Por medio de una videoconferencia de prensa, Salas Hernández detalló que a lo largo de la emergencia sanitaria han atendido cerca de mil 700 pacientes por coronavirus y neumonías atípicas, de las cuales mil 12 han sido dados de alta y 600 personas han perdido la vida.

Ciudad de México, 17 de diciembre (SinEmbargo).- El director del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER), Jorge Salas Hernández, indicó que este hospital, donde se atienden a algunos de los pacientes de COVID-19 más graves, se encuentra al límite de su capacidad.

“Nos encontramos al 100 por ciento de nuestra ocupación, como lo están otros hospitales, y por eso es esta invitación para trabajar en conjunto para que no se tenga que llegar a esta situación crítica de la enfermedad sino desde casa podamos evitarlo”, indicó el funcionario.

Por medio de una videoconferencia de prensa, Salas Hernández detalló que a lo largo de la emergencia sanitaria han atendido cerca de mil 700 pacientes por coronavirus y neumonías atípicas, de las cuales mil 12 han sido dados de alta y 600 personas han perdido la vida.

Además, destacó que hasta el momento se tienen hospitalizados 170 casos, de los cuales 113 se encuentran intubados. Y por el incremento de las personas internadas se han realizado contrataciones temporales por lo que cuentan con tres mil 486 médicos, enfermeras, camilleros, entre otros en dicho nosocomio.

El director del INER explicó que los ciudadanos deben tener mayor cuidado durante esta etapa invernal debido a que por las bajas temperaturas el sistema inmune es más susceptible a infecciones.

También dijo que durante las fiestas y reuniones la trasmisión de la COVID-19 es mucho mayor.

“Los cuidados empiezan en la casa, si nosotros podemos desde ahí controlar obviamente estamos haciendo un trabajo importante para disminuir la cadena de transmisión”, manifestó.