El Presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró este sábado que en México hacen falta médicos porque los jóvenes que querían estudiar medicina eran rechazados en las universidades.

Ciudad de México, 13 de julio (SinEmbargo).- El Presidente Andrés Manuel López Obrador informó que buscará a las universidades del país para llegar a un acuerdo y elevar la matrícula de médicos y enfermeras, a fin de atender la falta de galenos en los hospitales mexicanos.

Durante su gira por Michoacán, donde visitó las comunidades de Villamar, Paracho y Ario de Rosales, aseguró que al país le hacen falta médicos porque en las universidades “no aceptaban a estudiantes de medicina, los rechazaban”, dijo.

López Obrador aseguró que la deficiencia de médicos en hospitales mexicanos se debe a que no hay presupuesto ni cupo en las universidades del país, para preparar a más elementos.

“No es que no pasen el examen, sino como no hay presupuesto y no hay cupo, no hay espacio. Vamos a echar a andar un programa para que se tengan los médicos que se necesitan, lo mismo en el caso de enfermeras. Y vamos a hacer acuerdo con universidades públicas y con las escuelas o facultades de Medicina”, señaló desde Paracho.

Sin embargo, dijo que “no es que a ver te vamos a dar el presupuesto a la universidad y tú ve cómo aumentas la matrícula. No, te vamos a dar pero queremos y si tienes ahora 300 estudiantes de medicina queremos que tengas 600; lo que te vamos a dar va a ser para eso. Muy dirigido, porque si no, no avanzamos”.

El mandatario mexicano recalcó que será respetuoso de la autonomía, pero pedirá rendición de cuentas en las universidades, a fin de garantizar que los recursos otorgados se destinen a la educación de futuros médicos.

“Yo voy a ser respetuoso de la autonomía de las universidades, pero ya se acabó eso de dame y dame y dame, y no rendir cuentas. No vamos a permitir la corrupción, hay universidades que están manejadas en el país por caciques; eso se acaba, eso se termina. Claro que vamos a apoyar la educación pública, pero ya no vamos a apoyar a los cacicazgos”.

López Obrador dijo que en México hay 270 mil 600 médicos, aunque “de acuerdo a la norma internacional, debemos tener 393 mil 600 médicos”, comentó.

SISTEMA DE SALUD PEOR QUE EDUCATIVO

Durante el acto, aseguró que el sistema de salud nacional está peor que el educativo, sólo que este se “politizó”. Además destacó que durante administración  se asegurará el abasto de todos los medicamentos que requiere México, no nada más las del llamado cuadro básico.

“Vamos a tener todas las medicinas que requiere el país para garantizar el derecho a la salud”, aseguró; el abasto de medicinas, dijo, podrá garantizarse gracias a los esquemas de compra dirigidos desde la Secretaría de Hacienda.

El Jefe del Ejecutivo federal también destacó que el peso es la moneda “que más se ha fortalecido en el mundo” desde que comenzó su gestión, y recordó que en su Gobierno, “por primera vez en 36 años”, el salario mínimo registró un aumento.

López Obrador también  recordó que los jóvenes que estudian nivel medio superior tienen asegurada su beca, “porque es en ese nivel de escolaridad donde hay” más deserción.

En el acto, el Presidente estuvo acompañado del Gobernador del Estado, Silvano Aureoles; el Secretario de Salud, Jorge Alcocer; la Oficial Mayor de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, Raquel Buenrostro; y el director del Instituto mexicano del Seguro Social (IMSS).

INSTITUTO DE SALUD PARA EL BIENESTAR

Ayer, el Presidente aseguró, desde el Hospital Rural de Tepic, Nayarit, que el Instituto Mexicano del Seguro Social, así como el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), no desaparecerán, sólo desaparecerá el Seguro Popular y será sustituido por el Instituto de Salud para el Bienestar.

Durante su visita a la entidad, el mandatario aseguró que en su administración se garantizará el funcionamiento del nuevo sistema de salud pública, el cual, comentó, buscará que las unidades estatales de salud sean integradas a un solo sistema de salud, conformado por el IMSS, el ISSSTE y el Instituto de Salud para el Bienestar. Juan Antonio Ferrer será el encargado de la dirección del nuevo Instituto.

Además, señaló que la Secretaría del ramo (Secretaría de Salud), será la encargada de la coordinación normativa del nuevo sistema de salud, y los directores del IMSS e ISSSTE tendrán la encomienda de mejorar la atención en dichos institutos.