Economía

Pst, pst, avisen a Trump que sin el TLCAN con México, 6 millones en EU quedarán sin empleo: AmCham

16/11/2016 - 9:15 pm

15Donald Trump, antes que Presidente electo de Estados Unidos, es empresario. Ayer, durante un encuentro entre el sector empresarial y comercial de México y Estados Unidos, coincidió en un tema: se necesita la unión para mostrar a su colega, con cifras, la gran importancia del libre comercio para el beneficio mundial mutuo y, específicamente, para los miembros del Tratado de Libre Comercio de América del Norte. Estos son los datos duros que los expertos quieren enfatizar y que el magnate mobiliario debe considerar.

Ciudad de México, 17 de noviembre (SiEmbargo).– Es momento de la unión, la alerta y el diálogo. Desde hace diez u ocho años la sociedad estadounidense “ya mostraba un descontento” con sus políticos; “la realidad nos estaba mandando mensajes y no los leímos”, aseguró Silvia Núñez, directora del Centro de Investigaciones Sobre América del Norte (CISAN). Ahora gobiernos, empresarios y ciudadanos enfrentan el enorme reto de aliarse para resistir y convencer a Donald Trump, con datos duros, que el libre comercio brinda beneficios millonarios a los tres países que conforman el Tratado de Libre Comercio (TLCAN), que ha hecho posible una de las regiones más competitivas y dinámicas en el mundo.

Alguien tiene que advertirle a Trump que más de seis millones de empleos estadounidenses dependen de las exportaciones a México, y que romper ese acuerdo comercial causará un enorme daño en la economía de Estados Unidos, destacó Jodi Hanson Bond, vicepresidenta para las Américas de la American Chamber of Commerce.

“Si bien de tiempo en tiempo las fuerzas del proteccionismo pueden sugerir un retroceso en el comercio internacional, el flujo de inversiones, la libre movilidad de empresas, la apertura y la integración son la mejor alternativa para la prosperidad y la paz mundial”, dijo por su parte María Fernanda Garza, de la Organización Mundial de las Empresas (ICC, por sus siglas en inglés).

Es necesario combatir, con cifras, al empresario y a su discurso aislacionista, xenófobo, racista y misógino, coincidieron expertos. En septiembre pasado, el entonces candidato republicano declaró que el TLCAN “es el peor tratado de la historia” porque, dijo, los estadounidenses ganan menos dinero que hace algunas décadas. Durante su polémica visita a México, insistió en que es necesario “mejorarlo”.

“Mi fuerte postura sobre el TLCAN es que ha sido de mayor beneficio para México de lo que ha sido para Estados Unidos; debe ser mejorado para poder asegurarnos que los trabajadores, y esto es muy importante, en ambos países, salgan beneficiados de un comercio justo y recíproco”, expuso a lado del Presidente Enrique Peña Nieto.

Esta semana se supo que comenzará a analizarlo desde el primer día de su mandato.

 

A México, en palabras del Embajador de México en Estados Unidos, Carlos Sada, este flujo de inversiones y bienes le permitió pasar de ser “el hermano menor” de la primera potencia mundial a convertirse en un gran socio y jugar “en las grandes ligas”. En números: antes del TLC el comercio entre ambos países generaba 80 millones de dólares y ahora 550 mil millones de dólares anuales.

El país ahora es el décimo exportador a nivel global. En 2030 podría ser el quinto gracias a su mayor fortaleza: el libre comercio y la mano de obra competitiva, estimó Frédéric García, del Consejo Ejecutivo de Empresas Globales (CEEG).

Por lo tanto, el Gobierno mexicano y su sector privado deben enfatizar la profundidad de la relación bilateral en materia comercial, coincidieron especialistas que participaron tanto en el Foro “Político Económico México y Estados Unidos frente a nuevos escenarios” como en la conferencia de prensa del sector privado.

Jodi Hanson Bond, vicepresidenta para las Américas de Chamber of Commerce, advirtió que esa fructífera integración “está en juego” por lo que se debe ser asertivo. “Nunca el riesgo había estado tan cerca”, consideró frente a empresarios.

Trump pedirá al Departamento de Comercio de Estados Unidos y a la Comisión de Comercio Internacional realizar un estudio. Si México y Canadá no aceptan “renegociar” el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), el principal socio comercial de México se saldría. Su equipo también está evaluando detener las “importaciones injustas”, terminar con “prácticas comerciales desleales” y buscar acuerdos comerciales bilaterales, de acuerdo con un documento consultado por la CNN.

Canadá está listo para renegociarlo, dijo el embajador canadiense en Washington, David MacNaughton. México, en voz del Secretario de Economía Ildelfonso Guajardo, ha dicho que se renegociará si es una situación de “ganar-ganar”.

LOS BENEFICIOS PARA MÉXICO

Por un lado, el comercio bilateral entre México y Estados Unidos se ha multiplicado seis veces desde el TLC alcanzando una cifra de alrededor de 500 mil millones de dólares en 2015, citó María Fernanda Garza, de ICC México. El comercio libre de aranceles ha convertido a México en el segundo mercado de exportación más grande para los productos estadounidenses y es su segundo proveedor más importante, añadió.

Ante esta alta dependencia al mercado estadounidense, si la administración de Trump decide salirse de este tratado histórico, el ritmo de las exportaciones no petroleras mexicanas desacelerá y, al ser el principal motor de la economía nacional, “le quitaremos fuerza”, dijo el economista Jonathan Heath.

El valor de las exportaciones de mercancías durante los nueve primeros meses de 2016 fue de 273 mil 638 millones de dólares, principalmente por las no petroleras y las manufactureras. Al interior de las exportaciones no petroleras, las dirigidas a Estados Unidos representan un 80 por ciento del total, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

LOS BENEFICIOS PARA EU

Por el otro, Estados Unidos genera 236 mil millones de dólares por sus exportaciones a México, cantidad que rebasa más de lo que exporta a China, Japón y Alemania, documentó Jodi Hanson Bond, vicepresidenta para las Américas de Chamber of Commerce.

En promedio, 40 por ciento del contenido en las exportaciones mexicanas está hecho en Estados Unidos.

Una de las principales ideas dichas por Trump es que las empresas estadounidenses instaladas en México quitan el trabajo a sus connacionales.

“Esta tremenda salida de empleos de Estados Unidos es algo que está sucediendo todos los días; está empeorando, empeorando y empeorando, y tenemos que detenerlo”, declaró Trump en su visita a México.

Sin embargo, más de seis millones de empleos estadounidenses dependen de las exportaciones a México, destacó Hanson Bond. De acuerdo con el Embajador de México en Estados Unidos hay 550 mil empresas nacionales en territorio americano. “Es una comunidad demasiado proactiva”, afirmó.

Nuestro país le compra más a Estados Unidos que a Alemania, España, Francia, Italia, Japón y Reino Unido juntos.

Desde que Carlos Sada, como Embajador mexicano está en Washington, se percató que para Estados Unidos no hay otro socio como México, por compartir una frontera que, si se midiera como país representaría la cuarta economía mundial, dijo. “Somos interdependientes y nos necesitamos”, remató.

“¿Con qué otro país han logrado un porcentaje de integración tan profundo? Se le acerca Canadá, pero es de 25 por ciento, cuando con México es del 50. Con otros países son de 3 o 4 por ciento. Sus intereses también son de nosotros y viceversa. De sus 50 estados, para 34 su primer socio comercial es México”, declaró ante empresarios. Ahí debió estar Trump y su equipo.

Sada salió del evento directo a Washington. El diálogo, más que nunca, es necesario.

Dulce Olvera
Reportera de temas de crisis climática, derechos humanos y economía. Egresada de la FCPyS de la UNAM.
en Sinembargo al Aire

Opinión

más leídas

más leídas