México
INE-PARTIDO-VERDE

Santiago Nieto denunció hace años las corruptelas del Verde

11/06/2021 - 9:30 pm

Los mensajes difundidos en redes sociales de personas de la farándula causaron sorpresa no por lo novedoso, sino por ser la segunda ocasión que ocurría la difusión de mensajes a favor del Partido Verde en plena veda electoral. Fue el mismo guión y el mismo acto.

Ciudad de México, 11 de junio (SinEmbargo).- “El cinismo rampante de los verdes los ha hecho célebres”, escribió en 2019 Santiago Nieto Castillo, actual titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), en referencia al Partido Verde Ecologista de México (PVEM).

Es una frase que está en el capítulo “Los tuits faranduleros del PVEM” de su libro Sin filias ni fobias (Grijalbo, 2019). Ahí cuenta lo que ocurrió en las elecciones intermedias de 2015 con ese partido y una serie de tuits que personas famosas subieron a sus redes sociales en apoyo al partido en plena veda electoral.

El relato cobra sentido en 2021 porque el Verde lo volvió a hacer: cerca de 90 “influencers” subieron a sus redes sociales (Instagram y Tik Tok) mensajes de apoyo a ese partido político. El domingo de la elección, el Instituto Nacional Electoral (INE) pidió al Verde que parara; ellos agradecieron las “sinceras” muestras de apoyo, pero pedía a sus seguidores no enviar más mensajes. Finalmente, algunos de los famosos que lo hicieron admitieron que habían recibido dinero a cambio de la promoción. Otras personas informaron que también habían sido buscados por el Verde con esos fines.

El jueves pasado, la Fiscalía General de la República (FGR), a través de la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales (Fepade), anunció que los llamados “influencers” serán investigados por difundir de manera ilegal propaganda un día antes de las elecciones del pasado domingo, luego de recibir “numerosas denuncias” a través de sus sistemas de atención ciudadana.

Hoy por la mañana, el INE advirtió de las sanciones al posible delito: para las personas físicas, una amonestación pública o multa de hasta dos mil días de Salario Mínimo General (SMG) y para personas morales, una multa de hasta 100 mil días de SMG.

El castigo para el partido político, de acuerdo con el INE, sería una amonestación, multa de 10 mil días de SMG, reducción de hasta el 50 por ciento de su financiamiento, y “en caso de conductas graves y reiteradas”, cancelación de su registro.

Pero el modus operandi del Partido Verde para violar la veda electoral  viene desde 2015 y lo narra Santiago Nieto, quien en ese entonces era el titular de la Fepade. En esa elección fueron personalidades de la farándula y del deporte las que “alquilaron” sus cuentas de Twitter para que éstas fuera utilizadas para difundir mensajes de apoyo al Partido Verde: “algunos mensajes fueron más explícitos que otros, pero había una constante en el diseño. Era cándido pensar que estos ‘líderes de opinión’ emergentes estuvieran así de politizados. Se trataba de un modelo armado para incidir en la decisión de los votantes. Qué duda cabe”, escribe en el libro antes citado.

El capítulo dedicado a ese suceso detalla que una Ministerio Público de la Fepade se encargó de integrar una averiguación previa y se les mandó un citatorio a los famosos. Menciona a Miguel Herrera, exfutbolista, que acudió a la Fiscalía para rendir declaración: “en pocas palabras no sabía nada y el PVEM no lo había contratado. Vaya”.

Otro de los declarantes fue Jean Duverger, conductor de un noticiero deportivo. Él informó que lo habían buscado para ofrecerle dinero de parte del Verde pero que no sabía quién había sido porque el contacto fue telefónico.

En la lista también aparece Inés Sáenz, también conductora deportiva. El relato de ella fue que una colaboradora suya era la encargada de llevarle las redes sociales y recibió una llamada para apoyar al Verde, pero lo mismo: “no sabía quién ni cómo localizar a esa persona”.

“La Fepade citó a muchos famosos. Estoy convencido de que eso motivó que en 2016 y 2017 no volvieran a presentarse esos liderazgos repentinos”, agrega Nieto Castillo.

Ahora, sobre el rumbo de la investigación, explica que ésta siguió dos vías. Una de ellas, la financiera, que buscó si había alguna línea entre el dinero del Verde y los famosos, pero no se logró acreditar. La otra fue el proselitismo en la jornada electoral.

Sobre la primera ruta, la del dinero, el actual titular de la UIF cuenta que se logró ejercer acción penal contra 19 famosos al considerar que emitir un tuit en tiempos de veda constituía una aportación en especie a una campaña electoral. Para 2017, año en que Castillo es destituido de la Fepade, aún no había un pronunciamiento por parte de los juzgadores “que seguían discutiendo la competencia”.

En 2015, “el PVEM cosechó el mayor número de sanciones administrativas por violaciones reiteradas a la normatividad electoral […] La actitud soberbia de los ‘ecologistas’ se apreciaba en cómo trataban a varios de los funcionarios electorales”, escribió Nieto quien enmarca esta actitud al ser el Verde una de las piezas importantes de la coalición, en ese entonces con el Partido Revolucionario Institucional (PRI), hoy con Morena.

EL OTRO EPISODIO DEL VERDE CON NIETO

Uno de los primeros capítulos del libro de Nieto es en el que narra el encuentro con Manuel Velasco, entonces Gobernador de Chiapas y militante del PVEM. El describe al inicio: “Aquí está la historia de mi efímero y desagradable encuentro con el mandatario chiapaneco” y le lanza adjetivos como arrogante, ruin, ordinario y simplón.

El motivo de la reunión fue para establecer un acuerdo de colaboración para las elecciones de Chiapas en 2015 y la cita fue en la casa de gobierno de Chiapas, ubicada en Tuxtla Gutiérrez. Manuel Velasco llegó a la sala de juntas acompañado por Arturo Escobar, quien era a su vez investigado por la Fepade por el reparto de tarjetas durante el periodo de campaña, en la misma en la que utilizaron a perfiles famosos para la difusión de tuits a favor del Verde.

“Velasco, ordinario, me recibió con una pregunta inverosímil, seca, gélida: ‘¿Sabes que tu jefa es mi amiga?’ Se refería a la entonces titular de la PGR, Arely Gómez, quien duró poco más de un año en el cargo. Mi respuesta fue automática, sin titubeos; amable, pero firme: ‘Sí, gobernador’. Al ver que no logró intimidarme, el mandatario arremetió: ‘¿Y sabes que es mi tía?’ Mi respuesta fue idéntica. Cierta tensión se apoderó del momento, pero permanecí inamovible”, cuenta Santiago Nieto.

Y prosigue: “A pesar de que había más gente presenciando el encuentro, Velasco, incapaz de ser diplomático, volvió a la carga dirigiéndose sólo a mi: ‘¿Qué quieres?’, soltó altanero, metálico, pero el comentario bravucón no hizo mella en mi ánimo […] No habían pasado más de cinco minutos de mi explicación cuando Velasco me interrumpió de forma abrupta. Su pregunta fue contundente, majadera, indigna de un cargo como el suyo: ‘Está bien, ¿cuánta lana quieres?’ El cuestionamiento fue grotesco, absurdo, fuera de lugar. Le respondí que lo que le solicitaba era poder trabajar con sus secretarios […] Velasco endureció el rostro, se le enrojecieron las mejillas y puso su mejor cara de decepción”.

Daniela Barragán
Es periodista por la UNAM, con especialidad en política por la Carlos Septién. Los últimos años los ha dedicado al periodismo de datos, con énfasis en temas de pobreza, desigualdad, transparencia y género.
en Sinembargo al Aire

Opinión

más leídas

más leídas