MetaDatos | El pasado miércoles 12 de junio, el Presidente Andrés Manuel López Obrador alcanzó un millón de suscriptores en su canal oficial de YouTube. La cifra resulta histórica en México debido a que los dos presidentes anteriores emplearon la misma plataforma sin una repercusión real en la comunicación social del Estado mexicano. Las diferencias entre el actual Gobierno y las de Enrique Peña Nieto y Felipe Calderón en cuanto al empleo de este canal son contundentes no sólo en las cifras, también en la manera en que las usaron.

Ciudad de México, 21 de junio (SinEmbargo).– El canal oficial de YouTube del Presidente Andrés Manuel López Obrador presentó una escalada en seguidores a partir de que este viernes recibió el “Botón de Oro”, distintivo que esta plataforma entrega a los usuarios que alcanzan un millón de seguidores.

De acuerdo con el portal Social Blade, las cifras de interacciones que genera el canal del Presidente se han revolucionado desde el martes pasado en que llegó al millón de suscriptores. Sólo este viernes, el canal oficial de AMLO consiguió a las 15:00 horas8 mil 724 suscriptores, pero a las 18:40 –luego de conocerse la noticia de que YouTube lo premió– ya tenía 28 mil 779, con lo que rompió su propio récord diario, pues en promedio no rebasaba los 3 mil suscriptores cada día.

Las proyecciones de crecimiento de Social Blade apuntan a que en 2024 las cifras de AMLO en YouTube alcanzarían los 6 millones 375 mil suscriptores, aunque para esto López Obrador tendría que mantener el mismo interés en sus famosas Mañaneras durante los próximos seis años.

Este objetivo, no resulta tan sencillo para López Obrador, aunque ya ha alcanzado cifras récord entre los últimos tres presidentes de México, pues según las métricas que presenta su canal al corte de esta nota, las cifras que ha obtenido en cuanto al número de reproducciones  de sus videos no son tan positivas como pareciera.

De acuerdo Social Blade, el número de reproducciones en el canal de Presidente ha decaído entre los meses de diciembre del 2018, en que registró 20 millones, 210 mil vistas, y el mes de abril en que alcanzó 9 millones 250 mil. Sin embargo, esta cifra aun es superior a las vistas que alcanzó en el mejor momento del periodo de campaña, que corresponde al mayo del 2018 en que el canal obtuvo poco más de 7 millones de vistas.

Fuente: elaboración propia con información de Social Blade

Fuente: elaboración propia con información de Social Blade

QUIÉN ES SU PÚBLICO

De acuerdo con el estudio The Global State of Digital in 2019 –creado por Hootsuite y We Are Social–, la plataforma de YouTube es la más usada entre países de habla hispana. El mismo estudio refiere que en México más del 90 por ciento de los usuarios de redes sociodigitales utilizan YouTube, cifra superior a los usuarios que tiene Facebook en este país.

YouTube también atrae a las generaciones jóvenes. Según el informe, esta plataforma es utilizada por el 59 por ciento de los jóvenes cuyo rango de edad se encuentra entre los 16 y 24 años. Lo que indica que López Obrador ha encontrado en YouTube una vía para acercarse a las nuevas generaciones con un impacto mayor al que sus predecesores obtuvieron con otras estrategias. Es el caso de Enrique Peña Nieto quien intentó acercarse a este sector a través de Instagram sin obtener el mismo impacto.

CAMBIO DE COMUNICACIÓN

En los primeros seis meses de Gobierno, López Obrador ha cambiado de manera contundente la estructura de comunicación social del Gobierno federal al centralizara en YouTube. Sin embargo, no es el primer Mandatario mexicano interesado por ganarse a la audiencia de esta plataforma.

En el año 2006, se inauguró el canal que el ex Presidente Enrique Peña Nieto empleó durante su sexenio. Aunque, el canal en realidad fue creado durante el sexenio del ex Presidente Felipe Calderón Hinojosa. Sin embargo, no logró generar en 12 años un impacto similar al que ha obtenido el de López Obrador en sus últimos seis meses. Al concluir el 2018, canal acumuló 80 millones 865 mil 933 reproducciones, en tanto que el de López Obrador ya suma más de 12o millones de reproducciones.

Aun cuando los últimos tres presidentes de México han hecho uso de YouTube, la manera en como han aprovechado este canal difiere entre López Obrador y sus predecesores, en este sentido destaca su apuesta por una comunicación de ida y vuelta, característica de los nuevos canales de comunicación, pero que había sido bloqueada en los dos sexenios anteriores, sobre todo por el bloqueo de comentarios en los videos, posiblemente por la frecuencia con la que estos eran de carácter negativo.

El empleo de YouTube en los dos sexenios anteriores se mantuvo en un plano secundario: no sólo era menor el volumen de contenidos, también las cifras que alcanzaron. Al corte de esta nota, tanto las cifras de Peña Nieto, como las de Felipe Calderón permanecen ocultas en sus canales oficiales, entre éstas el número de suscriptores que presentan.

En los dos últimos sexenios la interacción de usuarios con los presidentes mexicanos era limitada. En la imagen se observa en la parte superior el canal oficial del ex Presidente Felipe Calderón, que no muestra suscriptores, y en la parte inferior la del ex Presidente Enrique Peña Nieto, donde se observa que sus videos permanecieron sin comentarios debido a un posible bloqueo. Fotos: YouTube