Donald Trump consideró esta tarde que el muro fronterizo con México “se construyó muy a tiempo”.

 Ciudad de México, 14 de julio (SinEmbargo/EFE).– El Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aseguró hoy que el muro fronterizo impidió la entrada a su país de personas “de zonas intensamente infectadas” de México por la COVID-19.

“El muro se construyó muy a tiempo porque evitó que viniera gente de zonas intensamente infectadas en México”, dijo en conferencia desde el jardín de la Casa Blanca.

En la campaña electoral de 2016, Trump prometió que construiría un muro con México, pero el Congreso se negó a financiarlo, de manera que solo han podido edificarse algunos tramos.

En concreto, hasta ahora, el Gobierno estadounidense ha construido 210 millas (338 kilómetros) de una valla de acero -no un muro de hormigón- en la zona limítrofe, lo que equivale al 10.6 por ciento de los casi 3.180 kilómetros de frontera con México.

De esas 210 millas, solo 16 (26 kilómetros) se han erigido en zonas de la frontera donde EU no tenía ninguna valla hasta ahora: la gran mayoría del “muro” del que presume Trump es un reemplazo y modernización de verjas instaladas hace años, según datos de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de EU (CBP).

 El domingo, Trump prometió que habrá unas 450 millas (720 kilómetros) de muro construidas para finales de año, pero no detalló cómo piensa conseguirlo.

Días antes, el 10 de julio, el Presidente estadounidense opinó que Estados Unidos estaría inundado del SARS-CoV-2, virus que provoca la COVID-19, si no tuviera el muro con México.

“El muro va muy bien […] especialmente con la COVID-19, resultó muy bueno que tuviéramos el muro o habríamos sido inundados porque sí tienen muchos problemas“, aseguró el mandatario estadounidense durante una comparecencia en Florida.

La declaración ocurre dos días después de que Andrés Manuel López Obrador y él se reunieran en la Casa Blanca para hablar sobre el nuevo Tratado de Libre Comercio.

–Con información de EFE.