El hombre quedó gravemente herido por lo que compañeros de viajes y vecinos del lugar, posteriormente perdió la vida.

Veracruz, 22 de marzo (Plumas Libres).- Luego de que el tren le cercenara las piernas, un centroamericano murió desangrado al no recibir atención médica, esto en la comunidad del Mezquite en el municipio de Acultzingo.

De acuerdo con los reportes, fue la tarde de este sábado, cuando el hombre de origen centroamericano subió al tren en la colonia Modelo junto con otros para buscar llegar a Lechería y de ahí abordar otra máquina y seguir con rumbo al sueño americano, sin embargo al vencerle el cansancio cayo a las vías del ferrocarril.

Al amputarle las piernas, el hombre quedó gravemente herido por lo que compañeros de viajes y vecinos del lugar, solicitaron el apoyo de cuerpos de rescate para la zona de Las Pera en la comunidad de El Mezquite, la unidad nunca llegó y debido a la gran pérdida de sangre murió horas después.

Fue hasta este domingo que grupos de rescate acudieron a la zona para dar atención a esta persona, pero ya había perdido la vida por desangramiento, por lo que arribaron las autoridades de Servicios Periciales para realizar las diligencias correspondientes, mientras el trasladado al Servicio Médico Forense de Orizaba para la necrocirugía de ley y en espera que alguien lo identifique y lo reclamen para darle sepultura.

LA PANDEMIA Y LOS MIGRANTES

La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) y defensores en las fronteras del sur y norte exigen al Gobierno de México medidas sanitarias para los miles de migrantes que se encuentran hacinados con condiciones insalubres en los centros o albergues donde esperan su situación migratoria, lo cual los expone más a contraer el COVID-19.

Este viernes el Canciller Marcelo Ebrard Casaubón informó que México recibirá a los migrantes, solo si son centroamericanos y mexicanos, que Estados Unidos decida regresar de inmediato a sus fronteras al rechazar su solicitud de asilo debido a la pandemia. A la frontera, documentó, llegan a diario unos mil 250, de los cuales alrededor de mil 100 son mexicanos y el resto centroamericanos o de otros países del Caribe o África.

“Es una crisis mundial, pero los migrantes son vulnerables. Nosotros tenemos opciones de cuidado y prevención, ellos no tienen ese privilegio y pueden contraer el virus. Dentro de las cárceles migratorias es casi imposible que puedan mantener ese distanciamiento social que está recomendando el Gobierno mexicano”, dijo Rubén Figueroa, coordinador sur-sureste de Movimiento Migrante Mesoamericano.

-Con Información de Dulce Olvera

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE PLUMAS LIBRES. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.