Emma Coronel Aispuro fue una de las protagonistas durante el juicio contra Joaquín “El Chapo” Guzmán. En ese entonces, fue vinculada a actividades ilícitas, una situación que ella negó. Tras la condena que recibió el capo mexicano, la ex reina de belleza adquirió una cierta fama en las redes sociales a causa de sus publicaciones y su tipo de vida. Ahora, ella enfrenta a la justicia estadounidense que la acusa de participar en el narcotráfico internacional.

Ciudad de México, 22 de febrero (SinEmbargo).- Emma Coronel Aispuro conoció a Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera en 2006, en un rancho localizado en Durango, estado que junto a Chihuahua y Sinaloa, de donde es el capo mexicano, forman parte del llamado Triángulo Dorado, una zona que los cárteles del narcotráfico aprovechan para cultivar sus plantíos de drogas. En ese entonces ella tenía 17 años y Guzmán Loera cargaba ya con 49 años, muchos de ellos involucrado en el tráfico de drogas, una situación que ahora lo tiene purgando una cadena perpetua más 30 años adicionales en Estados Unidos.

Un año después de ese encuentro ambos se casaron. Ella era reconocida por haber ganado un título de belleza regional. Él por ser una de los liderazgos más visibles del Cártel de Sinaloa, pero sobre todo por haberse fugado del Penal de Puente Grande en 2001, un escape que volvería a replicar años después, en 2015, de otro penal de máxima seguridad, en esa ocasión el Altiplano. Desde que ambos estableciera una relación formal, ésta se volvería objeto de interés público al grado de acaparar portadas de diarios y notas periodísticas.

EMMA-CORONEL-INSTAGRAM-2

Su cuenta (therealemmacoronel) tiene al menos 474 mil seguidores y sus publicaciones tienen miles de “me gusta”. Foto: Instagram.

“Como cualquier persona normal tengo vida normal, salgo, me divierto, por que yo no veo que eso tenga algo de malo, no sé por qué de repente hacen mucho escándalo porque estoy en tal lugar, que hiciste esto, soy una persona normal, salgo fiestas normales, me divierto con mis amigas, toda la vida lo he hecho”, relató la propia Coronel en diciembre de 2018 a las cámaras de Telemundo, cuando adquirió protagonismo durante el juicio que enfrentó Joaquín Guzmán Loera en Nueva York.

Emma Coronel acompañó durante el juicio al capo mexicano siempre desde la segunda fila, con un semblante serio, según describen las crónicas periodísticas. Desde su lugar, atestiguó las acusaciones en contra de “El Chapo”, desde las acusaciones que lo involucraban en el asesinato a sangre fría de tres personas, hasta las declaraciones de sus antiguos socios que lo involucraban en el tráfico de drogas a Estados Unidos. Ahora ella misma se encuentra detenida y en miras de enfrentar a esa misma justicia.

LAS ACUSACIONES EN EL JUICIO DE “EL CHAPO”

La misma Emma Coronel ya había sido involucrada durante el juicio de Guzmán Loera en actividades del narcotráfico como cuando el 9 de enero un agente de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) presentó al jurado mensajes de texto que sugerían que ella estuvo al tanto y también colaboraba de cierta manera en las actividades delictivas de su marido.

Esta situación volvió a tratarse en el juicio cuando Dámaso López Núñez, “El Licenciado”, quien llegó a ser un hombre de todas las confianzas del “Chapo” aseguró que ella había coordinado la infame fuga del capo de 2015, en la que evadió la justicia por un túnel construido debajo de su celda de máxima seguridad. En esa ocasión se señaló a Coronel de haberse reunido varias veces, entre 2014 y 2015, con Dámaso y los hijos de Guzmán: Iván, Alfredo, Joaquín y Ovidio para hablar cómo avanzaba el plan de fuga.

Un mes antes de que estas acusaciones vieran la luz, Emma Coronel declaró a Telemundo que el juicio era “cansado”, “pesado” e “incómodo”, aunque evitó hablar en distintas ocasiones sobre los señalamientos en contra del capo mexicano. “Prefiero no contestar esas preguntas”, era la frase con la que respondía a las interrogantes sobre el pasado criminal de su pareja.

No obstante, los vínculos que se establecieron durante el juicio ahora han alcanzado a Coronel. El Departamento de Justicia de Estados Unidos la acusa de participar en una conspiración para distribuir cocaína, metanfetamina, heroína y marihuana para su importación a este país. La misma información refiere que Coronel Aispuro conspiró con otros para la fuga de 2015. Además se le involucró en la planificación de otra fuga de prisión antes de la extradición de su esposo a la Unión Americana en enero de 2017.

DE REINA DE BELLEZA A CASARSE CON EL CHAPO

“Yo no conozco a mi esposo como la persona que tratan de enseñar quienes declaran en su contra (…) Más bien, lo admiro por ser la persona que conocí y con la que me casé”, dijo Coronel al New York Times en una de varias entrevistas publicadas en enero de 2019. En esa ocasión recordó que conoció a Guzmán en un rancho de Durango y que desde el primer día comenzó “una bonita amistad”.

Después, relató a este medio estadounidense, “con el paso de los meses, nos hicimos novios (…) cuando cumplí los 18 años nos casamos en una ceremonia muy sencilla con familia y solo amigos cercanos”.

El ser pareja de quien fuera uno de los hombres más buscados en México y Estados Unidos ha llevado a cuestionar el patrimonio de Coronel, el cual ahora está bajo la mira de la justicia estadounidense.

No obstante, en diciembre de 2018 Coronel asegura a Telemundo no tener dinero ilícito, y obtener ingresos de actividades relacionadas con la agricultura. “Tengo tierras de riego, cosas así de las que prefiero no hablar. Mira, no tengo nada ilícito, yo sé que a estas alturas el Gobierno se ha encargado de checar si he hecho algo ilícito, si tengo cuentas ilícitas, o cosas así, yo sé que hasta alturas saben perfectamente que no, no estaría aquí sentada con tanta presión, estoy segura que ya han visto todo, estoy transparente, han visto todo de mi vida, entonces estoy tranquila, todo lo he hecho muy bien”, expresó en esa ocasión.

UNA VIDA DE LUJOS

La vida personal de Emma Coronel, de 31 años, ha quedado expuesta a través de revistas, periódicos, programas de radio, de televisión y recientemente en la red social Instagram.

Con apenas cinco fotos, su cuenta (therealemmacoronel) tiene al menos 474 mil seguidores y sus publicaciones tienen miles de “me gusta”, por lo que Coronel es considerada por algunos como una influencer al promocionar en sus stories a marcas que le obsequian artículos.

EMMA-CORONEL-INSTAGRAM-3

Coronel es considerada por algunos como una influencer al promocionar en sus stories a marcas que le obsequian artículos. Foto: Instagram.

Ropa, zapatos, comida y cosméticos, son algunas de las fotografías que se pueden encontrar en su cuenta. La última vez que Coronel Aispuro usó esta red social fue el 21 de diciembre de 2020, día en el que posó con un vestido de novia del diseñador Benito Santos, quien ha vestido a la exprimera Dama Angélica Rivera y la exmiss Universo Ximena Navarrete.

“Campaña Novia 2021. Lumaran Salón”, escribió Coronel junto con las personas que participaron en la realización de las fotos que forman parte de una iniciativa publicitaria. La publicación de Instagram tuvo 37 mil 300 “me gusta”.

Lumaran Salón es una estética ubicada en Culiacán, Sinaloa.

EMMA-CORONEL-INSTAGRAM-1

La última vez que Coronel Aispuro usó esta red social fue el 21 de diciembre de 2020, día en el que posó con un vestido de novia del diseñador Benito Santos. Foto: Instagram.

Además de su cuenta oficial (therealemmacoronel), en Instagram hay otras que también comparten fotografías de la esposa de “El Chapo”, como es el caso de (@emmacoronela), que cuenta con 254 mil seguidores y 60 publicaciones.

En esa cuenta han publicado videos y fotografías de ella con sus niñas. La mayoría de las imágenes tienen una marca de agua. Algunas son acercamientos, ella con las hijas que procreó con “El Chapo”, uno o dos selfies.

EMMA-CORONEL-INSTAGRAM-4

Ropa, zapatos, comida y cosméticos, son algunas de las fotografías que se pueden encontrar en su cuenta. Foto: Instagram.