Los líderes de las organizaciones empresariales más importantes del país aseguran que el plan del Gobierno “no será capaz de generar la reactivación”; a esto se sumó el acuerdo de la Sener que restringe los proyectos renovables del sector privado.

Monreal expresó a Bloomberg que, pese a las recientes declaraciones en contra del sector, el Presidente tomará medidas para mejorar el terreno.

Ciudad de México, 17 de junio (SinEmbargo).- El Presidente Andrés Manuel López Obrador buscará “hacer las paces” con las cámaras y líderes empresariales, para lo que suavizará los mensajes que ha sostenido durante la pandemia en contra de los apoyos que el sector ha solicitado, aseguró el Senador Ricardo MonrealBloomberg.

De acuerdo con el líder del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) en el Senado, aseguró que en los 22 años que tiene de conocer al mandatario mexicano lo ha visto cambiar de posturas “radicales a posturas más conciliatorias” con las personas que no coinciden con sus planteamientos.

La pieza firmada por Nacha Cattan y Michael O’Boyle detalló que Monreal es el Senador con más tiempo en la política de su bancada. Con ese antecedente el congresista expresó que ante los cambios en ciertas normas, sobre todo del sector energético, durante la pandemia de la COVID-19, el Presidente López Obrador buscará mejorar las relaciones.

Las cúpulas empresariales han arreciado sus críticas contra el Presidente de México por su estrategia para enfrentar la crisis de la economía a raíz del confinamiento. Mientras el mandatario confía en que la economía comenzará a “recuperarse” con la “nueva normalidad”, los líderes de las organizaciones empresariales más importantes del país aseguran que el plan del Gobierno “no será capaz de generar la reactivación”.

A esto se sumó el acuerdo de la Secretaría de Energía (Sener) de México que restringe los proyectos renovables del sector privado. Pero esa es sólo la última acción del Gobierno de López Obrador que lo ha confrontado con los inversionistas, también destacan los cambios en las reglas de los Certificados de Energías Limpias (CEL) para que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) los obtuviese para sus plantas hidroeléctricas y nucleares.

La suspensión de la cuarta subasta para suministrar electricidad a largo plazo; la cancelación, en marzo, de la construcción de la planta de la cervecería Constellation Brands en Mexicali; además de la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) en Texcoco, cuando aún no asumía la presidencia, han sido los encontronazos más duros con el sector empresarial.

Ante ello, Monreal expreso a Bloomberg que, pese a los recientes ataques que ha mantenido con las grandes empresas para estimular el pago de impuestos atrasados al Servicio de Administración Tributaria (SAT),  al avalar el aumento de precios para las empresas privadas de electricidad, o la negativa de contraer deuda para apoyar a las empresas ante la COVID-19; el Presidente tomará medidas para mejorar el terreno.

Anunció que “podría apostar” que el mandatario mexicano intentará mejorar los lazos con el sector empresarial después de la crisis de la pandemia actual. Además, buscará reforzar una buena relación con quienes ya la sostiene.