La investigación de la dependencia de Estados Unidos habría impedido que el juez Décimo Sexto de Distrito en materia Administrativa en la Ciudad de México levantara en mayo pasado el bloqueo de las cuentas de Alonso Ancira, detenido en España.

Ciudad de México, 11 de julio (SinEmbargo).- La Administración para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos investiga a Alonso Ancira Elizondo, dueño de Altos Hornos México (AHMSA) por presuntamente operar con recursos de procedencia ilícita.

La investigación de la dependencia extranjera habría impedido que el juez Décimo Sexto de Distrito en materia Administrativa en la Ciudad de México, Gabriel Regis López, levantara en mayo el bloqueo de las cuentas del empresario que permanece detenido en España, de acuerdo con información de medios nacionales.

Regis López habría rechazado levantar el bloqueo hecho por la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda por una petición internacional.

“Lo anterior se considera así, toda vez que mediante ocios con registros 15289 y 15399, el Titular y el Director General de Procesos Legales, ambos de la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público dependiente de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público exhibieron el ocio MX-19- 0225 rmado por el Director Regional Adjunto de la United States Drug Enforcement Administration [DEA], en el que se informó que diversas personas estaban siendo investigadas por posibles actividades relacionadas con el lavado de dinero, dentro de las cuales destaca el quejoso”, precisó el juez.

Además, consideró que de concederse la medida cautelar “se afectaría el orden público e interés social”.

Ancira entró en prisión el 29 de mayo pasado en España, luego de ser detenido un día antes. El pasado 1 de julio medios de ese país informaron que el empresario mexicano conocido como “el rey del acero”,  pagó la fianza de un millón de euros (1.13 millones de dólares) impuesta por un juez español para salir de prisión mientras se decide sobre su extradición a México, donde es reclamado por corrupción y blanqueo.

Cuando salga de la cárcel deberá cumplir con las medidas cautelares de comparecencias en el juzgado cada dos días, prohibición de salir de España y retirada del pasaporte.

En México se enfrenta a acusaciones por delitos que causaron “grave daño patrimonial” a la compañía estatal Petróleos Mexicanos (Pemex), según la Fiscalía mexicana.

La investigación sobre Ancira, propietario de Altos Hornos de México (AHMSA), comenzó por una denuncia de Pemex presentada el pasado 5 de marzo “con motivo de una serie de delitos que motivaron un grave daño patrimonial a esa empresa”.

Los delitos que se le atribuyen están relacionados con el supuesto sobreprecio en la venta de una planta de fertilizantes a Pemex en 2013.

Según los investigadores, la venta de esa planta fue sellada con un sobreprecio de unos 500 millones de dólares por AHMSA cuando Pemex era dirigida por Emilio Lozoya Austin, sobre quien también pesa una orden de captura.

De acuerdo con fuentes del Gobierno de México, la planta de fertilizantes no tenía un valor que superara los 50 millones de dólares, por lo que se considera que la operación afectó negativamente a Pemex, además de que todavía no funciona por estar obsoleta.

Alonso Ancira Elizondo obtuvo la medida de libertad provisional el pasado 28 de junio. Un juez de la Audiencia Nacional de España le concedió la libertad provisional con el pago de una fianza de un millón de euros.