Las Fichas de Monitoreo y Evaluación 2017-2018 de los Programas y Acciones Federales de Desarrollo Social muestran la forma deficiente de operar de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) y la de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu). 

Ciudad de México, 18 de septiembre (SinEmbargo).- En 2017, la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) y la de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) gastaron más de 21 mil 745 millones de pesos en 24 programas sociales que operaron de forma deficiente.

Lo anterior puede verse en las Fichas de Monitoreo y Evaluación 2017-2018 de los Programas y Acciones Federales de Desarrollo Social, presentadas este martes por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

El Programa de Ordenamiento y Regulación de la Propiedad Rural, de la Sedatu, por ejemplo, “no lleva a cabo la cuantificación de su presupuesto ejercido a nivel estatal y municipal, lo cual no permite observar alcance y las áreas de oportunidad de intervención del Programa, así como, la integración de un histórico del presupuesto otorgado a estos niveles solicitado para el inventario del Coneval”.

En el caso de Sedesol, el Coneval señala que, sólo en 2017, 16 de sus programas (de 18) operaron con problemas de diseño, lo cual provocó que no se pudiera conocer su impacto.

Sedesol erogó más de 13 mil 390 millones de pesos en los programas. Sedatu, por su parte, más de 8 mil 354 millones en ocho programas sociales.

Sedatu es dirigida desde 2015 por Rosario Robles Berlanga. La funcionaria estuvo al frente de Sedesol de 2012 a 2015.

De acuerdo con el diario Reforma, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) detectó que de mil 900 millones de pesos del erario público asignados por la Sedesol y la Sedatu a empresas durante la gestión de Rosario Robles Berlanga, más de 700 millones fueron transferidos en efectivo a diez domicilios.