En su discurso, tras registrarse como precandidato presidencial de Morena-PT, López Obrador explicó algunos puntos de su Proyecto Nación. Repitió: “Becarios sí, sicarios no”, en referencia a su ofrecimiento de extender becas a los jóvenes para evitar que se enrolen en el crimen organizado.

De hecho, el izquierdista dijo que asumirá “personalmente” el reto de la inseguridad, como lo hizo “cuando fui Jefe de Gobierno. AMLO ofreció un salario de 3 mil 600 a los jóvenes sin empleo para que se capaciten como aprendices en talleres y empresas.

Ciudad de México, 12 de diciembre (SinEmbargo).- Andrés Manuel López Obrador se registró este día como precandidato presidencial por el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), y en un mensaje público reiteró que la seguridad, la austeridad y el combate a la corrupción serán eje de su gobierno, si gana las elecciones de 2018.

López Obrador formalizó este día su precandidatura a la Presidencia del país por Morena y por el Partido del Trabajo (PT).

Repitió: “Becarios sí, sicarios no”, en referencia a su ofrecimiento de extender becas a los jóvenes para evitar que se enrolen en el crimen organizado. De hecho, el izquierdista dijo que asumirá “personalmente” el reto de la inseguridad, como lo hizo “cuando fui Jefe de Gobierno”.

Más de 200 mil mexicanos han muerto desde diciembre de 2006, cuando el entonces Presidente Felipe Calderón lanzó el Ejército a las calles en una guerra declarada contra las drogas. Todos los indicadores de la violencia se dispararon en los siguientes años, pero se agravaron con la llegada de Enrique Peña Nieto al poder. Octubre de 2017 se convirtió en el mes más violento la historia moderna de México.

AMLO ofreció un salario de 3 mil 600 a los jóvenes sin empleo para que se capaciten como aprendices en talleres y empresas. Muchos jóvenes, sobre todo en los pueblos, se suman al crimen organizado para ocuparse.

“Haremos todo lo necesario para conseguir la paz. Someteremos a debate y consulta, principalmente con las víctimas, la posibilidad de otorgar amnistía a los infractores que opten por su readaptación. Como ha sucedido en otros tiempos en nuestro país. El propósito, no hay otro: es explorar todas las posibilidades para detener la violencia”, dijo.

El dirigente de izquierda generó una gran polémica cuando ofreció la amnistía por primera vez. Los titulares de la Secretaría de la Defensa y de la Marina Armada de México reaccionaron. En declaraciones para Radio Fórmula, el General Salvador Cienfuegos calificó como lamentables las declaraciones del ex Jefe de Gobierno, y dijo: “Este populismo deja de lado todo el mal que han hecho a México, por lo que no sería conveniente”.

“Hoy comenzamos una nueva y definitiva etapa de lucha, que Morena habrá de concluir en diciembre de 2024, cuando todos podamos vivir libres de miserias, de miedos y de temores, y que nuestra querida Patria esté inspirada en los valores de la honestidad, bienestar y fraternidad. Juntos haremos historia”, expresó López Obrador en su discurso.

El ahora precandidato presidencia señaló que con su Proyecto de Nación el Gobierno federal dejará de atender los intereses de un sólo “grupo de poder para servir a todos los mexicanos”. 

“Se garantizará la realización de eleciones libres y limpias, se acabará con los fraudes electorales y la compra de votos y se establecerá una auténtica democracia”. Sobre la política exterior, López Obrador aseguró que esta se formará “con los principios de autodeterminación de los pueblos y mantendremos una relación de cooperación con Estados Unidos, pero no aceptaremos maltratos a los migrantes”. 

Prometió eliminar la corrupción, suprimir los privilegios, bajar los sueldo de “los de arriba empezando por el del Presidente”, para después aumentar las percepciones de “los de abajo”. 

AMLO, hoy, en su registro. Foto: Cri Rodríguez, SinEmbargo

El dos veces ex candidato presidencial acudió acompañado de Ricardo Monreal Ávila, titular de la Delegación Cuauhtémoc; los senadores Manuel Bartlett Días, Luis Miguel Gerónimo Barbosa Huerta, Raúl Morón Orozco, Zoé Alejandro Robledo Aburto. Así como de Martí Batres Guadarrama, ex presidente de Morena en la Ciudad de México y actual precandidato al Senado.

También de Claudia Sheinbaum Pardo, precandidata a jefa de Gobierno por la capital de la República; Delfina Gómez Álvarez, ex candidata a gobernadora del Estado de México; Esteban Moctezuma Barragán, ex titular de la Secretaría de Gobernación (Segob) en el Gobierno de Ernesto Zedillo Ponce de León; y del empresario Alfonso Romo Garza, coordinador de la propuesta económica de López Obrador.

López Obrador propuso la descentralización del Gobierno federal para “promover el desarrollo en todo el territorio nacional y a fin de estar en mejores condiciones de enfrentar el reto de la vulnerabilidad de la Ciudad de México ante sismos y problemas de abasto de agua y otros servicios”.

La propuesta inicial es ubicar en distintas ciudades las secretarías.

La Secretaría de Educación Pública, en la ciudad de Puebla; la Secretaría de Cultura, en Tlaxcala; Banobras, en Cuernavaca; el Infonavit, en Toluca; la Secretaría de Salud, en Acapulco; el Instituto Mexicano del Seguro Social, en Morelia; Ganadería en Guadalajara; el Issste en la ciudad de Colima; la Conade [Comisión Nacional del Deporte], en Aguascalientes; la Secretaría de la Función Pública, en Querétaro; la Secretaría del Trabajo, en León; la Secretaría de Desarrollo Urbano, en Pachuca.

Diconsa iría a Zacatecas; la Secretaría de Comunicaciones y Transportes estaría en San Luis Potosí. La Secretaría de Economía, en Monterrey; Nacional Financiera, en Torreón; la Comisión Forestal, en Durango; el Fondo Nacional de Fomento al Turismo, en Bahía de Banderas, Nayarit; la Comisión Nacional de Acuacultura y el Instituto Nacional de la Pesca, en Mazatlán; la Secretaría de Agricultura, en Ciudad Obregón, Sonora; el Conacyt, en La Paz; el Instituto Nacional de Migración, en Tijuana; la Presidencia y las secretarías de Gobernación, Hacienda, Relaciones Exteriores, Defensa y Marina se mantendrán en la Ciudad de México, propuso.