“No se vale reformar una ley para favorecer a una sola empresa”, criticó el subgobernador del Banxico en sus cuenta de Twitter. De acuerdo con la revista Proceso, las empresas más beneficiadas serán Banco Azteca, de Ricardo Salinas Pliego, y Banco Coppel o BanCoppel, de la familia Coppel.

Ciudad de México, 12 de diciembre (SinEmbargo).– Jonathan Heath Constable, subgobernador del Banco de México, denunció que la reforma sobre captación de divisas impulsada en el Senado favorecerá a una sola empresa.

El Senado de la República aprobó este miércoles reformas a la Ley del Banco de México (Banxico) en materia de captación de divisas extranjeras. Con este aval, el banco estará obligado a comprar los dólares que no puedan repatriarse a Estados Unidos.

El economista Heath Constable criticó lo aprobado al asegurar que la empresa que se vería favorecida tiene antecedentes negativos en la Comisión de Bolsa y Valores (SEC, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos.

“Son bastantes los argumentos en contra de las reformas a la ley del Banco de México. Uno de los más importantes es que no se vale reformar una ley para favorecer a una sola empresa, en especial con antecedentes negativas con la SEC de EEUU”, criticó el subgobernador en sus cuenta de Twitter.

De acuerdo con la revista Proceso, las empresas más beneficiadas con esta reforma serán Banco Azteca, de Ricardo Salinas Pliego, y Banco Coppel o BanCoppel, de la familia Coppel de Sinaloa, que no tiene conrresponsales bancarios en Estados Unidos para enviar sus excedentes en dólares.

Alejandro Díaz de León, Gobernador del Banxico, advirtió a los diputados que si insisten en los cambios lesivos a su legislación se sentará un mal precedente en su operación como organismo autónomo, traslandándole, además, los riesgos vinculados al lavado de dinero, dice el reportaje de Proceso.

En su plataforma de campaña y en su Proyecto de Nación, cita la revista, el Presidente Andrés Manuel López Obrador prometió que la autonomía del Banxico se respetaría. Sin embargo, al referirse a la iniciativa enviada al Senado, aseguró que la reforma a la Ley del Banco de México tenía que respetarse.

“Por ello el banco central se prepara para interponer una controversia constitucional ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación, con el objetivo de detener los cambios a su legislación que pretende el Poder Legislativo”, confirmó una fuente del banco a la revista.

CRÍTICAS CONTRA LA REFORMA

El señalamiento que hizo Jonathan Heath se suma al que hizo ayer el gobernador del Banxico, Alejandro Díaz de León, quien alertó al Congreso de “afectaciones graves” y “significativos riesgos” por la iniciativa.

En una reunión con la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados, el gobernador advirtió del peligro que implica la reforma a la Ley del Banco de México que incorporaría a las reservas internacionales los billetes extranjeros que las instituciones financieras no puedan distribuir.

“Este proyecto generaría un fuerte impacto adverso en las operaciones del Banco de México, así como a la recepción de moneda extranjera, que las autoridades y entidades financieras del exterior permitirían al sistema financiero mexicano”, manifestó a los diputados.

Gerardo Esquivel Hernández, economista y subgobernador del Banxico, también opinó esta semana al respecto, dijo que es “lamentable que se hayan aprobado en el Senado reformas a la Ley del Banco de México que ponen en riesgo a las reservas internacionales y que atentan contra la autonomía del Banco de México”.

Para Gabriella Siller Pegaza, directora de Análisis Económico y Financiero de Banco BASE y profesora del Departamento de Economía del Tecnológico de Monterrey, hay tres riesgos en esta decisión: “1) vulnera la autonomía, 2) abre la puerta a cambiar en qué se usan las reservas y 3) posibles sanciones a Banxico por recibir efectivo que puede ser de procedencia ilícita. Entre las sanciones está la posibilidad de congelar las reservas”, escribió en su cuenta de Twitter.

Hace dos días, la ABM había advertido sobre los posibles cambios a la Ley en este tema.

En un comunicado de prensa, alertaron que la iniciativa del Senador Ricardo Monreal Ávila afectaba la autonomía del Banco Central de México.

El economista Isaac Katz explicó, desde su cuenta de Twitter, que vulnerar la autonomía del Banco de México, como lo hizo el Senado, “es jugar con fuego. No hay forma más efectiva y rápida de destruir una economía que con un banco central subordinado al poder ejecutivo. No aprenden de la historia mundial, México incluido. Son unos irresponsables”.

Y añadió: “Los senadores, buscando facilitar que remesas en dólares en efectivo sean canjeadas por pesos y que estos dólares sean adquiridos por el Banco de México, abre la puerta para que el Banco también compre dólares a los carteles de la droga, convirtiéndolo así en un lavador de dinero”.

ACLARACIÓN DE BANCOPPEL AL REPORTAJE DE PROCESO:

Desmentido de BanCoppel