Jhosivani Guerrero de la Cruz. Foto: Especial

Jhosivani Guerrero de la Cruz. Foto: Especial

Por Lourdes Chávez

Ciudad de México, 17 de septiembre (SinEmbargo/ElSur).– El Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) explicó a los padres de los 43 normalitas desaparecidos de Ayotzinapa que son muy bajas las probabilidades de que uno de los fragmentos óseos analizados en el Instituto de Medicina Legal de la Universidad de Innsbruck, en Austria, pertenezca al normalista Jhosivani Guerrero de la Cruz.

En consulta telefónica con el diario El Sur, el vocero de los padres, Felipe de la Cruz, recriminó que la Procuradora Arely Gómez González básicamente dio por hecho en la conferencia de prensa de anoche que el fragmento pertenece al normalista desaparecido Jhosivani Guerrero de la Cruz.

“Hay indicios y son muy bajos de que sea de él, nomás que ellos lo están afirmando para tratar de desvirtuar el trabajo de los expertos. Hablan del basurero, pero no dicen que esos restos son de los que aparecen en el río San Juan. Hay muchas inconsistencias que no mencionó la procuradora y que nosotros estamos revisando”, comentó.

Asimismo, denunció que durante la tarde distintos medios en televisión y en internet estuvieron replicando esa información como verdad absoluta, con la intención de desacreditar la investigación del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) enviado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que desechó la versión del basurero de Cocula.

El GIEI confirmó científicamente que en el basurero de Cocula no hubo un incendio al grado de incinerar 43 cuerpos. El fuego necesario para esa acción habría provocado un incendio forestal, y mantener viva la flama habría quemado a los perpetradores sólo por acercarse, debido a la radiación.

Esta mañana se informó que elementos de la Policía Federal detuvieron en Taxco, Guerrero, a Gildardo López Astudillo, también conocido “El Gil”, líder de la organización criminal Guerreros Unidos y uno de los presuntos responsables de la desaparición de los 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa. Fuentes del Gobierno federal dijeron que su testimonio es clave para saber lo que ocurrió la noche del 26 de septiembre del año pasado.

De acuerdo con la Procuraduría Genera de la República (PGR), “El Gil” es quien recibió a los 43 normalistas para posteriormente ordenar su ejecución.

Mientras, Felipe de la Cruz también denunció que había un acuerdo del Gobierno federal con los padres para informar con anticipación de cualquier resultado de la investigación a los familiares, antes de difundirlo a los medios masivos, por el impacto emocional que representa.

Sin embargo, informó que ayer los padres se trasladaron a la Ciudad de México y al llegar les entregaron los análisis técnicos de la Universidad de Innsburck. Después de escuchar en televisión la conferencia de prensa de la Procuradora, a las 8 de la noche, se reunieron con el EAAF para comprender lo que en realidad significa el estudio.

promopgr

De los nuevos resultados, el vocero reconoció que hay más semejanzas en los estudios sobre la identificación de Alexander Mora Venancio, a través de ADN mitocondrial.

En los primeros resultados presentados el 4 de diciembre de 2014, se informó que en un fragmento de hueso en menor estado de descomposición, fue identificado ADN nuclear del normalista Mora Venancio, originario de El Pericón, municipio de Tecoanapa.

Felipe De la Cruz insistió que en el caso de Jhosivani Guerrero sólo se establece una semejanza con un grupo de personas de apellido De la Cruz y, en ese sentido, la Procuradora mencionó a la mamá del normalista, Martina de la Cruz.

Reconoció que la noticia es un impacto fuerte, sobre todo para el señor Margarito Guerrero, papá de Jhosivani, quien recibió la noticia en el Distrito Federal, pero “es un remanso de tranquilidad la opinión del EAAF, de que son muy bajas las probabilidades de que sean de él”, insistió.

Adelantó que hasta que se termine el proceso de análisis mitocondrial de todas las muestras que se envíen a la Universidad Innsbruck, los padres no podrán aceptar los resultados.

La Procuradora anunció en la conferencia de prensa que el 17 de noviembre de 2014, enviaron 17 muestras a Austria para su identificación, que se consideró estaban en mejor estado para su análisis.

En una nueva solicitud, informó que llevarán 63 fragmentos más de la evidencia que recolectaron en el basurero de Cocula como en el río San Juan, para que sean analizados en los laboratorios especializados.

INNSBRUCK USÓ NUEVA TÉCNICA

El Instituto de Medicina Forense de la Universidad de Innsbruck de Austria, institución encargada de realizar las pruebas de ADN a los restos  que la proporcionó la PGR, dijo que gracias a la aplicación de una nueva tecnología conocida como Primer Extensión Captura Masiva Paralelamente de Secuencia (PEC MPS) se facilitó la identificación de material biológico aún cuando los restos se encuentren “severamente dañados”.

El Instituto de Medicina Forense recordó que en noviembre de 2014 recibió 17 muestras con quemaduras las cuales fueron sometidas a estudios con la tecnología convencional de ADN y ahí se constató que uno de los restos óseos correspondía a Alexander Mora.

Ahora con la aplicación del método PEC MPS, dijo la institución, los investigadores fueron capaces de generar perfiles de ADN para nueve de las 16 muestras restantes con lo cual se identificó ADN mitocondrial humanos en dos restos.

“En dos muestras se encontraron ADN mitocondrial humano específico. Una muestra coincidió plenamente con los restos del estudiante identificado anteriormente [Alexander Mora Venancio], y la otra muestra coincidió con el ADN de la familia de otro estudiante mexicano desaparecido. Los dos perfiles de DNA mitocondriales son únicos en las referencias familiares proporcionadas al Instituto. Ninguna otra referencia correspondía a ninguno de los dos estudiantes”, refirió.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE El Sur. Ver ORIGINAL aquí. Prohibida su reproducción