Entre los 10 consejos de una agencia especializada en ahorro, no quedan fuera la creación de un fondo de emergencia y otro de objetivos. Pero consideró central liquidar las deudas antes de iniciar el proceso de ahorro.

Ciudad de México, 13 de agosto (Economía Hoy).- La cultura del ahorro no es algo que esté arraigado en los mexicanos, ya sea porque nunca fue enseñada o por las pocas posibilidades de la gran mayoría de la población por almacenar algo de dinero de sobra.

De acuerdo con la última Encuesta Nacional de Inclusión Financiera (ENIF), sólo el 15 por ciento de la población mexicana aseguró ahorrar de manera formal.

Pero nunca es demasiado tarde para comenzar y, a pesar de que no es algo fácil, la pandemia del nuevo coronavirus puede ser el momento adecuado (y necesario) para lograrlo. Con ese objetivo, el sitio de seguros Ahorraseguros.mx regaló 10 consejos sobre las medidas que se pueden tomar para iniciar con el hábito del ahorro.

1. Revisar el estado de nuestras finanzas y retomar el control

Antes que nada debemos hacer una revisión exhaustiva y a profundidad de nuestras finanzas personales y familiares. Checar nuestros estados de cuenta, fondos de ahorro, deudas, últimos gastos que hemos hecho y hasta el dinero bajo el sofá o en los bolsillos del pantalón. Esto nos ayudará a plantear nuestra realidad económica, un punto de partida y fijar metas de ahorro a corto, mediano y largo plazo.

Consideremos nuestras obligaciones, pongámonos al corriente con pagos que debamos hacer y asimilemos cuánto es lo que ya tenemos ahorrado y cuánto más podemos aportar.

2. Ponerse al corriente con las deudas

Este momento de crisis también lo podemos tomar con un respiro de nuestros gastos cotidianos, con lo que seguramente nos sobrará un poco de dinero que puede ser usado para liquidar nuestras deudas.

Se estima que cerca del 50% de los usuarios de servicios financieros en México arrastran deudas, siendo el ramo de las tarjetas de crédito el que presenta el mayor nivel de morosidad, esto según datos del Banco de México (Banxico).

Ya sean deudas personales, con proveedores o con nuestro banco, es tiempo para que establezcamos cuánto es lo que debemos y en cuánto tiempo lo podemos pagar para quitarnos ese peso de encima.

3. Establecer gastos fijos y variables

Para comenzar a ahorrar, es importante que determinemos de manera estricta cuáles son los gastos y obligaciones que inevitablemente debemos cubrir y cuáles son innecesarios.

Debemos considerar gastos fijos como el pago de renta, alimentos y servicios básicos del hogar, y comenzar a tapar aquellas fugas de dinero no esenciales, como comida chatarra, así como calcular el ahorro que podemos generar al hacer estos recortes.

4. Comenzar por pequeñas cantidades

Muchas personas no están acostumbradas a ahorrar y seguramente les resultará complicado, por ello es recomendable empezar por tratar de ahorrar cantidades pequeñas. Una vez alcanzada esta meta, podremos aumentar paulatinamente los montos.

5. Crear un fondo de emergencia y otro para metas

Fondo de emergencias: Será para tener ahorros en caso de un imprevisto o emergencia como desempleo, enfermedad o accidente, por lo cual nunca deberemos tocar este dinero a menos que sea realmente necesario.

Fondo para objetivos: Será para aquellas metas que nos propongamos, como comprar algún producto, vacaciones, reparaciones de la casa, etc. Podemos crear uno o más fondos en caso de que tengamos varias y nuestra economía lo permita.

6. Considerar cambio de proveedores

Si existe una mejor oferta en el mercado en cuanto a prestadores de servicios, como el internet, tv por cable, telefonía y otros, es recomendable que tomemos en cuenta la posibilidad de cambiarlos. No debemos casarnos con las marcas de siempre; si en el super encontramos productos similares a un precio menor, podemos intentar probarlos.

7. No abusemos de las compras en línea

La pandemia ha incrementado la compra de productos en línea; tan sólo se estima que durante el confinamiento más del 55% de los mexicanos han comenzado a hacer compras de productos en internet, lo que ha representado un aumento en las ventas de hasta el 195% para supermercados y servicios de alimentos a domicilio, según cifras de la Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO).

Sin embargo, no debemos abusar de los pedidos en línea, ya que en muchos casos no son productos completamente esenciales, por lo que debemos evitar caer en ofertas o compras innecesarias por aburrimiento o porque tenemos dinero de sobra.

8. Reclamar devoluciones de cancelaciones

Recordemos cancelar y pedir la devolución de todos aquellos servicios que han sido suspendidos por la pandemia, tales como el gimnasio, clubes, eventos, etc.

Estamos en todo nuestro derecho y se nos debe devolver los meses restantes de nuestra suscripción o del boleto que compramos.

9. Moderar gastos en el hogar

Puede dar la impresión de que quedarnos en casa reducirá los gastos automáticamente; sin embargo, si no somos cuidadosos, el resultado puede ser todo lo contrario..

Esto se debe porque al pasar más tiempo en el hogar comenzamos a usar por más tiempo ciertos aparatos o servicios de manera innecesaria, lo que puede elevar nuestra cuenta de energía eléctrica, gas, agua, internet y mucho más. Por ello debemos moderar el uso de electrodomésticos y establecer horarios fijos para las comidas, baño, ver televisión, etc.

10. Contratar un Seguro

Si está dentro de nuestras posibilidades, contratar un seguro de auto, vida o gastos médicos mayores es la mejor decisión en favor de nuestra economía.

De esta forma tendremos un respaldo económico ante cualquier situación adversa que llegue a presentarse.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE ECONOMÍA HOY. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.