio democrático”, consideró Zaldívar Lelo de Larrea.

En su oportunidad, señaló que “con el pretexto de usar su poder reformador de la Constitución y su competencia para decidir sobre su régimen interior, la legislatura local fraguó, en realidad, un fraude a la Constitución. El Congreso de Baja California alteró los resultados de un proceso electoral concluida, al decretar, por ley, que un gobernador electo por dos años ejercería el cargo por cinco”.

Mientras que Yasmín Esquivel indicó que la SCJN sentó un nuevo precedente para evitar que cualquier autoridad cambie las reglas de los votos ya emitidos. “Es un precedente que estamos sentando, para evitar que cualquier autoridad municipal, estatal o federal cambie el sentido del voto recibido y se perpetúe en el cargo con maniobras legales”, comentó.

“Prorrogar desde el poder político el periodo de duración de mandato para un cargo ya elegido, implica pretender evitar que exista una verdadera contienda, y se convertiría en una reelección disfrazada, ignorando y despreciando por completo la voluntad del pueblo elector”, opinó el abogado y Ministro Luis María Aguilar.

EL PROYECTO PARA LA DECLRACIÓN DE INCONSTITUCIONALIDAD

José Fernando Franco González Salas, Ministro de la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), propuso declarar inconstitucional la reforma al artículo Octavo del decreto 112, llevada a cabo el pasado 23 de julio del 2019, por el Congreso de Baja California, llamada “Ley Bonilla”, con la que se ampliaba de dos a cinco años el periodo de Gobierno de Jaime Bonilla en Baja California.

Por tratarse de una acción de inconstitucionalidad, se requería del voto de al menos ocho de los 11 ministros para que el proyecto de sentencia anulara la reforma al artículo transitorio de la Constitución estatal, que el Congreso bajacaliforniano aprobó después de las elecciones locales.

La invalidez dejaría vigente la versión del transitorio bajo la cual fueron celebradas las elecciones de junio de 2019 y el periodo de Gobierno de Bonilla finalizaría el 1 de noviembre de 2021 y se llamaría a elecciones locales el siguiente año.

En marzo pasado, el Ministro González Salas cerró el periodo de instrucción para recibir pruebas por parte de los involucrados en las siete acciones de inconstitucionalidad interpuestas contra las reformas a la Constitución estatal, que ampliaron a cinco años el mandato de Bonilla Valdez.

El pasado 1 de noviembre de 2019, Jaime Bonilla Valdez tomó protesta como Gobernador Constitucional de Baja California en la Sala del pleno del Congreso del estado.

El pasado 1 de noviembre de 2019, Jaime Bonilla Valdez tomó protesta como Gobernador Constitucional de Baja California en la Sala del pleno del Congreso del estado. Foto: Omar Martínez, Cuartoscuro

Se recibieron siete acciones por parte de los partidos Acción Nacional (PAN), Movimiento Ciudadano (MC), de la Revolución Democrática (PRD), Revolucionario Institucional (PRI), Partido de Baja California (PBC), la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) y el Instituto Nacional Electoral (INE).

En octubre pasado, el mismo Ministro rechazó frenar la toma de protesta de Bonilla Valdez como Gobernador después de que el presidente del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PAN, Marko Cortés Mendoza, interpuso un recurso con la intención de evitar que el militante de Morena asumiera el cargo.

Ayer, el PAN esperó que la Suprema Corte de Justicia de la Nación declarara como inconstitucional la llamada “Ley Bonilla” y con ello evitar un “golpe a la democracia nacional”. Marko Cortés informó en un comunicado que de no ser así, se rompería con el orden constitucional y dejaría un precedente irreparable que restaría certeza a los procesos electorales.

“Hacemos un llamado a mirar en favor de los bajacalifornianos y de sus derechos políticos, que ya dejaron claro en las urnas su voto para que el Gobernador de Baja California sólo gobierne por dos años”, dijo el presidente de Acción Nacional.

En diciembre de 2019 el Presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que respetaba la decisión del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación que consideró inconstitucional la llamada “Ley Bonilla”.

“Respetamos la decisión que tomó la Suprema Corte de Justicia [sic] el día de ayer declarando inconstitucional la reforma que se hizo en el Congreso local de Baja California, el Tribunal Electoral a petición de la Suprema Corte, respetamos ese punto de vista”, aseguró. Consideró que esta situación “deja de manifiesto que no somos iguales”. Por ello, pidió recordar las “concertacesiones” que se hacían en esa entidad y otros lados.

A mediados de abril, el Gobernador de Baja California entró en polémica con la Secretaría de Salud al mencionar que las cifras de casos de COVID-19 no son reales. El Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez, lo desmintió y negó que la comunicación entre el Gobierno federal y los estados esté fracturada.

-Con información de Zeta