La lluvia de amparos interpuestos por la sociedad civil contra la construcción del Aeropuerto de Santa Lucía continuará, dijo el vocero del colectivo #NoMásDerroches. Al Gobierno de México le quedará esperar los plazos interpuestos por el Poder Judicial y apurar la Manifestación de Impacto Ambiental y el Proyecto Maestro.

Ciudad de México, 17 de junio (SinEmbargo).- Mientras un colectivo interpone 147 amparos en contra de la construcción del Nuevo Aeropuerto en la Base Aérea de Santa Lucía y a favor de continuar las obras en Texcoco, pobladores de Tecámac, Estado de México, que son vecinos directos del proyecto, reprobaron los hechos e insistieron que, por un tema hídrico, no es viable ni Santa Lucía ni Texcoco.

El pasado martes, el colectivo #NoMásDerroches anunció que un Tribunal Colegiado de Circuito emitió una nueva suspensión provisional de la construcción del aeropuerto en Santa Lucía hasta que se presenten los estudios en materia de seguridad. En consecuencia también se obligó a conservar las obras ya realizadas en el Aeropuerto Internacional de México (NAIM) en Texcoco.

Sin embargo, el colectivo de Pueblos Originarios por la Defensa del Agua de Tecámac, Estado de México, criticó la postura al señalar que regresar a Texcoco no resuelve el problema que desde la llegada de Andrés Manuel López Obrador a la Presidencia, han denunciado.

“En todos los lugares en los que se ha planteado la construcción de un Aeropuerto, todos están dentro de la misma gran cuenca de agua. Debemos tener en mente que es necesario defender el territorio para que el ciclo natural del agua, el derecho humano al agua y al saneamiento, sean una realidad. Estas organizaciones ahora salen con que quieren regresar a Texcoco y nosotros no estamos de acuerdo. Nosotros aplaudimos la decisión del Presidente de suspender Texcoco, pero no estuvimos de acuerdo con que lo mandaran para acá, dentro de la misma cuenca y en el lecho de otro antiguo lago”, dijo en entrevista Ricardo Ovando Ramírez.

Vista aérea de las obras de lo que sería el Nuevo Aeropuerto Internacional de México en Texcoco. Foto: Isabel Mateos, Cuartoscuro.

El pasado martes, el colectivo #NoMásDerroches anunció que un Tribunal Colegiado de Circuito emitió una nueva suspensión provisional de la construcción del aeropuerto en Santa Lucía. Foto: Galo Cañas, Cuartoscuro.

El activista explicó que su postura se debe a los monitoreos que han realizado de diferentes estudios, sobre todo los de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) desde 2012 hasta enero de 2018, donde se sustenta que los niveles de sobre explotación del acuífero son muy graves.

También un estudio elaborado por la Universidad Autónoma de Chapingo, evidenció que la gran cuenca de México, que es en la que están los pueblos tanto de Tecámac y Zumpango, como los de Texcoco y Pachuca, tiene un daño ecológico severo por la devastación de zonas de alto valor ambiental, como zonas agrícolas, forestales, lo que provocó el daño ya casi permanente del ciclo natural del agua al grado de provocar en el futuro un “infarto hídrico”.

Está es ya la quinta suspensión a la obra de Santa Lucía que se obtuvo a través del colectivo integrado por Causa en Común, la Comisión Mexicana de Derechos Humanos, A.C. (COMEXDH), la Confederación Patronal de la República Mexicana (COPARMEX), el Consejo General de la Abogacía Mexicana, Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) y México Unido Contra la Delincuencia (MUCD).

El titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Javier Jiménez Espriú, dijo, luego de la noticia de la quinta suspensión, que no había recibido aún ninguna comunicación judicial, solo que había una serie de amparos para no iniciar las obras en Santa Lucía mientras no se cuente con la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA), que tiene que emitir la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

El funcionario recalcó que en Santa Lucía aún no hay obras, ya que justamente se espera la MIA, según la instrucción Presidencial.

Por su parte, Gerardo Ferrando Bravo, Director del Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM), negó que existieran riesgos para dar inicio a los trabajos del aeropuerto de Santa Lucía tras los amparos pero que esperarán los tiempos necesarios para cumplir con la Ley.

El Presidente sostuvo en conferencia de prensa matutina que los amparos provienen de los que se “quedaron enojados por la cancelación de la terminal aérea en el lago de Texcoco y quienes se oponen al Tren Maya” y agregó que los estudios ambientales se presentarán a principios del mes de julio.

Descartó un retraso en la puesta en marcha de la obra en Santa Lucía e insistió en que “amparo, tras amparo, pero vamos a cumplir con la Ley. Les vamos a demostrar que puede más la razón”.

Ovando Ramírez agregó que se trata de “la derecha torciendo el asunto para regresar la obra a Texcoco”.

“Aparentemente pudieran ser buenas noticias porque qué bueno que se suspenden las obras de Santa Lucía, pero no estamos de acuerdo. En estas suspensiones subyace la posibilidad de que se tenga que regresar el Aeropuerto a Texcoco”, sostuvo y adelantó que en los siguientes días se presentará una queja ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) en la que solicitarán que se emitan medidas cautelares para que no se construya en tanto la MIA no responda a cómo van a restaurar el caudal ecológico subterráneo de la zona.

UNIR FUERZAS CONTRA SANTA LUCÍA

En entrevista con SinEmbargo, Gerardo Carrasco Chávez, vocero del colectivo #NoMásDerroches, explicó que el objetivo principal de los amparos son la cancelación total de Santa Lucía y la reanudación de la construcción del Aeropuerto de Texcoco, principalmente por los temas ambientales y por un tema de acceso a la cultura, ya que el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) declaró las zonas aledañas a la actual Base Aérea Militar de Santa Lucía como patrimonio histórico protegido, pero sobre todo por un tema de seguridad aérea.

“No se puede empezar a construir el Aeropuerto si no se tiene el aval por parte autoridades nacionales en esta materia y también las internacionales. Nosotros recorrimos esta zona, específicamente en Atenco, Zumpango y Tecámac, buscando qué opina la gente. Vimos que muchas están molestas porque no les consultaron su opinión y entonces se sumaron pobladores de Texcoco y Santa Lucía al colectivo, por lo que varios juicios de amparo fueron promovidos con el respaldo de esas personas”, comentó.

En la imagen, la Base Aérea Militar de Santa Lucía en donde se construirá el próximo aeropuerto. Foto: Galo Cañas, Cuartoscuro.

Sobre la postura del colectivo de Tecámac, dijo que los esfuerzos ahora tienen que enfocarse no únicamente al  tema de que se continúe el proyecto en Texcoco, sino a que se cancele de manera definitiva el Aeropuerto de Santa Lucía.

“El tema urgente que hay que atender es que no se construya ese aeropuerto porque no se tiene estudio alguno y por lo pronto el Gobierno debe preservar las actuales obras de Texcoco” y en caso de no hacerlo, agregó, se cometería un delito, “violar una suspensión es un delito y el Poder Judicial ordenó que se detuviera el proyecto de Santa Lucía. Si se destinan recursos públicos, para lo que sea, implicaría una violación de esta suspensión”.

Finalmente anunció que los siguientes días habrá más noticias de fallos a favor de los amparos y suspensiones en materia ambiental, “ya son varios jueces y magistrados que están en este sentido”.