De acuerdo con el relato de la menor, los hechos ocurrieron alrededor de las 20:00 horas del pasado sábado 17 de agosto, cuando salió de la fiesta de un amigo en el poblado de San Miguel Topilejo para volver a su casa, sin embargo, en el trayecto, la adolescente fue interceptada por dos sujetos, quienes la condujeron hasta una zona deshabitada en dónde presuntamente la violaron.

Ciudad de México, 20 de agosto (SinEmbargo).- Una adolescente de 15 años de edad denunció que el pasado fin de semana fue violada por dos sujetos cuando volvía a su casa después de asistir a la fiesta de cumpleaños de uno de sus amigos en la Alcaldía Tlalpan de la Ciudad de México.

De acuerdo con el relato de la menor, los hechos ocurrieron alrededor de las 20:00 horas del pasado sábado 17 de agosto, cuando salió de la fiesta de su amigo en el poblado de San Miguel Topilejo para volver a su casa, sin embargo, señaló que dos sujetos comenzaron a seguirla.

En el trayecto, la adolescente fue interceptada por ambos agresores, quienes la condujeron hasta una zona deshabitada en donde presuntamente abusaron sexualmente de ella; a pesar de que la joven gritaba pidiendo ayuda, su llamado de auxilio no fue atendido por nadie.

Luego de la agresión, los atacantes huyeron del lugar mientras que la menor se puso de pié y continuó su camino a casa. En su relato, destacó que en ningún momento apareció una patrulla o autoridad que pudiera auxiliarla.

La menor señaló que no denunció lo ocurrido al llegar a su casa por temor a que no le creyeran, sin embargo, su madre se percató que tenía una actitud extraña, por lo que cuestionó a la adolescente, quien confesó lo ocurrido.

De inmediato, la joven fue trasladada al área de pediatría del hospital Manuel Gea González para ser valorada y atendida por médicos, como consta en la Carpeta de Investigación FTL/TLP3/UI2 CD/2914/08-2019, iniciada por la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México por el delito de violación agravada

Mientras la menor era atendida por médicos del nosocomio, también recibió atención por parte de una psicóloga de la Procuraduría capitalina, así como asesoría jurídica por parte de funcionarios de la misma dependencia.

Debido a la poca iluminación que había en el paraje en el que fue atacada, la víctima no logró identificar a los sujetos que abusaron de ella, por lo que no pudo brindar mayor información para su detención; sin embargo, las autoridades realizaron recorridos de vigilancia en la zona en busca de los sospechosos, además de que llevaron a cabo una inspección del lugar en busca de más evidencias.

Hasta el momento, las autoridades de la Ciudad de México no han logrado localizar a los dos sujetos señalados de abusar sexualmente de la menor.

El pasado viernes 16 de agosto, cientos de mujeres se congregaron en las inmediaciones de la Glorieta de los Insurgentes armadas con brillantina rosa y morada, sus pañuelos verdes y mantas para protestar en contra de los abusos sexuales cometidos por policías y para repudiar la violencia en su contra.

“Señor, señora, no sea indiferente, se mata a las mujeres en la cara de la gente”; “van a volver, las balas qué disparaste van a volver, la sangre que derramaste la pagarás, las mujeres que asesinaste no morirán, no morirán”, cantaban las mujeres al unísono.

Las manifestaciones se replicaron en distintas ciudades del país, pues la convocatoria se extendió en al menos 34 ciudades e incluso en Guatemala.