También hizo hincapié en la importancia del acceso a la educación, al bienestar, al trabajo y a un salario justo para lograr ser cabeza de la región. Además, se requiere, dijo, buen manejo empresarial, pero sin el sector trabajador no habría riqueza y México está fortalecido frente a otras naciones en ese sector.

Reiteró la importancia de evitar la corrupción, por lo que “no hace falta cancelar obras que, al contrario, generan empleos, no hace falta aumentar los impuestos”.

Ciudad de México, 12 de febrero (SinEmbargo).- La economía de América del Norte se va a consolidar con México, que es la “bujía para el desarrollo” de la región, aseguró el Presidente Andrés Manuel López Obrador. Aseguró que en el futuro de la economía mundial se observará el crecimiento de Asia y caerá la participación de Estados Unidos, por lo que México será la cabeza de la zona debido a su fuerza de trabajo joven, inteligente, responsable y creativa.

“¿Cómo se va a consolidar económicamente América del Norte con relación al avance de otras regiones, de Asia, por ejemplo?, ¿cómo se consolida esta región? Pues con México, con nuestro país. México es la bujía para el desarrollo, para el crecimiento económico de América del Norte (…) ¿Qué es lo que tiene México que no tienen los otros dos países que son nuestros socios económicos y comerciales? Tiene una fuerza de trabajo joven, además inteligente, responsable, creativa. Eso es importante”, dijo esta mañana.

El mandatario mexicano hizo referencia a los recursos naturales y riquezas con los que, “a pesar de que nos han saqueado por siglos”, aún cuenta, pero también hizo hincapié en la importancia del acceso a la educación, al bienestar, al trabajo y a un salario justo para lograr ser cabeza de la región.

Enfatizó que se requiere un buen manejo empresarial, pero no se podría producir riqueza sin el sector trabajador, elemento en el que aseguró que México está fortalecido frente a otras naciones debido a “que todavía se tiene una población joven”.

“El trabajo es una posibilidad para el engrandecimiento de México, el trabajo de los mexicanos, como se está demostrando”, dijo el Presidente y recordó que los migrantes enviaron más de 40 mil millones de dólares en remesas, producto de su labor en el extranjero, convirtiendo el ingreso en la principal fuente para el país.

Reiteró la importancia de evitar la corrupción, por lo que “no hace falta cancelar obras que, al contrario, generan empleos, no hace falta aumentar los impuestos”.

Aseguró que la reproducción del capital en México no curre de la misma manera que en otras regiones en las que aplica la teoría marxista de acumulación con base en la explotación del trabajador. “En nuestro país la acumulación de capital no se dio necesariamente por la explotación del burgués o del patrón al trabajador, la acumulación de capital en México se dio por la corrupción, porque se llegaba al poder y se hacían negocios jugosos al amparo del poder público. Entonces, podía venir una persona, ser originaria de un pueblo, pero empezaba a hacer política y terminaba como banquero o como potentado”, planteó el mandatario.

En el periodo neoliberal, agregó, se acrecentó esta tendencia.