La industria turística de México no se recuperará por completo hasta 2023, según las estimaciones de Miguel Torruco, titular de la Secretaría de Turismo.

Ciudad de México, 13 de mayo (EFE).- La actividad turística de México cayó un 26.7 por ciento en el cuarto trimestre de 2020 en comparación con el mismo periodo del año anterior por la pandemia de COVID-19, informó este jueves el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Entre octubre y diciembre pasados, el consumo de los turistas extranjeros cayó un 51 por ciento y el gasto del turismo nacional un 22 por ciento interanual, según explicó la institución en un comunicado.

Por su parte, los servicios ofrecidos a los turistas nacionales y extranjeros, el sector que más contribuye al Producto Interno Bruto (PIB) turístico, retrocedió un 27.5 por ciento interanual en el cuarto trimestre de 2020, mientras que los bienes tuvieron una disminución del 23 por ciento.

Este repunte trimestral fue resultado del alza de los servicios del 8.9 por ciento y de los bienes del dos por ciento.

Mientras que el consumo interno aumentó 8.9 por ciento y sobresale especialmente el gasto de los extranjeros (consumo receptivo), con una subida de 34.6 por ciento.

Pero en la comparación entre trimestres consecutivos, el PIB turístico del periodo octubre-diciembre subió 7.7 por ciento frente al lapso de julio-septiembre, en cifras desestacionalizadas.

El 1 de junio de 2020 arrancó en México la llamada “nueva normalidad” con una apertura económica y social por fases y muy cautelosa tras dos meses de una emergencia sanitaria que paralizó las actividades no esenciales.

La industria turística mexicana, que aporta el 8.7 por ciento del PIB nacional, no se recuperará por completo hasta 2023, según las estimaciones de Miguel Torruco, titular de la Secretaría de Turismo.

Aun así, México fue el tercer país más visitado en el mundo en 2020, según las estimaciones de la Organización Mundial del Turismo (OMT), un fenómeno coyuntural que se atribuye a las medidas sanitarias flexibles en las zonas turísticas del país.

México se consolidó en 2019 como uno de los 10 países más visitados del mundo con más de 45 millones de turistas internacionales, que dejaron 24 mil 563 millones de dólares, un crecimiento de nueve por ciento anual.

El PIB mexicano se contrajo un 8.2 por ciento en 2020, su peor desplome desde la Gran Depresión de 1932 y se estima un repunte para 2021 de cerca del cinco por ciento.