En la tercera parte del análisis de la Cuenta Pública del 2017 entregado por la Auditoría Superior de la Federación (ASF) a la Camara de Diputados, el organismo detalló que se observaron irregularidades por un monto de 51 millones 218 mil 814.18 pesos en la compra y arrendamiento de vehículos, así como de material para construcción, además de que no se pudo acreditar la adquisición de ocho vehículos, destacó un comunicado emitido por el Segundo Síndico municipal, Daniel Sibaja.

Derivado de las irregularidades detectadas, el organismo concluyó que durante el año 2017 el municipio de Ecatepec “careció de un sistema de control interno adecuado para prevenir los riesgos que podrían limitar el cumplimiento de los objetivos del fondo, la observancia de su normativa y el manejo ordenado, eficiente y transparente de los recursos, lo que incidió´ en las irregularidades detectadas.

Ciudad de México, 14 de marzo (SinEmbargo).- La Auditoría Superior de la Federación (ASF) detectó un probable daño a las finanzas públicas del municipio de Ecatepec, en el Estado de México, por más de 56 millones de pesos en 2017 que no pudieron acreditarse en la compra de vehículos y obra pública, realizados durante el último año de la administración del Alcalde priista Indalecio Ríos.

En la tercera parte del análisis de la Cuenta Pública del 2017 entregado por la ASF a la Camara de Diputados, el organismo detalló que se observaron irregularidades por un monto de 51 millones 218 mil 814.18 pesos en la compra y arrendamiento de vehículos, así como de material para construcción, además de que no se pudo acreditar la adquisición de ocho vehículos, destacó un comunicado emitido por el Segundo Síndico municipal, Daniel Sibaja.

A este señalamiento se suma la falta de evidencia de la amortización de los anticipos otorgados en los contratos de obra correspondientes a seis proyectos ejecutados por el municipio de Ecatepec y la ausencia de documentos que justifiquen la aplicación de recursos federales por cuatro millones 916 mil 864.33 pesos.

Además, la Auditoría también detectó otras irregularidades dentro de la administración municipal, como el pago indebido de sueldos a 242 trabajadores que habían sido dados de baja por más de seis millones de pesos, así como el pago de 1.3 millones a 25 puestos incluidos en la plantilla de personal pero no en el tabulador de sueldos.

La ASF detectó una diferencia de 142 millones de pesos entre el tabulador de sueldos de funcionarios y los salario pagados.

Derivado de las irregularidades detectadas, el organismo concluyó que durante el año 2017 el municipio de Ecatepec “careció de un sistema de control interno adecuado para prevenir los riesgos que podrían limitar el cumplimiento de los objetivos del fondo, la observancia de su normativa y el manejo ordenado, eficiente y transparente de los recursos, lo que incidió´ en las irregularidades detectadas.

En días pasados, la Auditoría Superior de la Federación entregó a la Cámara de Diputados la tercera parte del análisis de la Cuenta Pública del 2017, en el cual se revisa el ejercicio del gasto público; dicho informe resalta el análisis a la situación del Municipio de Ecatepec, mediante Auditoria al Cumplimiento Financiero: 2017-D-15033-15-0888-2018 888-DE-GF.

AUMENTA DEUDA ESTATAL CASI 100%

A pesar de la entrada en vigor de la Ley de Disciplina Financiera de Entidades y Municipios, en 2017 la deuda pública de Guerrero aumentó 82.2 por ciento y la de Yucatán 42.9 por ciento frente a 2016, destacó la Auditoría Superior de la Federación (ASF) en la Cuenta Pública 2017.

El priista Héctor Astudillo Flores gobierna Guerrero desde octubre de 2015 y el priista Rolando Zapata Bello gestionó Yucatán de 2012 a 2018.

En el periodo referido la deuda pública local ascendió a 580 mil 644 mil 700 pesos, una disminución de 3.8 por ciento real (12 mil 52 millones). Aunque 24 estados disminuyeron su saldo deudor, siete lo aumentaron y Tlaxcala no generó este tipo de obligaciones.

En opinión de la ASF, “la Ley de Disciplina Financiera contribuyó a la disminución gradual de la deuda pública locales, pero su cumplimiento es parcial en lo relativo al principio de sostenibilidad, reglas de responsabilidad hacendaria y revelación de información financiera, por lo que es necesario que los gobiernos locales generen acciones encaminadas a cumplir con las disposiciones establecidas para coadyuvar a la transparencia y rendición de cuentas“.

De 2008 a 2017, la deuda pública subnacional subió de 203 mil 70 millones 200 mil pesos a 580 mil 644 millones 700 mil pesos, un incremento de 96.2 por ciento con una Tasa Media de Crecimiento Real Anual (TMCRA) de 7.8 por ciento en ese periodo, “como resultado de que no se aplicaron medidas efectivas de consolidación fiscal, sobre todo de ajuste al gasto”.

Destacaron Coahuila, 33.8 por ciento; Zacatecas, 27.6 por ciento; Morelos, 26.4 por ciento; Tamaulipas, 21.7 por ciento; Quintana Roo, 21 por ciento; y Chihuahua, 20.7 por ciento, con las mayores tasas en ese lapso.