El debate sobre el racismo y clasismo cobró fuerza en México luego de la muerte de George Floyd en Estados Unidos y por el abuso policial que sufrió Giovanni López a manos de policías en Jalisco y que provocó su muerte. El actor Tenoch Huerta, quien interpreta al capo Rafael Caro Quintero en la serie Narcos México, habló para SinEmbargo sobre la resistencia que aún persiste en algunos mexicanos para hablar de estos temas tan necesarios y que incluso “deben llegar hasta el Congreso”.

Ciudad de México, 17 de junio (SinEmbargo).– Hablar de racismo y clasismo en México causa resistencia porque también evidencia una serie de privilegios que goza un sector de la sociedad, pero todos hemos asumido estas actitudes en algún momento, asegura el actor Tenoch Huerta Mejía, quien lleva años abanderando la lucha en contra del racismo.

Para el actor ganador del Premio Ariel (2012) por su participación en la película Días de gracia, la televisión y el cine se han encargado de construir y propagar un discurso clasista y racista con historias donde se definen claramente las diferencias de clases: actores caucásicos que interpretan a los ricos y de piel morena y rasgos indígenas para los papeles de la clase baja.

“En mi medio nosotros propagamos el mensaje del racismo y clasismo a través de las historias que contamos. Cada vez que hablamos de la clase media-baja o baja siempre las historias son sórdidas, violentas; se retrata a la gente de la clase baja como bestias, ignorantes, casi tontos. Hay una construcción de un discurso profundamente clasista y racista desde el cine, tele, revistas”, asegura el actor de Narcos México (2018), donde da vida al capo mexicano Rafael Caro Quintero. “En la clase baja siempre van a ser personajes morenos o indígenas y en la clase alta caucásicos y hasta europeos”.

TENOCH-HUERTA-ACTOR-MEXICANO

Desde su debut en 2006, Tenoch Huerta ha interpretado diversos papeles en series y películas que lo han colocado como una de los mejores actores mexicanos del momento. Foto: Francisco Rodríguez, Cuartoscuro.

La muerte de George Floyd, un hombre negro asesinado a manos de policías el pasado 25 de mayo en Mineápolis (Estados Unidos), desató una serie de protestas en varios países, incluyendo México, donde el debate sobre el racismo y clasismo cobró más fuerza con el asesinato de Giovanni López en Jalisco, quien fue detenido por policías presuntamente por no llevar cubrebocas. Un abuso policial que solo se ejerce en las clases bajas del país. El joven de 30 años era albañil y murió a causa de un traumatismo craneoencefálico provocado por un fuerte golpe en la cabeza, según el reporte de las autoridades.

Para Tenoch Huerta, si Giovanni hubiera nacido del otro lado de la ciudad, donde se autodenominan “chavitos bien”, los policías no lo hubieran detenido y torturado como ocurrió el pasado 4 de mayo.

De acuerdo con el estudio de Oxfam “Por mi raza hablará la desigualdad” (2019), elaborado por Patricio Solís, Braulio Güémez y Virginia Lorenzo, un mexicano, solo por hablar una lengua indígena, identificarse como indígena, ser negro o mulato o tener un color de piel oscura, tiene menos probabilidades de avanzar en el sistema educativo, progresar en el ámbito laboral o ser parte de la población con más riqueza. Y si a esas condiciones se le suma el ser mujer, las probabilidades son muchísimas menos.

Los datos del estudio muestran que un sector de México nace y vive con dos desventajas: la económica y la racial. Las probabilidades de que una persona hablante de lengua indígena acceda al quintil (unidad de medida para medir el nivel de ingreso) más alto de riqueza es menor frente a quien no habla una.

Por tono de piel, una persona de piel oscura tiene 48 por ciento menos de probabilidades para acceder a ese quintil más alto, para una mujer son de 58 por ciento menos.

Sobre esta desigualdad, el actor de 39 años destaca los privilegios para un sector de la sociedad que se escuda en una falsa meritocracia.

TENOCH-HUERTA-SERIE-NARCOS

Tenoch interpreta al capo Rafael Caro Quintero en la serie Narcos México. Foto: Instagram.

“La meritocracia es la protección mental de ciertos grupos para no confrontarse con la realidad de que son beneficiarios de privilegios”, menciona en entrevista. “La meritocracia es una justificación de la violencia clasista y racista que vive este país”.

“Muchos miembros de la clase alta nacieron con los privilegios y seguirán siendo ricos. Mucha de esta gente estudiaron en escuelas privadas donde hicieron todos los contactos; su primer trabajo de seguro fue con su familia o amigos. Los privilegios son heredados y ahora vienen a decir que la gente es pobre porque quiere, porque no ha hecho los méritos suficientes”, agrega.

LA LUCHA CONTRA EL RACISMO

Desde su debut en 2006, Tenoch Huerta ha interpretado diversos papeles en series y cine que lo han colocado como una de los mejores actores mexicanos. Entre sus películas más destacadas están Nesio (2008), donde dio vida a un pandillero, Sin nombre (2009), El infierno (2010), Días de gracia (2011), Get the Gringo (2012) al lado de Mel Gibson, El Autor (2017), y la serie de Netflix Narcos México.

Su exitosa carrera con más de 30 películas y siete series la ha compaginado luchando por diversas causas sociales. En el año 2019 participó en el documental México, frente al espejo del racismo y también ha sido parte de campañas del Consejo Nacional Para Prevenir la Discriminación (Conaped), la más reciente lleva por título “#DesaprendamosElRacismo”, que parte de la idea de que las personas no nacen racistas sino lo aprenden, por ello se debe desaprender.

“Conapred me vuelve a buscar para decirme que justamente iban a lanzar una campaña acerca del racismo con voces que lo hayan sufrido, y yo les dije, pues más que sufrido a mi me gustaría hablar de cómo lo he ejercido, de cómo el racismo afecta a la gente”, señala Huerta.

El actor menciona que al externar esta idea de que todos hemos sido racistas en algún momento con Mónica Maccise Duayhe, directora de Conapred, se logró entender que era necesario no solo hablar de las víctimas sino de los victimarios. “Los mismos que hemos sufrido de racismo adoptamos actitudes racistas y clasistas para desmarcarnos. Nadie quiere pertenecer al grupo racializado y una manera de desmarcarse es reproducir el grupo dominante”, dice.

Esta semana se tenía prevista la participación de Tenoch Huerta en el foro “Racismo y/o clasismo en México”, pero fue cancelado por el Conapred debido a las críticas que recibió uno de los invitados a quien los usuarios de redes calificaron como racista: Chumel Torres.

HACIA UN CAMBIO EN MÉXICO

Aunque Tenoch no se considera un activista, su posición en el medio artístico le ha permitido dar voz a diversas causas.

“Yo no me considero activista, creo que la gente que se dedica a esto merece todo mi respeto, yo simplemente estoy hablando de algo que creo que es necesario hablar desde mi posición de privilegio, bastante falta de carencias, y desde aquí es importante abrir la boca, porque si yo hubiera sido un obrero o un empleado bancario yo dudo mucho que ciertas revistas se hubieran tomado la molestia de entrevistarme”, expresa el actor quien participa en la iniciativa “Ya basta” junto con su colega Yalitza Aparicio.

Tenoch Huerta, de origen Purépecha (tatarabuela paterna) y Nahua (bisabuela materna), recalca su intención de seguir hablando del racismo y clasismo en México para poder cambiar la realidad, incluso para que estos temas se legislen.

“Creo que se debe seguir (hablando) sobre estos temas, creo yo que tienen que llegar al Congreso”, señala. “Es un tema que tiene que ser legislado, tiene que haber legislaciones fuertes en contra el racismo y clasismo, y sobre todo que esto se vuelva un debate público, que sea un tema común para todos”.

México cuenta con mecanismos legales que prohíben y castigan la discriminación racial, pero la ley ha sido laxa debido a la falta de una cultura ciudadana de la denuncia para evidenciar estos actos y la incapacidad de las autoridades para acreditar la queja como delito, pues se persigue por querella, no por oficio, afirmó Francisco Javier Galicia Campos, académico del Instituto de Investigaciones Jurídicas (IIJ) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), en un una entrevista publicada por la Máxima Casa de Estudios en 2019.

El artículo primero de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos establece el derecho fundamental a la no discriminación y obliga al Estado a prevenir, investigar, sancionar y reparar si se presenta. No obstante esto no se cumple a cabalidad. Por ello, la lucha de grupos sociales permitió en el año 2003 la promulgación de la Ley Federal para Prevenir y Eliminar la Discriminación.

Actualmente 12 de los 32 estados (Baja California, Campeche, Chiapas, Estado de México, Guanajuato, Guerrero, Hidalgo, Jalisco, Nayarit, Sinaloa, Sonora y Tamaulipas) no tienen tipificada la discriminación racial como delito, de acuerdo con el Conapred.

El actor Tenoch Huerta, quien interpretará a Moctezuma en la miniserie que produce Steven Spielberg para Amazon Prime Video y en la que también participan los actores Javier Bardem y Yoshira Escárrega, confía en que la lucha contra el racismo avance en “la casa, en la escuela, el trabajo, el Congreso”.