México

El vínculo más fuerte entre AMLO y Salinas Pliego son los pobres, como clientes y votantes: El País

18/04/2020 - 9:30 pm

Ricardo Salinas Pliego es un amigo del Presidente Andrés Manuel López Obrador. Es beneficiario de gran parte del pastel publicitario del Gobierno federal, así como lo tuvo con Enrique Peña Nieto, con Felipe Calderón Hinojosa o con Vicente Fox. Además, el dueño de la televisora es de los pocos empresarios poderosos de México que han recibido contratos directos del gobierno que se autodenomina “la cuarta transformación”.

Ciudad de México, 18 de abril (SinEmbargo).– Al Presidente Andrés Manuel López Obrador y al multimillonario Ricardo Salinas Pliego los unen los pobres, dice El País hoy. “Ese parece ser el vínculo más fuerte entre el político y el empresario. Ambos tienen el mismo mercado. Los pobres como clientes y como votantes”, dice en un perfil firmado por David Marcial Pérez y Luis Pablo Beauregard.

El diario español titula el texto así: “Ricardo Salinas Pliego, el millonario mexicano que niega la pandemia”. Luego agrega un sumario: “El segundo hombre más rico del país, cercano a López Obrador, insta a sus empleados a seguir acudiendo al trabajo y desde su televisión llama a no hacer caso a las informaciones oficiales”.

El texto vino al caso luego de que el principal noticiero de Televisión Azteca, del multimilonario amigo de todos los presidentes, llamara a no hacerle caso al vocero del Gobierno federal para la pandemia, Hugo López-Gatell.

TV Azteca, de Salinas Pliego, es la segunda cadena con más audiencia en México, sólo detrás de Televisa, y “un canal principalmente consumido por los estratos más populares del país, la misma base de votantes de López Obrador”, detalla El País. 

2019 fue un gran año para Ricardo Salinas Pliego, consejero empresarial del Presidente Andrés Manuel López Obrador, ya que su riqueza aumentó un 29.73 por ciento de 11 mil 100 millones a 14 mil 400 millones de dólares. De 2018 a 2019, creció 56 por ciento.

“La sintonía de Salinas Pliego con López Obrador se remonta varios años atrás, desde que este era jefe de Gobierno de la capital mexicana (2000-2005). La madrugada del 2 de julio de 2018, el empresario fue uno de los escasos invitados al apartamento de López Obrador para celebrar el arrasador triunfo en las presidenciales. Brindaron aquella noche con whisky junto a quienes se convertirían en figuras claves del Gobierno obradorista: Alfonso Romo, jefe de la oficina de la presidencia, y Julio Scherer, el consejero jurídico del presidente”, relatan David Marcial Pérez y Luis Pablo Beauregard.

“Ricardo Salinas tiene dinero, pero tiene dimensión social”. Así defiende López Obrador a Salinas, señala el diario español. “Ambos tienen el mismo mercado. Los pobres como clientes y como votantes. Las críticas al modelo de Salinas son, en todo caso, una constante. Es difícil encontrar la dimensión social de un negocio que aprovecha los agujeros de la bancarización y la informalidad de un país con casi la mitad de su población viviendo bajo el umbral de la pobreza para ofrecer créditos personales muchas veces por encima del 50 por ciento”, agrega.

Salinas Pliego es un amigo del Presidente Andrés Manuel López Obrador. Es beneficiario de gran parte del pastel publicitario del Gobierno federal, así como lo tuvo con Enrique Peña Nieto, con Felipe Calderón Hinojosa o con Vicente Fox. Además, el dueño de la televisora es de los pocos empresarios poderosos de México que han recibido contratos directos del gobierno que se autodenomina “la cuarta transformación”.

Viejos aliados. Foto: Cuartoscuro.

SALINAS CONTRA LAS RESTRICCIONES 

Un día después de que México desacelerara el motor de la vida pública por el inicio de la Fase 2 de la pandemia, Ricardo Salinas Pliego, presidente Televisión Azteca, declaró que frenar la actividad económica provocaría caos en el país. Su discurso estuvo acompañado de acciones. Los miles y miles de empleados de Grupo Salinas no pudieron ir a casa para resguardarse del COVID-19.

Unas semanas después de la negativa discursiva y práctica de Salinas Pliego, el 7 de abril, Hugo López-Gatell Ramírez, Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, llamó al sector privado a realizar las acciones necesarias para evitar que el COVID-19 ganara terreno en México.

“Quedan algunas empresas, de distintos giros, que pareciera aún tienen una perspectiva que no sincroniza con las medidas que llevamos llevando desde hace semanas. Toda la entidad que llame a relajar las medidas, parece que no ha entendido. Es el momento. Cuidamos el momento para no hacer las medidas anticipadamente. Hacemos un llamado a toda persona del sector privado, del sector social, infórmese, infórmese”, indicó el funcionario desde Palacio Nacional.

López-Gatell no dio nombres ni apellidos. Sin embargo, ese mismo día Salinas Pliego se había pronunciado otra vez contra las restricciones para evitar la propagación. “Salvar la economía significa salvar más vidas”, señaló el presidente de Televisión Azteca. Luego sugirió aislar sólo a las personas que están en los grupos de riesgo.

Un par de jornadas después del mensaje de López-Gatell, un empleado de Grupo Salinas aseguró, en una carta publicada en redes sociales, que en el Corporativo Esmeralda, ubicado en Insurgentes, Ciudad de México, ya se había presentado al menos un caso de COVID-19 entre los trabajadores. Una persona que trabaja para Grupo Salinas confirmó a SinEmbargo lo dicho.

Luego circularon videos de empleados de Grupo Salinas comiendo a centímetros de sus compañeros, ignorando la Jornada Nacional de Sana Distancia.

JAVIER ALATORRE 

Anoche, Televisión Azteca llamó mentiroso a Hugo López-Gatell, Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, durante el noticiero que conduce Javier Alatorre Soria, y pidió a los mexicanos dejar de hacerle caso al funcionario encargado de trasmitir la información relacionada a la pandemia.

El Presidente Andrés Manuel López Obrador dijo esta tarde, en un mensaje en vivo desde Palacio Nacional, que el presentador Javier Alatorre, de TV Azteca, se equivocó al convocar a los mexicanos a desobedecer a López-Gatell, quien habla en representación de las autoridades federales.

“Se equivocó mi amigo Javier Alatorre anoche, que llamó a no hacerle caso al doctor Hugo López Gatell. Fue una actitud no bien pensada. Javier es una persona buena. Cometió un error como cometemos errores todos. Hizo uso de su libertad”, dijo el mandatario.

Las palabras de Javier Alatorre Soria provocaron indignación en las redes sociales. Políticos, analistas y civiles se pronunciaron en contra del mensaje.

Una petición para quitarle la concesión a Televisión Azteca reunió en unas horas más de 100 mil firmas en Change.org.