Karla Quintana Osuna, titular de la Comisión Nacional de Búsqueda (CNBP), señaló en entrevista con SinEmbargo que de la última cifra oficial sobre personas desaparecidas –que ascendía a las 40 mil – al día de hoy “hay un 30 por ciento más”. Agregó que se han dado pasos importantes en la institución, sin embargo, destaca que aún quedan muchos retos, el principal: regresar a los desaparecidos a su casa.

“Los retos son muchos, es una crisis grave de derechos humanos y esta institución tiene que irse fortaleciendo para todas las familias y para poderlos regresar a casa –a los desaparecidos–, recordando que el principio número uno es la búsqueda en vida, y si es sin vida, pues regresarlos de forma digna a sus familias”, destacó.

Ciudad de México, 20 de diciembre (SinEmbargo).- La cifra de personas desaparecidas en México aumentó al menos un 30 por ciento, señaló Karla Quintana Osuna, titular de la Comisión Nacional de Búsqueda (CNB), en entrevista con SinEmbargo.

Por lo que, –de acuerdo al cálculo realizado con base a la última cifra oficial de 40 mil desaparecidos y estimaciones dadas por los funcionarios, de un crecimiento de 30 por ciento–, el número de personas desaparecidas ascendería al menos a 52 mil; sin embargo, las cifras oficiales se revelarán en los siguientes días.

“La desaparición en México es claramente una crisis de graves violaciones a los derechos humanos, […]los números que tenemos, ponen a México en uno de los países que tiene mayor número de personas desaparecidas”, señaló la comisionada.

Además, se estima que en el territorio nacional existen al menos unas 3 mil 600 fosas clandestinas, de acuerdo a datos proporcionados. Lo anterior, si se toma en cuenta que la titular de la CNBP recordó que, de acuerdo a los últimos datos proporcionados en agosto pasado, eran cerca de 3 mil fosas clandestinas con cerca de 5 mil cuerpos, desde 2006 a agosto. Y que, de diciembre de 2008 a la fecha se registraron al menos otras 594 fosas.

“Es un dato abrumador, terrorífico, el país es una fosa”, dijo.

Quintana Osuna aclaró que son las fiscalías estatales a quienes les tocará determinar la antigüedad de esas fosas, los cuerpos y los retos humanos que se encuentren en esos lugares de inhumación clandestina.

“Hablar de una fosa, además de lo dramático y tétrico, también es el hecho de que encontrar una fosa no se equipara a un cuerpo, sino que puede haber más. Pero sin duda, el determinar el número aproximado de fosas si nos da una idea del horror”, agregó.

La cifra de personas desaparecidas oficial en México ascendería a los 52 mil desaparecidos. Foto: Crisanto Rodríguez, SinEmbargo

La funcionaria destacó que en diez meses al frente de la CNB, uno retos y avances más importantes, ha sido la creación y la construcción de la institución.

“Qué esta Comisión sirva para lo que fue creada y pensada. Creo que ese sería el parteaguas y la misión principal. Y eso no se construye de otra forma más que trabajando, y con el tiempo que llevamos creo que hemos dado pasos firmes”, dijo.

La creación de un nuevo reporte de personas desaparecidas, un registro de fosas, la elaboración –en proceso– del Programa Nacional de Búsqueda, y lograr el acuerdo para la creación del Mecanismo Forense Extraordinario son algunos de los puntos que la funcionaria apunta como logros o avances en su gestión.

También resaltó que han logrado avanzar en la instalación de las comisiones locales de búsqueda, pues de diez que había en marzo –cuando se reinstaló el Sistema Nacional de Búsqueda– hoy 29 de los 32 estados de la república ya cuentan con dichas instituciones.

“Creo que eso ha sido un paso importante, ahora toca fortalecerlas”.

Las entidades federativas que aún no cuentan con comisión local de búsqueda son Aguascalientes, Guanajuato y Yucatán. De las 29 instaladas, explicó, en seis aún no se ha definido la titularidad por lo que tienen encargados interinos.

Campeche, Oaxaca, Quintana Roo, tienen encargada despacho; en tanto que Chiapas y Veracruz están en proceso de nombramiento de comisionado o comisionada.

Quintana Osuna recordó que, al llegar a la CNBP, la institución existía en el papel, pero no existía en la práctica por varias razones, principalmente porque no había voluntad política […]En términos muy generales, la CNBP de facto no existía para lo que fue pensado”, comentó.

Y añadió: “Por otro lado, implementamos un nuevo sistema de reporte de personas desaparecidas que atiende a lo que dice la ley, que no sólo las personas que han sido denunciadas como desaparecidas, estén este incluidas en el registro de personas desaparecidas sino también toda aquella sin denuncia. Esto responde a la realidad en México, que sabemos que mucha gente no denuncia porque tiene miedo a denunciar. Recordemos que nosotros no somos investigadores, somos buscadores y como buscadores lo que necesitamos saber no solo es a cuántas personas buscamos. No se trata de un número solamente, sino más allá: de historias, de familias detrás, de tener la mayor información posible, y tener mayores elementos para encontrarles”, agregó.

DOBLAR RECURSO PARA BÚSQUEDA

La comisionada también detalló que los subsidios para las comisiones locales de búsqueda en las entidades del país se duplicarán para el siguiente año, quienes recibirán en total alrededor de 400 millones de pesos.

El Presupuesto para la CNBP en 2020 oscilará entre los 700 millones de pesos, de los cuales, más 400 millones de pesos serán destinados a subsidios para las comisiones locales de búsqueda.

“En 2019 fueron alrededor de 200 millones de pesos, así que para el 2020 casi se duplicará el monto destinado a los subsidios. Es de las instituciones que se vieron fortalecidas con el presupuesto este año”, comentó la funcionaria.

Explicó que los subsidios a comisiones locales están etiquetados exclusivamente para acciones de búsqueda, “no pueden ser utilizados por las comisiones para cuestiones administrativas”. También aclaró que por acciones de búsqueda se refieren actos diversos, “tenemos un sector muy amplio: existen búsquedas en campo, búsqueda en bases de datos, forenses, jurídicas, hay muchos tipos de búsqueda”.

El resto de los recursos, 300 millones de pesos, serán para la operatividad de la CNB, que en este año espera aumentar su plantilla, – de 43 personas– con aproximadamente 40 plazas más.

“El país es una fosa”, reconoce la titular de la CNBP, Karla Quintana.
Foto: Crisanto Rodríguez, SinEmbargo

MECANISMO EXTRAORDINARIO

El pasado 5 de diciembre se aprobó el acuerdo para la creación del Mecanismo Extraordinario de Identificación Forense, que será el encargado de atender el rezago de al menos 37 mil restos y/o cuerpos que hay sin identificar en el país.

La funcionaria reconoció que el Mecanismo Extraordinario Forense fue un reclamo de las familias por muchos años, “sabiendo que los sistemas forenses no son suficientes y no han resultado suficientes para atender la crisis forense. Aquí también quiero añadir que, dentro de los logros en estos diez meses, es que por primera vez se hizo un diagnóstico nacional forense en conjunto con otras autoridades”.

 

El 4 de diciembre se logró el consenso, que fue presentado ante el Sistema Nacional de Búsqueda, y al día siguiente fue aprobado.

De acuerdo con dicho diagnóstico, además de los 37 mil cuerpos sin identificar, en los servicios médicos forenses o institutos forenses, se contaba con espacio para 5 mil cuerpos, y en ese momento había cerca de 8 mil.

El pasado 30 de agosto, el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, ordenó la creación del Mecanismo Forense Extraordinario y a partir de entonces la CNBP tuvo reuniones periódicas con familias de las personas desaparecidas, y también se sostuvo una audiencia ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos sobre el tema.

Para la elaboración del acuerdo, platicó Quintana Osuna, se realizaron múltiples reuniones de diferentes instituciones del estado, familias de personas desaparecidas, la conferencia de procuración de justicia, la CNDH, y CRC. “fue un esfuerzo de diálogo importante, de las diferentes instituciones con familias y sociedad civil para poder llegar a un acuerdo”.

El Mecanismo Forense Extraordinario estará conformado por un grupo coordinador que estará compuesto por expertos nacionales e internacionales, mismos que serán propuestos por las diferentes partes, es decir, instituciones y familiares.

La comisionada comentó que este grupo coordinador tomará las decisiones de intervención, es decir, que determinarán qué grupo o grupos de expertos podrán intervenir en materia forense en el país, en coordinación con las fiscalías estatales.

“Va a depender de una unidad administrativa dentro de Gobierno de federal, probablemente dentro de la Secretaría de Gobernación. Pero en esto quiero ser clara, el Mecanismo no es que dependan de una autoridad, ellos tomarán las decisiones como mecanismo, pero administrativamente para temas de operación tendrán que estar adscritos dentro de una unidad administrativa del Gobierno federal”, expuso.

Se estima que en el territorio nacional existen al menos unas 3 mil 600 fosas clandestinas, de acuerdo a datos proporcionados. De acuerdo a los últimos datos proporcionados en agosto pasado, eran cerca de 3 mil fosas clandestinas. Y, de diciembre de 2008 a la fecha se registraron al menos otras 594 fosas. Foto: Crisanto Rodríguez, SinEmbargo

RETOS

La titular de la Comisión destacó que, aunque hay logros, aún quedan varios retos por delante para la institución, entre ellos, lograr una coordinación efectiva entre todas las instancias que involucra la búsqueda de desaparecidos.

“Hacer que todas las instituciones pongan en el centro de atención esta prioridad nacional, que es tomar las medidas para encontrarlos. Entonces creo que en diez meses el balance es positivo, evidentemente falta, los retos son muchos, falta seguir fortalecimiento a las instituciones”, indicó.

La funcionaria insistió en que uno de los objetivos principales es avanzar en la construcción de la CNBP como una institución de confianza.

“No es suficiente que exista una institución, sino que esa institución tenga muy clara la razón para la cual fue creada y la misión que tiene, y creo que eso es hacía donde estamos caminando. Los retos son muchos, es una crisis grave de derechos humanos y esta institución tiene que irse fortaleciendo para todas las familias y para poderlos regresar a casa –a los desaparecidos–, recordando que el principio número uno es la búsqueda en vida, y si es sin vida, pues regresarlos de forma digna a sus familias”, puntualizó.