La Grande Liz es el buque más grande jamás construido por la Marina Real británica. Pesa 65 mil toneladas, es de 280 metros de longitud y es capaz de alojar 60 aeronaves y 250 marines reales. La tripulación consta de mil 600 personas y el buque, además, cuenta con un escuadrón de helicópteros equipados con el sistema de radares Crowsnest.

Ciudad de México, 20 de octubre (RT).- La Marina Real británica ha iniciado una investigación interna por la filtración de un video de las cámaras de seguridad del portaviones Queen Elizabeth en el que se ve cómo un piloto de un caza F-35, que bajó de la aeronave a la cubierta, tropieza y se cae boca abajo, informa Daily Star.

Se estima que el video fue grabado durante el ejercicio Westlant, realizado en conjunto con Estados Unidos, cuando el portaviones daba por primera vez la bienvenida a los cazas británicos F-35, y que el casco del piloto es de alta tecnología, elaborado por la empresa Rockwell Collins, y cuesta 250 mil libras esterlinas (325 mil dólares).

La ‘Grande Liz’ es el buque más grande jamás construido por la Marina Real británica. Pesa 65 mil toneladas, es de 280 metros de longitud y es capaz de alojar 60 aeronaves y 250 marines reales. La tripulación consta de  mil 600 personas y el buque, además, cuenta con un escuadrón de helicópteros equipados con el sistema de radares Crowsnest.

Usuarios de redes sociales se preocuparon por el estado del piloto tras la caída, mientras algunos reaccionaron con humor al video filtrado. Hubo quienes manifestaron preocupaciones por la integridad del costoso casco y los que destacaron “un aterrizaje perfecto”. “Top Gun, estilo británico”, escribió uno de los usuarios.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE RT. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.