Indignación. Impotencia. Este martes la prensa mexicana rechazó la violencia en contra de sus colegas ultimados. Quedó tocada. Los reporteros de Sinaloa y del resto del país realizan marchas simultáneas  desde esta mañana. En la Ciudad de México, Sinaloa, Quintana Roo, Guerrero y Jalisco se realizan actos de protesta y movilizaciones. Algunos medios optaron por poner en negro su sitio de sitio de internet, con las fotos de los seis periodistas asesinados en México desde marzo, y una exigencia de justicia.

Gobiernos de países como Bolivia y Gobierno francés pidieron hoy a las autoridades mexicanas que identifiquen y detengan cuanto antes a los responsables del asesinato del reportero y escritor Javier Valdez Cárdenas.

Ciudad de México, 16 de mayo (SinEmbargo).- El Sindicato de La Jornada y la Casa de los Derechos de los Periodistas acudieron a la sede de la Procuraduría General de la República (PGR) para entregar un documento con el que exigen justicia por el asesinato de los seis periodistas durante este año, como parte de una serie de movilizaciones que se dan en todo el país por la ejecución de Javier Valdez.

Desde 2000 a la fecha, 126 periodistas han sido asesinados en México. Ayer la víctima fue Valdez, reportero de temas del crimen organizado en Sinaloa.

Judith Calderón, del sindicato de La Jornada, donde Javier Valdez era corresponsal en Sinaloa, llamó a los directivos de todos los medios de comunicación del país a tomar medidas y no exponer a sus periodistas. A Carmen Lira, de La Jornada, le pidió una reunión urgente con los corresponsales.

Hay decenas de amenazados, aseguró Calderón. Reveló que hace 15 días, Valdez vino a la Ciudad de México a exponer que él y su esposa se sentían preocupados por el nivel de las amenazas. Consultó con los directivos del periódico y con el Comité de Protección para Periodistas las medidas para su protección. Pero lo alcanzaron. Fueron más rápidos.

Javier, también cofundador de Río Doce, ya había sido amenazado días antes. “Asuman su responsabilidad. No queremos periodistas muertos”, requirió.

La periodista hizo un pase de lista de los seis periodistas asesinados este año. De las 48 investigaciones de homicidios y agresiones a la prensa, solo 3 han sido condenatorias, dicen datos de la FEADLE.

“¿Qué queremos para Javier Valdez?”, gritó. “¡Justicia!”, respondieron varias veces colegas.

A lado del mitin, continúa el campamento instalado a raíz de la desaparición de 43 normalistas en Iguala, Guerrero.

“Eso pasa en el país cada momento”, destacó Judith Calderón.

La protesta ho afuera de la PGR. Foto: Dulce Olvera, SinEmbargo.

La protesta en la Ciudad de México. Foto: Dulce Olvera, SinEmbargo.

Rogaciano Méndez, de la Casa de los Derechos de los periodistas, dijo que el gremio está indignado y harto de un país donde todos los días hay más muertos en medio de la impunidad.

“México es una de las naciones más peligrosas para ejercer el periodismo. Ya es sinónimo de muerte, por lo que pedimos garantías. Basta a la autocensura; eso pone en entredicho al gobierno incapaz. No cesaremos en pedir castigo”, aseguró.

Finalmente afirmó que “el peor crimen” entre el gremio periodístico es el silencio, por lo que convocó a no callarse y exigir justicia.

Judith Calderón, del sindicato de La Jornada, mostraba un letrero: “No somos blanco de nadie, somos amigos de la sociedad. No más agresiones a los periodistas”.

Los periodistas exigieron justicia. Foto: Dulce Olvera, SinEmbargo.

LA PROTESTA EN LOS ESTADOS

Por la mañana, un grupo de alrededor de 30 periodistas y fotógrafos se concentró en el Ángel de la Independencia. Ahí dejaron el mensaje: “Nos están matando. No al silencio”.

Los colegas se manifestaron en el mismo lugar donde a finales de marzo lo hicieron por el asesinato de la chihuahuense Miroslava Breach, el guerrerense Cecilio Pineda, el veracruzano Ricardo Monlui y el de Baja California Maximino Rodríguez.

En el sexenio de Enrique Peña Nieto al menos 35 voces se han callado.

Una ciudadana que se manifestó este martes dijo en entrevista que “matan a los que hacen periodismo, el que toca fibras políticas y de la delincuencia”.

La fotoperiodista Isabel Mateos aseguró que organizaron la protesta para que se vea que “los periodistas estamos unidos y no se quede solo así”.

En la Ciudad de México habrá dos protestas más contra el asesinato acumulado de periodistas. Una al mediodía en la Procuraduría General de la República (PGR), pues la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión (FEADLE) solo ha resuelto 0.25 por ciento de los casos archivados. La otra a las 7:30 de la noche en la Secretaría de Gobernación.

La protesta en la Ciudad de México. Foto: @daviddelapaz

Pedro Canché, activista y periodista encarcelado y torturado durante el gobierno de Roberto Borge Angulo en Quintana Roo, aseguró que haber sido encerrado “no fue nada” en comparación con los asesinatos de periodistas en México.

“Nos están extinguiendo. Ser periodista es ser un cadáver andante. Estamos condenados a muerte, pero no sabemos la fecha. Morimos no por delincuentes, sino por hacer nuestro trabajo”, dijo después de la protesta en el Ángel de la Independencia.

Ante “la fusión” entre el gobierno y el crimen organizado, aseguró, los periodistas no necesitan guardaespaldas ni botones de pánico sino acabar con la impunidad de los verdugos.

Pero la misma FEADLE trabaja más para proteger a los funcionarios que a los periodistas, acusó.

“Es una simulación”, expuso con base en su experiencia. Desde junio de 2015 presentó una denuncia contra Borge por tortura. Nada.

“Protegen sus riquezas, sus saqueos, sus nexos con el narcotráfico. Un periodista muerto es cerrar puertas para castigar la corrupción”, finalizó Canché.

En Los Mochis, Culiacán, Guamuchil y Mazatlán, en Sinaloa, periodistas tomaron esta mañana de martes las calles de la ciudad para protestar por el asesinato del reportero y escritor.

Medios locales destacar que durante la manifestación en Los Mochis, los reposteros mostraron pancartas repudiando el asesinato.

La protesta comenzó en el muro a la Libertad de Expresión, prosiguió en la Subdelegación “C” de Procedimientos Penales de la PGR y finalizó en la Fiscalía de la Zona Norte.

Los reporteros vistieron de blanco y mostraron un moño negro adherido a las mangas.

Protestas, esta mañana, en Mazatlán. Foto: Luis Alonso Enamorado, especial para SinEmbargo.

En Mazatlán frente a la PGR. Foto: Luis Alonso Enamorado, especial para SinEmbargo

Un grupo de periodista se apostaron afuera de las instalaciones de la PGR en Jalisco, ubicada sobre la Plaza de Armas de Guadalajara. Los manifestantes portaban pancartas con las leyendas “No se mata la verdad matando periodistas” y “Al matar a un periodista se mata la democracia”, entre otras.

Según la organización promotora de la libertad de expresión Artículo 19, 105 profesionales de medios de comunicación han sido asesinados en México desde 2000.

El asesinato de Valdez se suma, este año, a los de Cecilio Pineda, Ricardo Monlui, Miroslava Breach, Máximo Rodríguez y Filiberto Álvarez en México.

Reporteros sin Fronteras (RSF) ha declarado que en 2016 México fue el tercer país con el número más elevado de muertes de periodistas, superado únicamente por Siria y Afganistán.

Valdez fue abatido ayer en la ciudad de Culiacán, capital del estado de Sinaloa, base del cártel de droga que lleva el mismo nombre y cuyo líder es el narcotraficante mexicano Joaquín “El Chapo” Guzmán.

El asesinato tuvo lugar dos días después de que un equipo de siete reporteros fuera atacado por un centenar de hombres armados cerca de la ciudad de Acapetlahuaya, en el estado de Guerrero.

Hasta el momento, ninguna persona ha sido detenida por esos seis asesinatos. México es el país más peligroso para la profesión periodística.

La protesta en Jalisco. Foto: Twitter @Darp00

Alrededor de una treintena de periodistas se manifestaron frente a la Comisión de Derechos Humanos de Quintana Roo, ubicada en Chetumal, donde reclamaron justicia por el asesinato de su colega en Sinaloa y garantías para poder realizar sus laborees diarias. “Muertes no, libertad de expresión sí”, gritaron en conjunto durante la manifestación.

Un nutrido contingente de periodistas marchan hoy en Chilpancingo, Guerrero, salió de la Plaza de la Libertad de Expresión al Zócalo. Además del asesinato de Javier Valdez también protestan por el robo, agresión y privación de la libertad a siete de sus compañeros la semana pasada.

PAÍSES CONDENAN ASESINATO

El Presidente de Bolivia, Evo Morales, condenó hoy el asesinato a tiros del periodista Javier Valdez y expresó su solidaridad con el medio de comunicación en el que trabajaba.

“Condenamos el asesinato de Javier Valdez, y nos solidarizamos con su familia, el periódico La Jornada, y todo el pueblo mexicano”, sostuvo el mandatario en su cuenta de Twitter @evoespueblo.

En otro tuit, preguntó por qué la Organización de Estados Americanos (OEA) no se pronuncia sobre el asesinato de seis periodistas en México en lo que va de 2017.

El Gobierno francés y Reporteros Sin Fronteras (RSF) pidieron hoy a las autoridades mexicanas que identifiquen y detengan cuanto antes a los responsables del asesinato del reportero y escritor Javier Valdez Cárdenas.

“Defendemos la libertad de prensa, así como la protección de los periodistas en todo el mundo”, señaló en un comunicado el Gobierno francés.

El Ejecutivo mostró sus condolencias a los familiares y destacó la “valentía de los periodistas que ponen en riesgo su vida para informar”.

El director de la ONG Reporteros Sin Fronteras en Latinoamérica, Emmanuel Colombie, destacó en otra nota que los periodistas mexicanos trabajan en una situación “de emergencia, especialmente aquellos que tratan los temas relacionados al narcotráfico y al crimen organizado”.

Debido a estos ataques, RSF pidió a las autoridades mexicanas “reforzar los mecanismos de protección y poner fin a la impunidad de los crímenes cometidos contra la prensa”.

La Unesco también condenó el asesinato del reportero especializado en cárteles de droga Javier Valdez Cárdenas.

“Este crimen nos recuerda una vez más que demasiados periodistas valientes ejercen su profesión en un entorno carente de seguridad y que, al atacarlos, se menoscaban los derechos humanos fundamentales a la libertad de expresión y de información”, manifestó la directora general de la Unesco, la búlgara Irina Bokova.

Bokova pidió a las autoridades mexicanas que “lleven a cabo una investigación minuciosa para asegurarse de que este crimen no permanezca impune”.