De acuerdo con empresarios mineros y la Secretaria de Desarrollo Social de Sinaloa, la intervención de grupos delictivos en el municipio de Concordia, Sinaloa, provocó el cierre de seis empresas dedicadas a la extracción de minerales en esas tres decenas de minas, lo que provocó también el desplazamiento de más de 750 personas.

Por José Abraham Sanz

Sinaloa/Ciudad de México, 18 de septiembre (Noroeste/SinEmbargo).– Por la violencia en Concordia, 30 minas cerraron de manera parcial en el sur de Sinaloa, durante los tres meses recientes.

De acuerdo con empresarios mineros y la Secretaria de Desarrollo Social de Sinaloa, la intervención de grupos delictivos en ese municipio provocó el cierre de seis empresas dedicadas a la extracción de minerales en esas tres decenas de minas, lo que provocó también el desplazamiento de más de 750 personas.

Rosa Elena Millán Bueno, Secretaria de Desarrollo Social, mencionó que existe un censo de al menos 35 familias que ya se trasladaron a la cabecera municipal de Concordia, pero que también se tiene información de otras familias que huyeron a otras zonas.

“Muchas de esas familias se han movido hacia el valle, hacia la zona baja, no tanto por la violencia. Pero hay otras zonas que sí se han movido por la violencia, es multifactorial la movilización de estas familias”, dijo.

“Eran 35 familias de Pánuco, El Coco y comunidades aledañas a la mina, porque eran 200 empleos, la gente se quedó sin nada, bajaron. La mina cerró por problemas de violencia, entonces es daño colateral que también a ellos les suma”.

Millán Bueno aseguró que el desplazamiento forzado de personas en Concordia se mantendrá en tanto las minas no se abran.

Empresarios mineros dijeron a Noroeste que en total son seis empresas que operan en Concordia que cerraron de forma parcial.

Esas seis empresas sostienen entre 30 y 40 minas ubicadas en la zona serrana de Concordia, pero tuvieron que parar extracción por amenazas y agresiones a trabajadores o sus familias.

El paro de labores afectó a alrededor de 750 personas que dependen de la minería, por lo que se prevé que el desplazamiento continúe en los próximos meses.

Cristóbal Castañeda Camarillo, subsecretario de Seguridad Pública en el Estado, reconoció que el cierre de minas se tiene desde enero de este año, con agresiones de parte de un grupo delictivo que se instaló en Concordia que ha provocado asesinatos y quema de casas.

“Se tiene la presencia de grupos delictivos en el área, estamos realizando reconocimientos y esperemos que con base a que tengamos mayores efectivos podamos canalizarlos a lugares donde hay incidencia”, señaló.

Por la incidencia en Concordia, prosiguió el subsecretario, la Secretaría de Seguridad Pública instaló un destacamento de la Policía Estatal y Policía Militar para hacer patrullajes en esas zonas, pero ante la falta de elementos no se ha logrado disminuir la incidencia delictiva.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE Noroeste. Ver ORIGINAL aquí. Prohibida su reproducción.