Familiares de personas desaparecidas en Guanajuato pidieron al Presidente López Obrador una reunión durante su visita en la entidad para escuchar testimonios directos de víctimas de la violencia que en la entidad ha dejado mil 903 casos homicidios solo en lo que va de enero a mayo.

 Ciudad de México, 14 de julio (SinEmbargo/EFE/Zona Franca).– Familiares de personas víctimas de la violencia en Guanajuato pidieron al Presidente Andrés Manuel López Obrador una reunión para mañana, cuando visitará la entidad, esto para escuchar a quienes han sufrido de cerca la estrategia de militarización de la seguridad pública. Las personas llamaron al Jefe del Ejecutivo a frenar los conflictos políticos para garantizar justicia.

“Nos preocupa que, por un pleito entre partidos y entre niveles de gobierno, somos las y los guanajuatenses quienes sufrimos las consecuencias de una falta de estrategia conjunta que trae la lucha entre grupos criminales que diversifican sus actividades delictivas”, expusieron en los colectivos Sembrando Comunidad y A tu Encuentro en una carta fechada hoy y dirigida a López Obrador.

Los colectivos recordaron que desde el pasado 9 de julio mantiene un plantón afuera del Teatro Juárez, en la capital de la entidad, con el fin de llevar sus exigencias al Gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, por esta protesta el 10 de julio fueron agredidas por policías estatales lo que resultó en 25 mujeres lastimadas, una de ellas con una fractura en su pierna, y cuatro detenidas.

“El Gobernador nos recibió el domingo pasado, pero no pudimos llegar a una cuerdo del todo, por lo que seguiremos en el plantón hasta resolverlo”, explicaron las y los integrantes que buscan a sus familiares desaparecidos.

Las familias pidieron reunirse con el Presidente López Obrador por al menos una hora, también soltaron que en el centro estén presentes el Gobernador de la entidades, el Subsecretario de Derechos Humanos, Migración y Población, Alejandro Encinas, y Karla Quintana, Comisionada Nacional de Búsqueda de Personas de México.

El Presidente López Obrador visitará desde este miércoles Guanajuato, Jalisco y Colima, tres de los estados más violentos del país, para verificar los trabajos de la Guardia Nacional, en una gira a la que no acudirá el Secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo.

“Vamos a estar en estos tres estados para apoyar, para respaldar todas las acciones que se están llevando a cabo con el propósito de conseguir la paz y de proteger a los ciudadanos, de apoyar a la gente de esos tres estados”, dijo este martes el Presidente en su conferencia desde el Palacio Nacional.

Según la agenda preliminar compartida por la Presidencia, el miércoles el mandatario visitará el central estado de Guanajuato, una región fuertemente industrializada que en los últimos años se convirtió también en el foco rojo de la violencia en México.

Guanajuato contabilizó 3 mil 540 homicidios en 2019, más del 10 por ciento de los 34 mil 608 sucedidos en todo el país. Y entre enero y mayo suman mil 903 casos.

En ese estado, el Jefe del Ejecutivo tiene previsto celebrar la reunión de seguridad -que normalmente tiene lugar a las 06:00 horas en el Palacio Nacional- y a continuación la conferencia matutina.

Posteriormente, ofrecería un acto oficial en un cuartel de la Guardia Nacional en el municipio de Irapuato, donde a comienzos de julio asesinaron en un centro de rehabilitación a 27 jóvenes, en una de las peores matanzas de la historia reciente del país.

Las familiares de personas desparecidas en la entidad consideraron que la visita al cuartel militar no puede realizarse sin escuchar los testimonios de violencia.

“Consideramos que si, en su está visitar el cuartel militar de la Guardia Nacional, no puede dejar de lado escuchar a las víctimas que hemos sufrido de cerca esta estrategia de militarización de seguridad pública”, señalaron en la carta.

Los colectivos recordaron que desde el pasado 9 de julio mantiene un plantón afuera del Teatro Juárez. Foto: Zona Franca.

DESAPARICIONES EN GUANAJUATO

El Registro Nacional de Personas Desaparecidas y No Localizadas (RNPDNO) ubica a Guanajuato con 840 casos vigentes, acorde al nuevo sistema de reporte y estadística, mismo que ubicó un histórico de 13 mil 278 personas de personas desaparecidas, no localizadas y localizadas.

Bajo la figura de desaparecidos están 839 personas y solo una como no localizadas, representan el 6.33 por ciento del total nacional, mientras que la personas localizadas son 12 mil 438 personas, es decir, el 93.67 por ciento.

Dentro de las localizadas, se informó que sin vida ya estaban 263 personas que corresponden al 2.11 por ciento del total de localizadas, por lo que 12 mil 175 personas, el 97.89 por ciento de las localizadas estaban con vida.

Fue este lunes cuando la Secretaría de Gobernación (Segob) ofreció el reporte sobre la búsqueda, identificación y versión pública del Registro de Personas Desaparecidas de la Comisión Nacional de Búsqueda, de las que 27 mil 871 permanecen sin ser localizadas.

El Subsecretario Alejandro Encinas informó que de las poco más de 3 mil 700 fosas clandestinas que se tienen registradas en el país, el 28.7 por ciento de las fosas han sido detectadas durante esta administración federal.

Señaló que la lentitud en el registro de los procesos se ha detectado por parte de la Segob en Guanajuato, Baja California, Aguascalientes, Tabasco, Sonora y Tlaxcala.

“De acuerdo al registro, Celaya es el municipio que registra el mayor número de personas desaparecidas, con 94 hombres y 18 mujeres; le sigue León con 67 hombres y 14 mujeres. El tercer lugar lo tiene Irapuato con 41 y 7”.

De acuerdo a la gráfica temporal, a partir de 2015 se nota un ascenso en los casos. Ese año se registraron 62 hombres y 17 mujeres desaparecidas; para 2016 sumaron 62 y 17 y en 2017 se alcanzó el máximo pico con 130 hombres y 26 mujeres sin conocer de su paradero.

La principal edad que tienen las personas desaparecidas, oscila entre los 25 y los 29 años de edad; de acuerdo a la gráfica hay 140 hombres en ese rango y 26 mujeres.

–Con información de EFE y Alfonsina Avila, Zona Franca.