Las personas con niveles elevados de glucosa en sangre fueron más propensas a sufrir complicaciones o a morir por la enfermedad.

Ciudad de México, 12 de julio (RT).- Un grupo de científicos encabezado por Yang Jin, de la Universidad de Ciencia y Tecnología de Huazhong en Wuhan, China, ha revelado que un nivel elevado de glucosa en sangre es un factor agravante para los pacientes con COVID-19. Las conclusiones de su estudio fueron publicados este viernes en la revista Diabetologia.

Los investigadores analizaron los datos de 605 infectados en dos clínicas de Wuhan, admitidos entre el 24 de enero y el 10 de febrero y a los que no se les había diagnosticado diabetes. 114 de esos pacientes fallecieron en hospital.

El análisis estadístico mostró que, junto a la avanzada edad y el género masculino, una gran cantidad de glucosa en sangre en el momento de la hospitalización era uno de los factores vinculados a una mayor mortalidad en los pacientes con la COVID-19.

Los investigadores analizaron los datos de 605 infectados en dos clínicas de Wuhan, admitidos entre el 24 de enero y el 10 de febrero y a los que no se les había diagnosticado diabetes. Foto: Anupam Nath, AP

El estudio explica que el control de glucosa es una de las pruebas clave para los pacientes con COVID-19, dado que suelen padecer trastornos de metabolismo de carbohidratos. En este sentido, los científicos aconsejan a los médicos prestar más atención a los infectados con niveles elevados de glucosa, al ser más propensosa sufrir complicaciones durante la enfermedad.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE RT. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.