¿Quién dijo que visitar un museo es aburrido? Hemos recopilado veinte museos repartidos por todo el planeta para que tus viajes tengan un nuevo aliciente, y con ellos no te falte un plan entretenido si te sale un día de lluvia.

Por Roberto Ruiz

España, 15 de diciembre (ElDiario.es).– La cosa va de rarezas, extrañezas y tendencias fuera de lo normal. De esos temas a los que nadie se le ocurriría hacer un museo, ya por raro o ya por común, pero en apariencia no lo suficientemente valioso como para dedicarle una exposición permanente.

¿Quién dijo que visitar un museo es aburrido? Hemos recopilado veinte museos repartidos por todo el planeta para que tus viajes tengan un nuevo aliciente, y con ellos no te falte un plan entretenido si te sale un día de lluvia. ¿Harto de ver cuadros y esculturas? A ver qué te parecen estas opciones distintas a todo lo demás.

1. Museo de los Aromas

Foto: Museo de los Aromas

Empezamos cerca. Este museo se ubica en Santa Cruz de la Salceda, en Burgos, presume ser el primer y único museo europeo dedicado a los aromas y el olfato (no solo a los perfumes, ojo). Ofrece aromas del recuerdo, aromas de peligro, de vino, de cítricos, de café, de aceite… y así completa rus colección de 92 aromas. Se recomienda ir con la nariz despejada.

2. Museo del Falo

Foto: Museo del Falo

Se lleva la palma en cuanto a rareza se refiere. El Icelandic Phallological Museum está en Reykjavik, Islandia, y su colección cuenta con 280 penes pertenecientes a todos los mamíferos vivientes de la isla, terrestres o marinos.

3. Museo del Inodoro

Foto: Museo del Inodoro

Si quieres ver diferentes retretes lo mejor es recurrir al Sulabh International Museum of Toilets de Nueva Delhi, en India. Aquí hay mucho que contar, tanto que su exposición se remonta al año 2.500 a.C.. Verás cómo los inodoros han evolucionado con el paso de los siglos y junto a ellos la higiene y las costumbres sociales.

4. Museo Subacuático de Arte

Museo Subacuático de Arte: Foto: Museo Subacuático de Arte

El MUSA fue creado en 2009 y se encuentra entre Cancún e Islas Mujeres (México), bajo las aguas del Caribe. Allí hay más de 500 esculturas sumergidas obra del artista británico Jason deCaires Taylor. Lo idea es bucear para verlas, pero dada su poca profundidad haciendo snorkel también se pueden apreciar.

5. Museo del Cabello

Foto: Museo del Cabello

Este Museo del Cabello, o del pelo, se encuentra en Capadocia (Turquía). La historia cuenta que Chez Galip, un conocido alfarero de la localidad de Avanos, pidió matrimonio a una chica de pelo largo y como ésta no le pudo corresponder le regaló un mechón de pelo. Desde entonces más de 16.000 mujeres, con nombre y apellido, han donado mechones para su colección.

6. Museo Internacional del Espionaje

Foto: Museo Internacional del Espionaje

El Spy Museum se encuentra en Whashington D.C. (EE.UU.). Cuenta con una generosa colección de objetos históricos utilizados por espías y servicios secretos, como pitilleras con cámaras camufladas, linternas que son pistolas o paraguas que lanzan proyectiles. También, cómo no, el Aston Martin DB5 de James Bond (Sean Connery) en Goldfinger. El lugar idóneo para el “zapatófono” de Mortadelo o el mítico periódico con agujeros para los ojos.

7. Museo del Orinal

Foto: Museo del Orinal

Este curioso Museo del Orinal se encuentra en Ciudad Rodrigo, en Salamanca. En 2006 José María del Arco, quien llevaba coleccionando orinales desde hacía 25, decidió crear su propio museo. Cuenta con 1.320 orinales de todo tipo, del siglo XIII al XX, procedentes de un total de 27 países diferentes.

8. Museo de Collares de Perros

Foto: Museo de Collares de Perros

Los collares de perro también tienen su propio museo. Se encuentra en el castillo medieval de Leeds (Reino Unido) y en su exposición podrás ver unos 130 collares de perros recopilados desde el siglo XV, además de accesorios caninos de época medieval.

9. Museo de los Preservativos
Tailandia es uno de los mayores productores de preservativos del mundo y, cómo no, le han dedicado su propio museo. Se encuentra en Nonthaburi, a las afueras de Bangkok, y tiene una finalidad eminentemente didáctica con la que concienciar a los jóvenes sobre el uso del condón. Hay ejemplares desde los años 50 hasta nuestros días.

10. Museo de la Cultura del Pan

Foto: Museo de la Cultura del Pan

Este museo será el preferido de los más paneros. Se encuentra en Ulm (Alemania) y aquí se recogen 6.000 años de historia del pan. La exposición nació en 1955 y desde entonces ha recogido más de 16.000 objetos vinculados al pan, así como a la relación del ser humano con este alimento.

11. Museo del Alcantarillado
Este museo se encuentra bajo el Muelle de Orsay y es uno de los más curiosos de París. Hace un repaso a la historia del alcantarillado parisino desde el siglo XIV hasta la estructura que se conserva hoy día del siglo XIX. Las alcantarillas de París aparecen en novelas como “Los Miserables” de Víctor Hugo y el museo cuenta con 500 metros de galerías de al alto interés arquitectónico.

12. Museo de Saleros y Pimenteros

Foto: Museo de Saleros y Pimenteros

En Castell de Guadalest, Alicante, encontrarás un museo muy particular. Aquí hay recogidos más de 20.000 saleros y pimenteros traídos de todos los rincones del mundo, un trabajo que la coleccionista Andrea Ludden lleva realizando desde hace 30 años. Los hay de todos los tipos y datan desde el siglo XIX hasta nuestros días.

13. Museo de la Ventriloquia
Puede dar un poco de miedo, pero aquí se recogen más de 700 muñecos de ventriloquia. En 1910 William Shakespeare Berger comenzó su colección y aquí, además de muñecos, se recogen numerosos libros, pósters y fotografías sobre este arte. Se encuentra en Fort Mitchell, Kentucky (EE.UU.).

14. Museo del Arte Malo

Foto: Museo del Arte Malo

Si estás cansado de ver museos con las mejores obras de arte del mundo, aquí tienes las peores. El MOBA (Museum of Bad Art) está en Boston (EE.UU.) y cuenta con más de 600 piezas de arte tan malas que se merecen estar en un museo. Si pensabas que tú eras malo dibujando, visitando este museo te sentirás todo un Van Gogh.

15. Museo Plastinarium

Foto: Museo Plastinarium

Es posible que te suene haber visto alguna exposición relacionada con este museo, basada en el cuerpo humano. En 1990 el científico alemán Gunther von Hagens sometió por primera vez un cuerpo al proceso de plastinación, un procedimiento con el que se conserva el material biológico. Ubicado en Guben, Alemania, aquí se dedica una exposición de 3.000 m² al cuerpo humano y sus órganos. Y todo es real.

16. Museo de los Noodles Instantáneos

Foto: Museo de los Noodles Instantáneos

Una de esas cosas diferentes que puedes encontrar en Japón. El Cup Noodles Museum se encuentra en Osaka, aunque también tiene otra sede en Yokohama. Momofuku Ando fue el creador de esta marca de noodles instantáneos y su repercusión mundial ha hecho que se merezca su propio museo. Además de exposiciones podrás visitar talleres y fábricas en las que hacer tu propio cuenco de noodles.

17. Museo del Perfume
La Casa Farina, en Colonia (Alemania) es la casa natal del agua de colonia, donde ahora se pueden revivir los últimos 300 años de historia del perfume. A lo largo de una visita guiada podrás conocer la vida de un perfumista, sus técnicas y aprender sobre diferentes esencias y olores con los que se crean los más preciados perfumes.

18. Museo de las Momias

Foto: Museo de las Momias

No estamos en Egipto, sino en Guanajuato (México). Aquí, en el Panteón Municipal de Santa Paula, se exhiben 111 cuerpos de mujeres, hombres y niños con orígenes que van de 1870 a 1984. Son momias naturales, es decir, no han pasado por un proceso de conservación o embalsamamiento. Un lugar donde “honrar a la muerte para darle sentido a la vida”.

19. Museo del Agua del Grifo
El agua del grifo se merecía un museo, y está en Pekín. Un lugar donde reconocer su importancia y conocer la historia del agua de la capital china. Se ubica en la sede original de la Compañía de Aguas de Beijing, donde se explica todo el procedimiento que conlleva el agua corriente, con objetos reales que han facilitado el acceso al agua a lo largo de la historia.

20. Museo de la Comida Quemada

Foto: Museo de la Comida Quemada

Cuando pensabas que ya lo habías visto todo, llegamos al museo de la comida quemada. Está en Arlington, Massachusetts (EU), donde la artista Deborah Henson-Conant quiso honrar a toda esa comida que se nos ha quemado alguna vez abriendo un museo en 2010. Hay tartas, filetes, brochetas, tostadas, gofres… de todo, y todo calcinado. Si un día ves que se te ha ido la mano con el horno puedes ponerte en contacto con ella por si tu obra tiene cabida en su museo.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE ElDiario.es. Ver ORIGINAL aquí. Prohibida su reproducción.