Bañarse en el día o en la noche depende de tu rutina diaria, además del fin con el que te quieras bañar en uno u otro momento. Por ende, es difícil determinar de manear objetiva cuál es la mejor hora para uno bañarse.

Ciudad de México, 11 de septiembre (LaOpinión).- En efecto, la hora en que nos bañamos influye sobre la experiencia y sus posibles consecuencias sobre nosotros. No es lo mismo tener la ducha en la mañana que en el mediodía, y mucho menos en la noche. Esto lo verás con mayor claridad con lo que te explicaremos a continuación.

BAÑARSE EN LA MAÑANA: PROS Y CONTRAS

Según un artículo del portal Muy Interesante, bañarse en la mañana nos despierta para enfrentar el día con energías, alertando a nuestro cuerpo de que tiene que vigorizarse para llevar a cabo todos los deberes del día.

Por otro lado, bañarnos nos librará de los gérmenes y bacterias que nos habrán invadido durante la noche, bacterias que están en nuestras almohadas y sábanas. Si hemos sudado, bañarnos en la mañana nos hará sentir renovados y presentables.

Respecto a los contras, bañarse en la mañana implica ir a la cama con la suciedad del día, lo que es muy incómodo para algunos. Otra contra es que debemos levantarnos antes para hacer los preparativos correspondientes, lo que implica menos tiempo de descanso.

Uno de los beneficios principales de bañarse en la noche es que remueve toda la suciedad y sudor del día. Foto: Especial

BAÑARSE EN LA NOCHE: PROS Y CONTRAS

Uno de los beneficios principales de bañarse en la noche es que remueve toda la suciedad y sudor del día, permitiéndonos dormir limpios y cómodos.

Por otro lado, bañarnos en la noche puede servir como antesala para un tratamiento de belleza nocturno en tanto libra al cuerpo de impurezas y lo deja listo para la aplicación de remedios naturales o productos cosméticos.

Un contra de bañarse en la noche es el dormir con el pelo mojado, lo que es una situación incómoda si no te lo secas adecuadamente o si te acuestas inmediatamente después de bañarte y vestirte. Además, bañarte en la noche puede vigorizar tu cuerpo de manera dormir se te sea difícil.

Naturalmente, bañarse en el día o en la noche depende de tu rutina diaria, además del fin con el que te quieras bañar en uno u otro momento. Por ende, es difícil determinar de manear objetiva cuál es la mejor hora para uno bañarse, incluso si tomamos la salud como criterio fundamental. En este sentido, la decisión final quedará en tus manos, según tu propio criterio.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE LA OPINIÓN. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.