México

Protestan por inseguridad

La Iglesia Católica y ciudadanos marchan contra el aumento de la violencia en Morelos

18/05/2024 - 8:56 pm

El obispo Ramón Castro hizo un llamado a los participantes a castigar con su voto a “los malos gobiernos”.

Ciudad de México, 18 de mayo (SinEmbargo).- Alrededor de 20 mil personas participaron este sábado en la décima marcha por la paz, convocada por la diócesis de Cuernavaca, ante el incremento de violencia en Morelos que amenaza con intervenir en la contienda electoral del próximo 2 de junio.

El obispo de la diócesis de Cuernavaca, Ramón Castro, hizo un llamado a los participantes a castigar con su voto a “los malos gobiernos” porque “no saben, o no quieren o no hacen lo que les corresponde” para garantizar la seguridad, la justicia y la paz la entidad y en el país.

“La democracia sirve también para castigar con el voto a los malos gobiernos. Si no saben, no quieren, o no hacen lo que les corresponde, la ciudadanía tiene ese poder”, manifestó.

Miles de católicos participaron en la décima “Caminata por la Paz”, convocada por Ramon Castro, obispo de la Diócesis de Cuernavaca, para exigir atención a los gobernantes y sociedad ante el estado de violencia que padece la entidad. Foto: Margarito Pérez, Cuartoscuro

En la marcha, que inició alrededor de las 9:00 horas en la iglesia del poblado de Tlaltenango, las personas vestían ropa blanca y llevaban banderines que decían: ¡Yo sí decido y exijo la paz!, luego avanzaron hasta la catedral del centro de Cuernavaca.

En su discurso, el líder religioso habló sobre la inseguridad y la violencia que azota al país. Sobre Morelos y sus municipios, pidió a la població “no equivocarse” y mantener su responsabilidad civil, poder federal y estatal para impedir la crueldad en la calles.

Ramon Castro, también secretario general de la Conferencia del Episcopado Mexicano, declaro que “el crimen organizado está tratando de organizar e influir en las elecciones. Foto: Margarito Pérez, Cuartoscuro

“No nos equivoquemos hermanos, la ciudadanía exige seguridad porque es su derecho; exige seguridad porque la necesita para trabajar; exige seguridad para desarrollar al estado a través de trabajo productivo, y no a través de las dádivas que nos hacen dependientes y no libres”, recalcó el obispo Castro.

Por último, el obispo compartió que la iglesia está comprometida con la paz interior y con la paz exterior, con la paz social y con la paz del mundo, por lo que exhortó a dejar de ver el rencor, el odio, la agresión, los asesinatos, la guerra, en sus múltiples formas, como “una salida a los conflictos; sino que son siempre un laberinto interminable de muerte y dolor”.

en Sinembargo al Aire

Opinión

Opinión en video